Censos

Todo lo que debes saber acerca de la polémica pregunta sobre la ciudadanía en el Censo 2020

El gobierno de Donald Trump quiere incluir la consulta sobre ese estatus migratorio en el cuestionario. Aquí te explicamos la importancia de este proceso y cómo te puede afectar directamente.
27 Mar 2018 – 7:11 PM EDT

La pregunta sobre la ciudadanía en el Censo 2020 sigue causando polémica. Este martes, un juez federal bloqueó la decisión de la administración de Donald Trump de incluirla en el cuestionario.

El magistrado Jesse Furman indicó que el plan impulsado por el secretario de Comercio, Wilbur Ross, es ilegal por varios motivos, y lo explica en una opinión de 277 páginas.

En noviembre de 2018 se inició el juicio en un tribunal federal de Nueva York del caso planteado por varios estados contra la decisión del gobierno estadounidense de incluir la pregunta.

El secretario del Departamento de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, anunció en marzo del año pasado la incorporación de la interrogante: usted tiene estatus de ciudadano estadounidense o no. Argumentó, en un memorándum de ocho páginas, que esas respuestas servirán para blindar el acto del voto y evitar manipulaciones en el proceso electoral, esas que el presidente Trump ha sugerido que ocurren. La reacción de activistas no se ha hecho esperar y advierten que esto inhibirá la participación de los hispanos por temor a represalias .

Aquí te explicamos cuál es la importancia de este juicio y de esa particular pregunta.

¿Qué es el censo?

Es una gran encuesta nacional que permite saber cuántas personas viven en EEUU y sus condiciones. Esos resultados permiten al Estado tomar decisiones como por ejemplo la cantidad de representantes que puede tener cada estado en el cuerpo legislativo. Se hace cada 10 años y se aplica en todos los hogares, razas, grupos étnicos tanto a ciudadanos como no ciudadanos.

¿Desde cuándo se hace el censo?

En 1790 se hizo por primera vez. Se buscaba conocer dónde se estaba estableciendo la gente mientras la nación crecía y saber cuántos diputados se asignarían por región dependiendo de su tamaño. Pero la Oficina del Censo se estableció en 1902, según el portal oficial del censo estadunidense

¿Para qué programas o asuntos específicos sirve el censo?

Se toma en cuenta para Medicaid, el Programa de Asistencia en Nutricional Suplementaria (Snap, por sus siglas en inglés), Medicare parte B, creación de autopistas, programa de almuerzo escolar, educación especial, planes de seguros de salud infantil (S-Chip) y el programa de alimentación para mujeres y niños WIC, entre otros.

¿En algún momento el censo revela información que permite identificar a las personas? ¿Qué dice la regla de los 72 años?

El gobierno de EEUU no divulgará información que permita identificar a personas ni compañías y solamente lo hace público cuando han pasado 72 años desde la recolección de datos en el censo que se efectúa cada 10 años. Eso se llama "La regla de los 72 años". La información más reciente que está disponible fue revelada en 2012 y pertenece al cuestionario aplicado en 1940.

¿Por qué la introducción de la pregunta sobre ciudadanía puede ocasionar un efecto negativo en la comunidad hispana?

Grupos hispanos que hacen vida en Estados Unidos elevan su voz de protesta por considerar que esto es un atentado contra la comunidad hispana, porque siembra temor de contestar la encuesta nacional y ser perseguido por su estatus migratorio o el de su familia. Por años, la comunidad hispana viene luchando para aumentar la participación de las personas con origen latino y este anuncio lanza por tierra ese objetivo.
El censo se utiliza para reasignar asientos en el Congreso, específicamente la Cámara de Representantes, y también para distribuir miles de millones de dólares en todo el país. Por lo tanto, si un buen grupo de personas no llena la encuesta, no serán tomados en cuenta para esas asignaciones y no tendrán voz ni representación adecuada en el parlamento.

¿A quién favorece que esta pregunta cambie?

Para Arturo Vargas, presidente de Naleo, no hay nadie que se beneficie de esta pregunta. “Tomando en cuenta que esta pregunta no tiene ninguna razón para ser incluida en el censo, parece ser que la única razón de incluir esta pregunta es para darle miedo a los latinos y a los migrantes de participar en el censo y así negarle a los latinos y a los inmigrantes la representación política que merecen y los recursos y servicios que merecen por los impuestos que pagan”. Su temor es que quienes no sean ciudadanos se inhiban de participar y esto represente una acción para “hacer desaparecer a la población latina”. En todo caso, acepta que se beneficia quien quiere minimizar la voz de los hispanos. El argumento del secretario de Comercio para incluir la pregunta sobre ciudadanía radica en que reduciría la posibilidad de manipular el acto de votación.

¿Se había preguntado antes sobre el estatus migratorio de la población estadounidense en una encuesta nacional?

Sí. La pregunta sobre la ciudadanía no es un tema nuevo. Una encuesta más pequeña de la Oficina del Censo, la Encuesta de la Comunidad Estadounidense (American Community Survey, por sus siglas en inglés), consulta acerca de la ciudadanía todos los años. Y esa encuesta se hace en unos 3.5 millones de hogares. Pero la última vez que se les preguntó a todos los hogares estadounidenses por un formulario de censo nacional fue en 1950. En 2020 sería entonces la primera vez en décadas que se les preguntaría a todos los residentes en los Estados Unidos si tienen estatus de ciudadano. Un reportero especialista en temas demográficos y del censo en Estados Unidos de NPR recordó que la forma como se preguntó sobre ese tema en 1950 fue “Si nació en el extranjero ¿la persona se naturalizó?”.

¿Qué pasa si no se respondo al Censo o miento?

Responder a la encuesta nacional cada 10 años es un mandato de ley y su incumplimiento puede ocasionar penalidades y multas. Entre las secciones 221 y 225 del título 13 del Código de los Estados Unidos se establecen las consecuencias legales en esos casos. Po ejemplo, si una persona mayor de 18 años de edad se niega o no atiende el requerimiendo de llenar el censo o alguna encuesta de la Oficina del Censo para ofrecer información sobre asuntos bajo su cargo, podrá ser multado con "no más de 100 dólares". Sin embargo, si aporta una información falsa la penalidad puede subir a 500 dólares y extenderse hasta los 10,000 si se demuestra que fue intencionalmente. En la sección 222 se especifica que si la persona aporta alguna información con el propósito de causar "una enumeración inexacta de la población", el cargo puede ascender a 1,000 dólares y hasta puede ser encarcelada por un año. En documentos oficiales, la Oficina del Censo explica que completar la encuesta es un requerimiento de la ley de Estados Unidos y que la información es confidencial. También recomienda responder el cuestionario online y a tiempo para " evitar una visita de un entrevistador del Censo".


¿Qué es la Encuesta de la Comunidad Estadounidense (ACS) y para qué sirve?

En inglés, la American Community Survey (ACS) se realiza cada año y sirve a las autoridades locales, líderes comunitarios y empresarios entender los cambios que ocurren en su entorno y tomar decisiones. La conduce la misma Oficina del Censo y es la primera fuente con información detallada sobre vivienda. Se puede contestar por internet, correo electrónico, teléfono o en persona.

¿Por qué el Censo incluye una pregunta sobre el origen hispano o latino?

“Los datos sobre las poblaciones hispanas y no hispanas se utilizan para planificar y financiar programas gubernamentales que brindan fondos o servicios para grupos específicos", se lee en el sitio oficial del Censo. Allí explican que estos datos también se usan para evaluar programas y políticas gubernamentales para garantizar que respondan de manera justa y equitativa a las necesidades de la población hispana "y para controlar el cumplimiento de las leyes, reglamentos y políticas contra la discriminación”.

¿Por qué se hace una consulta sobre la raza?

La oficina del Censo explica que esta pregunta se incluyó en 1790 y se basa en la autodefinición de cada encuestado. Esta data también se usa para evaluar programa y políticas del gobierno para garantizar justicia en la toma de decisiones equitativas para todos los grupos raciales. La combinación de esta pregunta con otras de la encuesta comunitaria estadounidense (ACS por sus siglas en inglés) permite establecer quiénes no están recibiendo programas de educación bilingüe en las escuelas o servicios médicos establecidos en la ley.

¿Quién es el responsable de hacer el cuestionario del censo?

La secretaría de Comercio se encarga de hacer el cuestionario y el Congreso tiene la oportunidad de ver el formulario final y hacer algunas recomendaciones, pero no es un requisito. Por lo tanto, el secretario de comercio Wilbur Ross tiene el poder de decidir sobre las preguntas. La lista final debe enviarse al Congreso para su revisión dos años antes del censo, en este caso abril de 2018.

¿Quién quiere introducir la pregunta?

En un memorando de ocho páginas, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, dice que el Departamento de Justicia solicitó en diciembre pasado que el censo pregunte quién es ciudadano para ayudar a determinar posibles violaciones a la Ley de Derechos Electorales, para ayudar a hacer cumplir esa ley. "La restitución de una pregunta sobre ciudadanía no disminuirá la tasa de respuesta de los residentes que ya decidieron no responder. Y nadie proporcionó pruebas de que haya residentes que responderían con precisión a un censo nacional que no contenía una pregunta sobre ciudadanía (...) no hay información disponible para determinar el número de personas que, de hecho, no responderían debido a la adición de una pregunta sobre ciudadanía, y nadie ha identificado ningún mecanismo para hacer tal determinación", se lee en el memo de Ross.

¿Qué tiene que ver el censo con los distritos electorales y el llamado 'gerrymandering'?

Con base a los resultados del censo se determina la distribución de los distritos electorales en el país. Los cambios en el tamaño de los distritos electorales se denomina 'gerrymandering' y es una forma que tienen los partidos políticos para cambiar tendencias de voto para su beneficio. Quien tiene la mayoría legislativa puede modificar la distribución del distrito a favor de su partido . Aquí hay una buena forma gráfica de entender en qué consiste el 'gerrymandering' y cómo beneficia a unos u otros. Por ejemplo, si el partido azul controla el gobierno del estado y saben que están en una desventaja numérica, pueden dividir la población roja de tal forma que solo obtengan la mayoría en pocos distritos. Entonces, a pesar de representar menos porcentaje de la población, los azules ganan la mayoría de los escaños.

¿El Censo tiene intenciones políticas?

El anuncio de la pregunta de la ciudadanía se produce en un momento difícil para la Oficina del Censo porque sus dos principales puestos tienen ocupantes interinos, y se ha visto obligado a omitir dos de sus tres pruebas para el censo de 2020 debido a la falta de fondos. Según varios informes , Thomas Brunell será nombrado subdirector de la Oficina del Censo y líder del censo de 2020. Además de Brunell, la administración de Trump contrató a Kevin Quinley, ex director de investigaciones de la firma de encuestas de Kellyanne Conway, cuyos clientes incluyeron a Breitbart News, como asesor especial de la Oficina del Censo, recordó este trabajo de MotherJones. Históricamente ese cargo ha sido ocupado por civiles no partidistas. Sin embargo, Brunell es un repubicano registrado que ha preparado informes sobre redistribución de distritos electorales para el partido rojo, registra MotherJones. Brunell ha argumentado que el censo es un proceso intrínsecamente político.


Colaboraron con este trabajo José F. López y Olivia Liendo.

Vea también:

Así son los 'Dreamers' que luchan por los derechos de los indocumentados (FOTOS)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CensosEEUUPolíticaHispanosInmigración
Publicidad