null: nullpx
Arrestos

Arrestan en México al presunto asesino de un agente de la Patrulla Fronteriza vinculado al operativo 'Rápido y Furioso'

Heraclio Osorio-Arellanes, sospechoso de disparar contra el agente Brian Terry en 2010, fue aprehendido en un rancho entre Sinaloa y Chihuahua. El alguacil de Arizona, David Gonzales, dijo que EEUU pedirá en extradición.
13 Abr 2017 – 1:30 AM EDT

El hombre acusado de asesinar en el 2010 al agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos Brian Terry, un caso ligado al fallido operativo ' Rápido y Furioso', fue arrestado el miércoles en México, dijo el alguacil de Arizona.

Heraclio Osorio-Arellanes fue puesto bajo custodia en un rancho cerca de la frontera de los estados de Sinaloa y Chihuahua, dijo el alguacil David Gonzales, citado por Reuters.

"El sospechoso fue arrestado sin incidentes en la mañana del miércoles por las autoridades mexicanas en cooperación con las autoridades estadounidenses", dijo Gonzales a Reuters por teléfono, añadiendo que Estados Unidos buscará su extradición.

"El es sospechoso de ser quien jaló el gatillo en el asesinato de Brian Terry", agregó Gonzales.



Osorio-Arellanes está acusado de ser parte de un grupo de cinco hombres que se dedicaba a robar a los traficantes de droga en la frontera entre México y Estados Unidos, que se enfrentó Terry y otros tres agentes de la Patrulla Fronteriza el 14 de diciembre del 2010 en un tiroteo al norte de Nogales, Arizona.

Otros dos implicados en el caso, identificados como Manuel Osorio Arellanes y Rosario Rafael Burboa Álvarez, fueron detenidos, procesados y sentenciados a 30 años de prisión cada uno, indica una nota publicada por el diario El Universal.

Terry murió baleado y otro miembro de la banda fue herido en el tiroteo.

Dos fusiles AK-47 encontrados en la escena fueron vinculados posteriormente a la investigación 'Rápido y Furioso', organizada por la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), mediante la cual introdujeron cientos de armas en México para seguirle la pista a narcotraficantes entre 2009 y 2010.

El operativo fue un fiasco debido a que perdieron el rastro de las armas. 'Rápido y furioso' avergonzó al Gobierno del presidente Barack Obama y tensó las relaciones con México.



En fotos: así intentaron ocultar las drogas unos presuntos traficantes en California

Loading
Cargando galería


Publicidad