null: nullpx
Convención Demócrata

Hillary Clinton elige a Tim Kaine como su candidato para vicepresidente

Kaine se mantenía como el favorito de la virtual candidata. Según analistas sería el más idóneo para ganarse los votos del electorado blanco masculino.
23 Jul 2016 – 8:12 PM EDT

La virtual candidata demócrata a la presidencia de EEUU, Hillary Clinton, anunció a sus seguidores vía Twitter que su candidato a vicepresidente es el senador por Virginia Tim Kaine.

El senador reaccionó al anuncio de Clinton por esta misma vía, primero en inglés y luego publicó un mensaje en español, en un claro gesto de su cercanía con la comunidad hispana.


Kaine se mantenía como el favorito de la exsenadora y es -según expertos- el más idóneo para ganarse los votos del electorado blanco masculino. Aunque, a sus 58 años, él mismo se pregunta si tiene el carisma necesario.

En efecto, en junio en una entrevista con NBC, el senador por Virginia se calificó a sí mismo de "aburrido".

A pesar de ello, Kaine tiene una larga trayectoria política. Empezó como miembro del concejo y luego alcalde de la ciudad de Richmond, antes de ser elegido gobernador de Virginia de 2006 a 2010. Tras titularse en la Universidad de Harvard, este abogado de derechos civiles también pasó un año trabajando con misioneros jesuitas en Honduras.

Aunque algunos en la comunidad hispana esperaban que Clinton escogiera un compañero de fórmula de origen latino, como el secretario del Trabajo, Tom Pérez, o el de Vivienda, Julián Castro, la selección de Kaine puede resultar satisfactoria.

No sólo porque Kaine habla español, aprendido en sus años en América Central, sino por las iniciativas políticas que tuvo tanto como gobernador de Virginia como desde su escaño en el Senado.

Conexión hispana

Muchos recuerdan un gesto en particular, cuando en junio de 2013, en medio del debate sobre la reforma migratoria que se hacía en aquellos años, Kaine ofreció el primer discurso en español que se escuchó en el Senado.

Al tomar su turno dijo: "Es apropiado que por unos minutos explique el proyecto de ley en español, un idioma que se ha hablado en este país desde que misioneros españoles fundaron San Agustín, Florida, en 1565. Casi 40 millones de estadounidenses hablan español, y ellos tienen mucho en juego en este debate".

Pese a la conexión hispana de Kaine, haber puesto un apellido en español en la fórmula podía haber sido riesgoso, dado el polarizado ambiente nacionalista que ha ido poniendo en la campaña el candidato republicano Donald Trump.

Un hispano o un negro como compañero de Clinton bien podría activar el voto en esas comunidades, pero podría dar armas al arsenal retórico del magnate, quien moviliza el desencanto del votante más tradicional, blanco, que resiente los cambios que ha sufrido el país, especialmente desde el punto de vista demográfico.

Lea también:

Más contenido de tu interés