null: nullpx
CityLab Política

Gran Bretaña tendrá la primera ministra de la soledad del mundo

Gran Bretaña acaba de crear un ministerio totalmente nuevo para abordar esta seria preocupación de salud pública.
Logo CityLab small
19 Ene 2018 – 02:50 PM EST

Hace un par de días, el Reino Unido hizo historia política al crear un papel político totalmente nuevo y no probado anteriormente: la primera 'ministra para la soledad'. El puesto está diseñado para combatir lo que la primera ministra Theresa May llamó “la triste realidad de la vida moderna” para muchas personas.

Ya que se acaba de anunciar la creación del puesto, aún es demasiado pronto para detallar exactamente cuáles propuestas en cuanto a políticas hará Tracey Crouch —la nueva ministra de la Soledad—, quien también continuará en su papel actual de ministra de Deportes. Pero la idea obviamente ha provocado la imaginación pública y ha conducido a que muchos especulen sobre por qué el puesto es necesario y lo que la nueva ministra realmente podría hacer para mejorar la situación de las personas británicas solitarias.

El alcance y los efectos de la soledad son indiscutiblemente devastadores. Medio millón de británicos mayores de 60 sólo hablan con una persona una vez a la semana o menos. Las personas que se que se identifican y reportan como como solitarios tienen mayores probabilidades de experimentar demencia, enfermedades cardíacas y depresión. Cuando se trata de la expectativa de vida, los efectos a largo plazo que la soledad tiene en la salud son equivalentes a fumar 15 cigarrillos al día.


Los estragos cobrados por la soledad son inmensos, pero todavía una especie de estigma impide que muchas personas solitarias busquen ayuda. Según investigaciones por la Campaign to End Loneliness (Campaña para Ponerle Fin a la Soledad) de Gran Bretaña, una mayoría ( 56%) de los adultos británicos dicen que admitir que se sienten solitarios es difícil. Y cuando las personas solitarias tratan de comunicarse con los demás al respecto, las redes adecuadas no están necesariamente disponibles, lo cual involuntariamente pone presión al sistema de salud. En uno de los hallazgos más conmovedores de la campaña, más de tres cuartos de los médicos generales británicos dijeron que veían de uno a cinco pacientes al día que habían sacado un turno (el cual es gratis en el punto de contacto en el Reino Unido) principalmente porque se sentían solos.

¿Entonces, qué podría hacer una ministra para aliviar esta situación? Los asuntos se extienden a lo largo de una gama muy amplia de áreas de políticas, y de eso más o menos se trata el asunto. Una ministra para la soledad potencialmente podría tener un ámbito transgubernamental: podría presionar a los legisladores, a los negocios y a los individuos a examinar a una gama completa de decisiones desde el punto de vista de la soledad.

Por ejemplo, una propugnación política más fuerte en cuanto a la soledad podría afectar al pensamiento sobre el transporte público. Si se cambia o se cancela una ruta de autobús, se les podría alentar a las autoridades a considerar el efecto que esto podría tener en incrementar el aislamiento social de las personas que viven a lo largo de la ruta, algo que potencialmente podría aumentar sus gastos en otros sectores.


Una ministra también podría proveer orientación y apoyo para los negocios que regularmente hacen visitas caseras, tales como los plomeros o los electricistas. Esos empleados podrían ser capacitados para detectar señales de soledad aguda y, si es posible, proveer algún contacto social para ayudar a aliviarlo. La ministra de la soledad hasta podría aportar pautas sobre cómo alterar el diseño del espacio público. En un país en que muchas personas mayores expresan enajenamiento ante la naturaleza cada vez automatizada de las 'High Streets' (como se le llama a la principal calle comercial en los pueblos o ciudades del Reino Unido), hay cabida para una mayor defensa de soluciones sencillas para combatir esta situación, tal como asientos que se coloquen de manera más estratégica en las áreas publicas y en las tiendas para así hacerlos más adecuados y acogedores.

Aquí existe una contradicción potencial, la que podría conducir a un enfrentamiento entre el Ministerio de la Soledad y los otros departamentos. El gobierno del partido Conservador que ha creado el puesto ha presidido —por su propia cuenta y como sucesor al gobierno de David Cameron— recortes presupuestarios brutales que han obligado a cientos de centros comunitarios y juveniles a cerrar, lo cual ha causado (entre otras cosas) un aumento brusco en el aislamiento social para muchos de los usuarios de dichos centros.

Sin embargo, en realidad el puesto tuvo una génesis bipartidista —algo fuera de lo común en la Gran Bretaña—, ya que el gobierno actual creó el nuevo puesto después de investigaciones y cabildeo iniciado por Jo Cox, exparlamentaria del partido Laborista quien fue asesinada por un terrorista de la extrema derecha en 2016. Si el nuevo puesto logra crear un plan viable para la evaluación y la reducción de la soledad a lo largo de la sociedad, finalmente esta posición podría generar real cambio en las vidas de miles de británicos.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com

Las diez ciudades grandes más necesitadas en EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad