null: nullpx
CityLab Transporte

Estas estilosas zapatillas también funcionan como boleto para el metro de Berlín

La capital alemana está lanzando una creativa colaboración con Adidas: zapatos con inspirados en el transporte público y que incluyen un pase anual para moverse por Berlín.
Logo CityLab small
16 Ene 2018 – 11:19 AM EST

Si tienes los zapatos apropiados, ya no necesitarás un boleto para tomar el metro de Berlín.

Desde hoy martes 16 de enero, la Autoridad para el Transporte en Berlín (BVG, por sus siglas en alemán) lanzará su propia línea de zapatillas con edición limitada, un proyecto que es el primero de su tipo en todo el mundo. Gracias a la colaboración de la compañía Adidas Originals, el nexo entre el nuevo producto y el metro será muy obvio para cualquier berlinés: el talón de la zapatilla sigue el inequívoco patrón visual de la tapicería de un asiento estándar de este transporte urbano.

La lengua de este creativo producto es quizás más llamativa todavía: s e trata de una versión en tela del boleto de la temporada anual de la BVG. Esto implica que el portador de estos tenis tiene entrada libre en los metros, tranvías, autobuses y ferris dondequiera que vaya dentro de las zonas A y B del transporte público en Berlín –las cuales cubren casi la totalidad de la urbe–, desde el 31 de enero y hasta fines de año.


Es, qué duda cabe, una oferta irresistible. La tapicería del metro berlinés no es algo que se pueda olvidar fácilmente: en una especie de grabado de camuflaje psicodélico. Sus garabatos multicolores están deliberadamente diseñados para dificultar el típico vandalismo a base de grafiti. Sin embargo, decepciona un tanto el hecho de que este patrón visual haya sido confinado a una pequeña porción de la nueva zapatilla. Para complementar la alegoría a la tela del asiento, estos zapatos también vendrán con gruesos cordones en amarillo y negro, tonalidades que identifican las fachadas de los trenes del metro berlinés. Teniendo en cuenta el patrón simple en blanco y negro en el resto de la parte superior, salta a la vista lo atractivo del resultado.

Luego está el tema del precio: 215 dólares el par. Si bien son más caros que las zapatillas promedio, siguen siendo mucho más baratas que un boleto anual de transporte, cuyo precio actual es de 869 dólares. Tan inestimable es el valor de los zapatos que no hay dudas de que BVG no sacará muchos a la venta. Solo 500 ejemplares se ofrecerán en apenas dos tiendas de Berlín.

El gran valor de estas zapatillas debería hacer ignorar el inconveniente de tener que usarlas cada vez que tomemos el transporte público hasta el próximo 1 de enero. Y aunque su valor se agotará con el transcurrir del año (al menos como boleto de viaje, o pieza coleccionable), uno podría mostrarse cauteloso a la hora de exhibirlas demasiado en un tren nocturno, para evitar que alguien se pueda sentir ‘tentado’ por esos 800 dólares 'caminantes'.

La solución evidente es traerlas en una bolsa o incluso amarrarlas a tu cuello como un objeto colgante. Sin embargo, un inspector de la BVG podría insistir en ver ambas zapatillas como prueba, para asegurarse de que quien las lleva no ha prestado el otro zapato a otra persona, buscando un viaje gratis.

Si todo esto anda bien, no sería mala idea seguir pensando en nuevas colaboraciones entre las empresas de moda y el transporte público.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

En fotos: El ranking del transporte público en las ciudades de América Latina

Loading
Cargando galería
Publicidad