null: nullpx
Convención Republicana

El sheriff Arpaio dejó servida la escena para el discurso más antiinmigrante de Donald Trump

Es el sheriff más duro con los inmigrantes indocumentados, y las controversias que rodean su administración se relacionan con acusaciones constantes de racismo.
22 Jul 2016 – 9:21 PM EDT

Un día después de que un juez federal lo sancionara por un caso de discriminación racial, el sheriff del condado de Maricopa, Arizona Joe Arpaio, ofreció el segundo discurso de la noche final de la Convención Nacional Republicana. El principal tema de su intervención: inmigración.

"Estamos más preocupados por los derechos de inmigrantes ilegales y criminales que por los de nuestros propios ciudadanos", dijo el alguacil de 84 años que se convirtió en una figura reconocida tras desafiar públicamente la autenticidad del certificado de nacimiento de Barack Obama.

Pero sobre todo es famoso por su mano dura con los inmigrantes indocumentados, y las múltiples controversias que envuelven su administración.

Arpaio ha sido acusado de abuso de poder, malversación de fondos, falta de investigación de delitos sexuales, de remoción inadecuada de casos, violaciones de las reglas electorales, y de hacer cumplir las leyes de inmigración bajo procedimientos ilegales, entre otras cosas.

Las constantes demandas por usar perfiles raciales, es decir, detener a personas por su raza, llevaron una corte federal a asignar un juez que supervisara las operaciones de su oficina.

"Ley y orden" una consigna que Arpaio no cumple

"Una nación sin muros, no es una nación", espetó el sheriff acentuando sus palabras con manotazos.

"Donald Trump va a construir el muro", espetó, mientras la audiencia repetía la frase que ha consagrado la retórica antiinmigrante de Trump: "¡Construyan el muro, construyan el muro!", cantaban.

"Tenemos terroristas que vienen a través de nuestra frontera, infiltrándose en nuestras comunidades y causando una destrucción masiva y caos", dijo Arpaio. "Donald Trump construirá el muro y restaurará la ley y el orden, mantendrá las drogas y los inmigrantes ilegales fuera de nuestro país", añadió.

Justo un día antes de su discurso en Cleveland, un juez federal ordenó reformas radicales sobre la división de asuntos internos del sheriff, debido a las acusaciones de racismo.

El sheriff y varios de sus principales colaboradores han admitido que violaron la orden judicial que restringía su facultades de mando dentro de su agencia, pero Arpaio ha dicho que no lo hizo intencionalmente.

Sus abogados han negado ferozmente todas las denuncias de discriminación racial, de acuerdo con el diario Arizona Republic.

La línea dura de Ampaio refleja su éxito con Trump

La fuerza política del sheriff ha ido disminuyendo gradualmente durante los últimos cuatro ciclos electorales. Pero su base de seguidores devotos y su impresionante recaudación de fondos le han ayudado lograr algunas victorias.

Arpaio ha sido un partidario entusiasta de Donald Trump y una presencia constante en su campaña.

"He estado haciendo campaña para él (Trump) cada vez que podía y al tipo le gusta lo que hago...Es un placer poderle hablar al pueblo esta noche para reafirmar una vez más mi apoyo para él."

Según el alguacil, el caso judicial en su contra no ha afectado su posición con Trump.

Como sheriff, Arpaio creó en 1993 una "ciudad de las carpas", es decir, una cárcel a la intemperie que sirve como una extensión a la cárcel del condado de Maricopa, en la que alberga muchos inmigrantes indocumentados. En una ocasión, Arpaio bromeó sobre el complejo llamándolo "campo de concentración".

Amnistía Internacional y otras organizaciones de derechos humanos han condenado el centro como inhumano.

Lea también:

Más contenido de tu interés