publicidad
El Aeropuerto de Los Ángeles (LAX) es uno de los más transitados del país, pero también es uno que cuenta con limitados accesos a través de transporte público.

¿Por qué Google Maps no siempre nos indica la mejor forma de llegar al aeropuerto?

¿Por qué Google Maps no siempre nos indica la mejor forma de llegar al aeropuerto?

A menudo, la aplicación ignora los servicios de transporte que brindan los mismos aeropuertos, aun cuando estos pueden ser más rápidos y baratos.

El Aeropuerto de Los Ángeles (LAX) es uno de los más transitados del paí...
El Aeropuerto de Los Ángeles (LAX) es uno de los más transitados del país, pero también es uno que cuenta con limitados accesos a través de transporte público.

Hasta hace muy poco, si uno estaba en la parada afuera de la Estación Clarendon (Metro de Washington) y le preguntaba a Google cómo llegar al Aeropuerto Internacional de Washington-Dulles, la información que recibía era la de ir hacia el este, para dar con el aeropuerto, en realidad a unas 20 millas al oeste.

La ruta sugerida te llevaría, eventualmente, a donde necesitas ir, pero hay una vía más rápida que Google Maps pasa por alto porque, sencillamente, no la conoce: tomar el Metro hacia el extremo Oeste de la Línea Plateada y abordar, a un precio de 5 dólares, el Autobús Exprés de la propia línea. Todavía no conoce la opción más barata, que es agarrando uno de los dos (aunque más lentos) autobuses de Fairfax Connector, al final de la misma Línea.

publicidad

En su lugar, la aplicación de Google te indica tomar el Metro unas cuantas paradas en otro sentido, para así transferirte al autobús del aeropuerto de la agencia de transporte local, y luego cruzar los dedos para que no se quede atascado en el tráfico de la autopista Interestatal 66.

Si tu destino de viaje ese día es, pongamos por caso, en los alrededores de San Francisco, la orientación de transporte de Google pudiera confundirte una segunda vez.

Relacionado
El de Dubái es uno de los aeropuertos más utilizados en el...
La razón por la que los aeropuertos que le gustan a Trump son tan "increíbles"


En lugar de recomendarte uno de los autobuses que presta servicio de enlace (conocido como Airporter, el cual va entre los aeropuertos de San Francisco, Oakland y San Jose, al norte y el sur del Área de la Bahía), la aplicación te propondrá una odisea de dos o tres paradas a través del Metro de San Francisco y los buses locales.

El acceso y la salida de los aeropuertos son un problema en todo el país. El servicio de transporte es, muchas veces, menos frecuente y más caro que en otras rutas, y las distancias involucradas hacen que las opciones como tomar un taxi, Uber o Lyft sean mucho más costosas. Las fallas de Google Maps empeoran las cosas y casi la mitad de las veces que sus usuarios son forasteros es menos probable que conozcan las rutas más económicas y rápidas al aeropuerto en cuestión.

De acuerdo a lo que ha dicho Google, incluir esas semidesconocidas trayectorias en sus aplicaciones no debería ser tan difícil. Una agencia o empresa operadora de transporte debe postular para ser registrada en Google Transit, publicar su cronograma bajo el formato estándar General Transit Feed Specification (GTFS) y hacer que Google realice algunas pruebas de calidad para, por último, incluir su disponibilidad de servicio en las instrucciones.

Pero algunas agencias pequeñas de transporte no llegan a dar el primer paso. Ni siquiera conocen que esto es una opción. Esa es, y no otra, la explicación de la ausencia en Google Maps del Exprés de la Línea Plateada y los autobuses de enlace al aeropuerto en el área de DC.

La Autoridad Metropolitana Aeroportuaria de Washington (MWAA, por sus siglas en inglés) lanzó el Exprés de la Línea Plateada justo cuando abrió la primera fase de la nueva línea del Metro, en julio de 2014 (antes de eso, operaba un autobús más caro y menos frecuente desde el extremo Oeste de la Línea Naranja). Pero no fue hasta enero que la agencia comenzó a trabajar para llevar esa ruta a los mapas de Google, confirmó en un correo electrónico el portavoz Robert Yingling.

“Obtuvimos respuesta en una semana”, aduce. La MWAA, desde entonces, ha actualizado el cronograma y cumplido con el resto de los requisitos de Google. A principios de octubre, Yingling no pudo ofrecer un estimado de cuándo la ruta podría aparecer de hecho en Google Maps, pero cerca del día 26 de este mismo mes comenzó a mostrarse en las direcciones de Google, con una caminata extra de unos 13 minutos incorrectamente añadida después de la parada de Dulles, y que deja a los pasajeros en la zona de llegadas de vuelos.

El servicio de trenes del Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York –Ai...
El servicio de trenes del Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York –AirTrain– abrió en 2003 y conecta las terminales con el metro de la ciudad.


Mientras tanto, los tres servicios de Airporter en el Área de la Bahía ni siquiera han dado el primer paso. “ Google nunca nos ha contactado, aunque por el momento no creo que tengamos nuestro cronograma en un formato compatible”, reconoce también por correo electrónico David Hughes, administrador de fletes de Marin Airporter. “Estamos actualmente trabajando en un nuevo sitio web y deberíamos tener el formato corregido cuando se publique”.

Chris LeGrand, secretario y tesorero de Airport Express, Inc., ubicada en Santa Rosa, sostiene que él no creía que la empresa del condado de Sonoma hubiera recibido ninguna invitación de Google. Agrega que el servicio funciona sin la publicidad adicional. “Para ser honestos, pienso que estamos bien”.

publicidad

Un tercer servicio de autobús no conocía tampoco que podía aparecer en modo alguno en los sistemas de navegación de Google. “No sabíamos que Google te brindaba esa posibilidad y ellos nunca nos invitaron a participar”, admite Andre Planchon, presidente de la agencia Monterey Airbus. “Seguiré buscando que nos incluyan”.

Pero, mientras pequeños servicios como el de Planchon podrían beneficiarse más de cierta exposición en Google que los del Metro de San Francisco, ellos no deberían esperar recibir una postal o un mensaje electrónico del gigante digital. Históricamente, es el momento de participar en la promoción junto a grandes agencias como las de Nueva York y Chicago.

Además, tenemos el ejemplo de Fairfax Connector. La agencia publicó una respuesta referida al formato GTFS, en agosto de 2012, pero permanece invisible en Google. Bing, de Microsoft, sí lo registra.

Pero, ¿por qué esta traba no es documentada por Google? La compañía demanda a las agencias de transporte firmar un contrato con una cláusula de indemnización, la cual protegería a Google de… algo, pero Google no dirá de qué exactamente.

Cuando la Autoridad Metropolitana del Transporte en el Área de Washington firmó un acuerdo con Google para poner sus trenes y sus autobuses en Google Maps, la cobertura de medios entonces describió esa cláusula –con la que WMATA dio en el contrato– como cubriendo cualquier defecto en los datos.

publicidad

En 2013, un vocero de Google dijo que la compañía pidió a las agencias de transporte “indemnizar su propiedad y los derechos de propiedad intelectual en los datos”. Eso no tiene mucho sentido legal —los cronogramas y las listas, en primer lugar, no tienen nada que ver con el derecho de autor—, pero otro vocero declinó explicar más sobre el particular en octubre.

Como resultado, las rutas de Fairfax Connector aparecen en los mapas de Bing, donde no aplica esa restricción contractual, pero no en los de Google. El condado de Fairfax, desde entonces, ha recurrido a una firma independiente, Clever Devices, para introducir sus datos en los sistemas de Google.

“Estamos bastante seguros de que el proceso se completará en los próximos meses”, indica vía correo electrónico Anna Nissinen, vocera del condado.

Mientras tanto, la mejor fuente de direcciones desde o hacia el aeropuerto podría ser únicamente el sitio web del propio aeropuerto. O puedes escoger una alternativa menos tecnológica: pasa por la ventanilla de la organización Traveler’s Aid (Ayuda al Viajero) y pídele consejos a un ser humano, no a una máquina. Debería saber más que Google Maps, al menos sobre estos trayectos.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Proyectos de trenes de alta velocidad en Estados Unidos
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad