null: nullpx
Cárcel

Cientos de reclusos enfermos y desesperados llevan días sin calefacción en una cárcel en Brooklyn

La Oficina Federal de Prisiones dijo que restaurarán la energía este lunes, luego de que un incendio en la sala de cambios dejará sin calefacción a los reos hace casi una semana. La temperatura en Nueva York ha bajado hasta entre 10ºF y 20ºF desde que el vórtice polar azotó al norte del país. Este sábado, la alcaldía de Nueva York envió cientos de mantas y calentadores al centro.
3 Feb 2019 – 12:02 AM EST

Más de mil presos han estado sin calefacción ni electricidad por varios días en una cárcel federal en Nueva York, sin poder comunicarse con sus abogados o familiares. La Oficina Federal de Prisiones (OFP) dijo que terminarán de restaurar la electricidad el lunes.

El buró aseguró en un comunicado el sábado que están instalando un nuevo panel eléctrico en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn después de un "corte de energía parcial" debido a un incendio en la sala de cambios, según la agencia AP.

La representante del Congreso Nydia Velázquez dijo que visitó la cárcel con otros funcionarios electos el sábado. Contó que la temperatura estaba en unos 49 grados en el centro de detención y "el calor era desigual y esporádico". La temperatura en Nueva York ha bajado hasta entre 10ºF y 20ºF desde que el vórtice polar azotó el norte del país.

La cárcel alberga a más de 1,600 reclusos y se encuentra en una zona industrial cerca del East River en Sunset Park, Brooklyn. Algunos reclusos están vinculados a casos notorios de narcotráfico y terrorismo, otros son neoyorquinos no muy conocidos que esperan su juicio.

"Cuando el sol se pone está completamente oscuro. Los reclusos que tienen condiciones médicas no pueden leer las instrucciones de los medicamentos", le dijo a CNN David Patton, director de Defensores Federales de Nueva York.

Varios manifestantes, incluyendo una banda de música, se reunieron fuera de la cárcel con pancartas que decían "ciérrenla" y "tortura en el MDC".

Tras las protestas de representantes y la indignación en redes, el alcalde de Nueva York Bill deBlasio despachó cientos de mantas y calentadores personales al centro y criticó la respuesta de la OFP.

"@nycemergencymgt acaba de entregar generadores, mantas y calentadores personales al Centro de Detención Metropolitano. Las personas allí recluidas tienen derecho a la dignidad y la seguridad, y no nos mantendremos al margen mientras la Oficina Federal de Prisiones les falla. Nueva York está lista para hacer todo lo que podamos para ayudar", escribió en su cuenta de Twitter.

La representante Velázquez dijo que los internos no tenían luz en sus celdas: "Están muy enojados y se están quejando".

Los reos estaban tan desesperados que cuando otros representantes pasaban afuera de sus ventanas, estos las golpeaban para llamar su atención, lo que Velázquez calificó de "surrealista". Así lo mostró en un video en Twitter Justin Brannan, concejal de Nueva York por vecindarios de Bay Ridge, Dyker Heights, Bath Beach y Bensonhurst.

"Estamos afuera de MDC. Los reclusos están golpeando pidiendo ayuda en las ventanas para llamar nuestra atención. Esto es surreal", dijo Brannan.

Los reos "simplemente se quedan acurrucados en la cama", le dijo a The New York Times June Bencebi, administradora de casos en la cárcel y tesorera de la sección local de la Federación Estadounidense de Empleados del Gobierno, que representa a unos 500 agentes penitenciarios en la cárcel.

El jueves, Rachel Bass, una asistente legal de los defensores federales en la oficina de Brooklyn, le dijo al Times que había atendido llamadas de unos 15 internos. "En la última hora he recibido 11 llamadas", aseguró. “La gente está desesperada. Están realmente muy, muy asustados. No tienen mantas extra. No tienen acceso al comisario para comprar una sudadera extra".

Bass dijo que muchos reclusos se quejaron de congestión y dolor de garganta.

Los recuentos de las condiciones en la cárcel fueron descritas al Times por seis abogados y asistentes legales en las oficinas locales de Defensores Federales, que habían conversado con alrededor de tres docenas de reclusos en el centro; dos dirigentes sindicales; y un empleado en la cárcel que no estaba autorizado para hablar en público.


“Es lo más frío que muchos experimentaremos en la vida”: cómo protegerte de las bajas temperaturas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CárcelAlerta de fríoNueva York
Publicidad