null: nullpx
Nicaragua

Crece el saldo de opositores detenidos en Nicaragua, incluyendo al exvicecanciller Víctor Tinoco

Los movimientos del fin de semana sugieren que el presidente Daniel Ortega ha ido más allá de la detención de posibles rivales para las elecciones del 7 de noviembre y ha comenzado a arrestar a cualquier miembro visible de la oposición. Ya son 12 los dirigentes y candidatos de oposición arrestados desde el 2 de junio.
14 Jun 2021 – 08:05 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La última ola de detenciones de opositores políticos a Daniel Ortega ahora incluye también al exvicecanciller nicaragüense Víctor Hugo Tinoco, quien fue "secuestrado" en un centro comercial por paramilitares, según su hija.

"Mi papa fue secuestrado, me duele en el alma", dijo la doctora Cristian Tinoco en un mensaje publicado en las redes sociales. "Estamos denunciando lo que está haciendo el régimen de Daniel Ortega y (la vicepresidenta) Rosario Murillo en contra de las personas que piensan diferente", agregó.

Tinoco fue detenido bajo la acusación de "incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos" y "pedir intervenciones militares" contra el Gobierno del sandinista, según informó la Policía de Nicaragua.


El arresto de Tinoco fue el quinto que realizó la Policía Nacional el domingo y sexto en dos días contra miembros de la Unión Democrática Renovadora (Unamos), antes llamado Movimiento Renovador Sandinista (MRS), una escisión del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el partido político descendiente del histórico movimiento guerrillero que lideró la revolución nicaragüense de 1979.

La policía de Nicaragua arrestó el domingo a la exguerrillera sandinista disidente Dora María Téllez, de acuerdo con la información oficial. Con estas detenciones, ya son al menos 12 los dirigentes y candidatos de oposición arrestados desde el 2 de junio.


Téllez fue ministra de Salud del primer gobierno del Frente Sandinista (1979-1990), pero años después abandonó ese partido y se unió al MRS tras criticar duramente el liderazgo de Ortega, a quien ha llamado “caudillo” y “dictador”. Ortega volvió al poder en 2007 y en 2009 el MRS fue proscrito.

Posteriormente, la policía confirmó la detención de Suyen Barahona, presidenta de Unamos. La casa de Barahona también fue allanada por agentes policiales, según la institución.

La policía había arrestado la noche del sábado a Tamara Dávila, también dirigente de Unamos y de la UNAB. A las detenidas se les investiga “por realizar actos que menoscaban la independencia, soberanía y la autodeterminación”, y “pedir sanciones” extranjeras, según los informes de la Policía Nacional.

Los mismos cargos imputa la Fiscalía a otros siete líderes opositores detenidos en los últimos días, entre ellos cuatro aspirantes presidenciales a los comicios del 7 de noviembre.

Un exgeneral

Unamos es el nuevo nombre del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), una disidencia del gobernante Frente Sandinista. También forma parte de la opositora UNAB, creada tras la revuelta social de abril de 2018.

Téllez, de 65 años, fue comandante guerrillera del Frente Sandinista. A los 22 años, en 1978, asaltó el Palacio Nacional de Nicaragua, donde sesionaba el Congreso bajo el gobierno del dictador Anastasio Somoza. El sonado asalto fue dirigido por Edén Pastora (comandante “Cero”), fallecido el año pasado, y en el mismo participó el también exgeneral y disidente sandinista Hugo Torres, otro de los detenidos el domingo.

Los movimientos del fin de semana sugieren que Ortega ha ido más allá de la detención de posibles rivales para las elecciones del 7 de noviembre, y ha comenzado a arrestar a cualquier miembro visible de la oposición.

“Ya no se trata de potenciales candidatos, sino de dirigentes políticos”, dijo el exgeneral Torres, líder de Unamos un un video antes de su arresto. “Esto no es una transición a la dictadura, esta ya es una dictadura pura y dura”, añadió.

Según el exguerrillero, que luchó en las filas sandinistas desde la década de 1970, “Ortega superó a Somoza” pues “tiene subordinado a todos los poderes como nunca lo tuvo Somoza y tiene cuerpos de represión más grandes que Somoza”.

Tras la revuelta social de abril de 2018, el gobierno acusó al MRS de ser los “instigadores” de las protestas que el gobierno calificó como un “fallido golpe de Estado” para derrocar a Ortega, que aspira a su tercera reelección en noviembre.

Asimismo, según informes no confirmados, la policía ha comenzado a establecer puestos de control en diferentes sitios del país y a registrar los teléfonos móviles en busca de cualquier información contra el régimen de Ortega.

En las redes sociales, los nicaragüenses están advirtiendo que arrestarán y encarcelarán a personas durante tres meses por supuestos "delitos cibernéticos". "Borra todo lo concerniente a ese tema y avísale a todos tus contactos", le aconsejó a una persona un amigo con contactos policiales.

La oposición afirma que Ortega quiere eliminar a sus adversarios del proceso electoral, porque —según asegura— “teme” perder los comicios. Ortega, que cumplirá 76 años en noviembre, lleva casi 15 años en el poder y apuesta a su tercera reelección para un cuarto mandato consecutivo.

La periodista Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Chamorro y favorita según las encuestas para enfrentar a Ortega, permanece bajo arresto domiciliario desde el 2 de junio, investigada por supuesto “lavado de dinero”, mientras que los precandidatos opositores Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro fueron enviados a prisión preventiva en la última semana.

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) analizará la situación de Nicaragua el próximo martes.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés