null: nullpx
CityLab Transporte

México gasta millones en infraestructura para el auto y muy poco para los peatones, ciclistas y el transporte público

Aunque sea el modo de transportación menos usado y más contaminante, el gobierno federal de México continúa darle prioridad al automóvil particular.
Logo CityLab small
21 Nov 2016 – 5:49 PM EST

Este fue un pésimo año para México respecto la contaminación del aire en sus áreas urbanas. Y si a esto se suma a las metas de reducir emisiones en los Acuerdos de París sobre el Cambio Climático, el país ya no puede escapar la necesidad de rehacer sus hábitos de transporte urbano hacia formas sustentables como el transporte público, el ciclismo y la caminata. Pero este mensaje parece aún no hacer eco entre las autoridades.

De acuerdo a un reciente reporte llamado “Invertir para Movernos”, realizado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), los gobiernos federales y municipales de este país continúan dándole prioridad a la infraestructura que beneficia el automóvil particular antes de invertir en infraestructura para la Movilidad Urbana Sustentable (MUS) como el ciclismo o el transporte público. Según el reporte, este énfasis en el auto promueve problemas de inequidad y empeora problemas de contaminación en las ciudades.

“Si los gobiernos tienen la intención de hacer estas políticas de sustentabilidad y crear ciudades inclusivas y equitativas, esta tendencia de invertir tanto en los automóviles va en el sentido opuesto”, dice Salvador Medina, uno de los investigadores. “Por un lado, el auto es la forma de transporte más insostenible y más desigual en términos de a quién beneficia. A los que beneficia son los que pueden usar los mejores autos, en las mejores rutas en los mejores horarios. Y todos los de más están condenados de utilizar transporte público en mal estado, o caminar en aceras rotas o andar en bicicleta en lugares peligrosas que no tienen la infraestructura ciclista necesaria”.

Hay varios datos importantes en el reporte que se necesitan conocer para entender el problema de inversión que promueven los gobiernos locales y el gobierno federal. Por una parte, debido a los bajos niveles de recaudación de impuestos, las municipalidades dependen en gran medida de recursos federales para financiar proyectos de infraestructura de todo tipo. Por eso es alarmante que exista una disminución de fondos federales yendo a la ciudad, que disminuyeron de 108 mil millones de pesos en 2011 a 55.9 mil millones de pesos en 2015, de acuerdo al reporte, una disminución de 48%.


Distribución porcentual de los ingresos estatales 2015
Ingresos federales
Ingresos propios
Deuda pública
FUENTE: INEGI | UNIVISION

Junto con esa caída, hay también una reducción en la proporción del presupuesto que va hacia la movilidad sustentable. 2015 mejoró el nivel del presupuesto dedicado a este tema en el último año, alcanzando 19% del total de la inversión en transporte urbano. Sin embargo, “los montos destinados a MUS llegaron a sumar 5.4 mil millones de pesos en 2012 y en 2015, sólo sumaron 3,700 millones de pesos (a precios de 2012); una reducción del 68%. Monto que, para 59 zonas metropolitanas, resulta escaso y que se concentra principalmente en infraestructura dedicada al uso del automóvil particular.”, explicaron en el informe sus autores.


En qué tipo de movilidad se gastó el dinero entre 2011 y 2015
En todos los años, el mayor porcentaje de la inversión se la lleva la infraestructura vial y la pavimentación. La infraestructura ciclista, el espacio público, la infraestructura peatonal y el transporte público combinados solo fueron significativos en 2012.
Inf. Víal
Pavimentación
Infr. Ciclista
Espacio público
Infr. Peatonal
Transporte público
FUENTE: ITDP | UNIVISION

Y todo esto en un ambiente donde solo un 31% de los viajes al trabajo y un 25% de los viajes a la escuela se hacen por automóvil:


La diferencia entre cómo nos movemos y cómo se gasta el dinero público
Este gráfico compara, de acuerdo a datos de 2015, las formas de viaje y la cantidad de dinero que el estado invierte en mejorar ese modo de transporte. El viaje en auto es desproporcionadamente favorecido.
Viajes al trabajo
Viajes a la escuela
Inversión
FUENTE: ITDP | UNIVISION

Para los autores del reporte, estos datos son preocupantes y necesitan soluciones. Entre sus propuestas está que los gobiernos municipales usen su discreción sobre el dinero federal que reciben para promulgar el uso de transporte sustentable y que municipios creen políticas que incrementen la recaudación local, para no tener que depender tanto en fondos federales. Este último es especialmente importante en el contexto de la reciente promulgación del Presupuesto Base Cero en el país, el cual no favorece la movilidad sustentable en el país, según el reporte.

Medina dice que cada ciudadano tiene su rol en esta lucha. Explica que medidas como este informe, que tratan de transparentar qué son los gastos públicos y dar luz a los problemas, pueden generar conversaciones entre el público y el gobierno. También cree que es importante que todos apoyen a organizaciones que tienen ciertas campañas a favor de formas de transporte sustentables, como la organización Bicired México, que busca promover el ciclismo urbano a través de todo el país. “Tenemos todos que entender el problema y luego actuar o apoyar de acuerdo a nuestros principios y capacidades”, dice.

Este artículo fue actualizado luego de que el informe de ITDP fuera corregido en ciertos puntos.

Publicidad