null: nullpx
Convención Demócrata

El tercer día de la Convención Demócrata: qué pasa y quién habla

Tras dos días agitados, se espera que este miércoles se torne moderado y más optimista. Los principales discursos de la jornada serán los de Barack Obama y Tim Kaine.
27 Jul 2016 – 8:00 PM EDT

Al ser proclamada oficialmente candidata, Hillary Clinton espera este miércoles un día más tranquilo de celebración de su campaña.

La ayudan dos de las personas más populares ahora en el Partido Demócrata: el presidente Barack Obama y el candidato a vicepresidente Tim Kaine. Pero todavía puede despertar alguna queja entre los partidarios de Bernie Sanders por la presencia del empresario y exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, el invitado estrella de última hora.

La sesión empieza sobre las 4:30 pm, pero se espera menos alboroto en el arranque.

La tradición en las convenciones es que los dos primeros días sean más agitados y que tanto miércoles como jueves el mensaje se centre, se modere y se haga más positivo con los discursos de los candidatos a presidente y vicepresidente, que suelen ser respetados hasta por los más críticos.

Michael Bloomberg

Uno de los platos fuertes para los moderados. El dueño del imperio de información financiera que fue demócrata, se presentó como republicano a sus primeras elecciones a la alcaldía de Nueva York y ahora es independiente.

Hace cuatro años apoyó al presidente Barack Obama en un artículo y este año estuvo valorando aspirar a la Casa Blanca con un tercer partido porque Clinton le parecía una candidata "floja", pero decidió no presentarse por miedo a que la fragmentación del voto hiciera a Donald Trump presidente.

Está de acuerdo con los demócratas en asuntos como el cambio climático, la inmigración o el matrimonio gay. Ha fundado una organización para luchar a favor del control de armas. Pero su respaldo a Wall Street y sus guerras con los sindicatos en Nueva York provocan el rechazo del ala más izquierda de los demócratas.

Sólo ha hablado en una convención: la de George W. Bush de 2004, que se celebró en Nueva York cuando él era el alcalde.

Lo que le ha movido a acudir a esta reunión demócrata ha sido su oposición a Trump. La campaña de Clinton espera que el mensaje resuene entre los republicanos moderados y entre quienes admiran al empresario.

Jesse Jackson

El reverendo y candidato presidencial en los 80 representa una generación muy combativa de políticos afroamericanos. Jackson, de 74 años, siempre fue muy cercano a los Clinton y le costó pedir el voto para Obama en 2008. Al final lo hizo, aunque el joven senador venía de una experiencia muy diferente de la suya por edad y por vivencias. Lloró en Chicago cuando Obama fue elegido por primera vez.

Ahora Clinton espera que le ayude a movilizar a los activistas de su generación ligada a los derechos civiles.

Joe Biden

El vicepresidente es una de las figuras más amadas del partido por su buen humor y su buena imagen familiar.

La muerte de su hijo Beau Biden el año pasado por un tumor cerebral a los 46 años fue uno de los momentos en que republicanos y demócratas se unieron en Washington.

El presidente Obama defendió la candidatura de Biden a vicepresidente hace cuatro años en lugar de optar por Hillary Clinton, según sugerían algunos de sus consejeros. Biden coqueteó con presentarse otra vez este año a la Casa Blanca, sobre todo después de que le animara su hijo en el lecho de muerte. Pero optó por quedarse a un lado. Ésta es su última convención en activo.

Tim Kaine

El senador de Virginia tiene este miércoles ante sí el discurso más importante de su vida política hasta el momento. Su debut junto a Clinton en Miami tuvo buenos comentarios de demócratas e incluso una parte de republicanos. Pero los partidarios de Sanders están decepcionados porque Kaine votó a favor de los acuerdos comerciales y no tiene el perfil crítico de su favorita, Elizabeth Warren.

Kaine tiene el reto de pronunciar bien su discurso. No le gusta el teleprompter y prefiere improvisar, algo que no es costumbre en la convención.

En Miami, Kaine dijo varias frases en español para demostrar lo que aprendió en Honduras cuando estuvo de joven con una misión jesuita. Podría volver a pronunciar alguna palabra en español para movilizar a los hispanos en esta convención.

Barack Obama

Para él, es su última convención como presidente. Tiene una relación especial con estas reuniones de partido. Su ascenso se consolidó en 2004, cuando dio el discurso estrella en la convención de John Kerry en Boston. Cuatro años después, pronunció un discurso inspirador entre fuegos artificiales. Y en 2012 optó por uno más tranquilo, reconociendo los límites del poder y sólo con confeti.

El presidente tiene la ocasión ahora de devolverle el favor a Bill Clinton, que hace cuatro años dio el discurso que más animó a la base de aquella convención en Charlotte.

Obama lleva años dando entrevistas elogiando a Hillary Clinton por su papel como secretaria de Estado y lo vuelve a hacer esta noche. Pero también es la ocasión de defender su legado y de expresarse con más libertad sobre el estado del país.

Lea también:

Más contenido de tu interés