Bilingüismo

Asistentes de maestros podrían ayudar a aliviar la escasez de maestros multilingües en EEUU

Un reporte indica que en el país hay sobre un millón de asistentes de maestros, muchos de los cuales podrían atender a los niños que aprenden inglés, pero la ley no les permite instruirlos.
2 Jun 2016 – 8:00 AM EDT

Estados Unidos tiene un importante déficit de maestros bilingües que atiendan a los preescolares cuya lengua materna no es el inglés. Se trata de más de un millón de ayudantes de maestros que no pueden ejercer como tales por no contar con las certificaciones necesarias.

Según un nuevo reporte de New America Foundation, una organización sin fines de lucro que investiga temas de política pública, los estudiantes involucrados en programas multilingües en la escuela aprenden mejor el inglés, dominan mejor su lengua materna y tienen mejor aprovechamiento académico que los expuestos a un solo idioma.

Por ello, el informe destaca que es importante motivar la participación de cuantos alumnos se pueda en programas multilingües, incluyendo los anglohablantes.

"Tenemos estos estudiantes multilingües en las escuelas y tenemos esta enorme oportunidad de hablarles en su propio idioma, de que se mantengan aprendiendo español, vietnamita o mandarín, y que sigan aprendiendo inglés", dijo uno de los autores del reporte, Conor P. Williams, de la New America Foundation.

Williams enfatiza que si en el entorno escolar se les habla a los alumnos en su idioma ellos "serán empleados más valiosos cuando crezcan si siguen hablando varios idiomas, van a tener más ventajas cognitivas, van a ser mejores pensadores, van a ser más creativos".

Según el estudio, la prosperidad del país y la red de apoyo social como el Medicare o el Seguro Social de los maestros y maestras de hoy dependen de futuros contribuyentes exitosos con buenos salarios, como los niños que actualmente están aprendiendo en dos idiomas.

A estos estudiantes se les denomina “dual language learners” (DLLs), e investigaciones de New America indican que el 80% de los DLLs tienen el español como su lengua materna.

El reporte destaca que uno de cada cuatro niños en Estados Unidos es un DLL, y que solo uno de cada ocho maestros también habla otro idioma distinto al inglés en casa, por lo que existe un vacío de educadores que atiendan a los alumnos mutilingües.

Sin embargo, en las escuelas estadounidenses trabajan 1.2 millones de asistentes de maestros y uno de cada cinco habla un idioma que no es inglés en casa, según el informe.

La fundación sugiere echar mano de estos asistentes para que sirvan de educadores en los programas de niños multilingües, en lugar de importar maestros de otros países con los altos costos que ello implica.

Un asistente de maestro, o paraprofesional, es una persona que da apoyo a un maestro en un salón de clases, bajo la supervisión del educador, y que también puede trabajar como intérprete, enlace con los padres, proveer tutorías o asistencia en laboratorios o bibliotecas.

Muchos, sin ser maestros, tienen experiencia o títulos avanzados en otras materias ajenas a la educación, y otros "son estudiantes, están en este trabajo y camino a obtener más acreditaciones y convertirse en maestros...tienen muchas de las destrezas (para enseñar) y credenciales", pero las escuelas no los están considerando como potenciales educadores, dijo Williams.

Aunque algunos de estos asistentes quisieran obtener títulos en educación y certificarse como maestros, sus bajos salarios promedio de menos de $25 mil dólares anuales -menos de la mitad de lo que gana un maestro- les impiden financiar estudios y cumplir con los requisitos para sacar la licencia de maestros.

Además, algunos tienen destrezas de gran demanda en sus escuelas, como los traductores, y en muchos casos sus supervisores tienden a querer conservarlos en sus puestos en lugar de permitirles desarrollarse como educadores formales.

"Si las escuelas pusieran a más de ellos (asistentes) frente a las aulas, mejorarían considerablemente la manera en que sirven a los DLL's", afirma el estudio.

Los investigadores sugieren poner en práctica programas alternativos que les permitan a estos paraprofesionales acreditarse como maestros, cambios en los requisitos que necesita una persona para obtener una licencia como docente, e incluso facilitar la homologación de títulos de maestros extranjeros que actualmente son asistentes porque no pueden ejercer su profesión en el país.


Lea también:


Publicidad