null: nullpx
Univision Investiga

Con medicamentos para la tos y largas jornadas: así pasan el coronavirus empleados que extraen petróleo para PEMEX

Univision Investiga entrevistó a empleados de compañías que trabajan como externas a Petróleos Mexicanos y han resultado contagiados. Coinciden en que sus síntomas fueron minimizados por los médicos de la petrolera mexicana.
28 May 2020 – 04:16 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Durante la pandemia de coronavirus en México, más de 3,000 personas han resultado contagiadas en plataformas petroleras o por contacto con personas que trabajan en esa industria, muestran las estadísticas de PEMEX y del sistema de monitoreo de salud mexicano.

En las plataformas se han tomado pocas medidas de seguridad y los trabajadores siguen laborando con mascarillas que no cumplen los estándares internacionales, además de que sus dolencias son tratadas como gripe cuando presentan síntomas, según testimonios y documentos obtenidos por Univision Investiga.

"No les aplican ningún protocolo de seguridad. En el caso de plataformas, tenemos comedores colectivos que llegan a congregar hasta 200 personas y en los dormitorios mínimo tienen que dormir seis personas", dijo a Univision Emmanuel Quiroz, un abogado que pertenece al colectivo Justicia Covid, un grupo de litigantes que está asesorando de manera gratuita a trabajadores en conflicto laboral durante la pandemia.

En marzo, el gobierno mexicano decretó que la mayoría de los negocios del país cerrarían y solo quedarían abiertos los considerados como "actividades esenciales". Esto incluye a la industria petrolera. La misma determinación indica que quienes padezcan enfermedades que aumentan el riesgo de gravedad si se contagian tendrían que trabajar desde sus casas.


Pero en la industria petrolera, esto no parece estar sucediendo. La producción ha disminuido únicamente un 1% y los empleados aseguran que siguen laborando largas jornadas, con horas extras, en condiciones muy similares a las que tenían antes de la pandemia. Pemex no aceptó una entrevista para este artículo.

Quiroz ha representado a 20 empleados petroleros, con padecimientos que los ponen en riesgo, como hipertensión y diabetes. Solicitaron que les dejara trabajar desde casa y solo recibieron evasivas. Muchos pertenecen al sindicato petrolero, que incluye en su contrato colectivo una cláusula en la cual pueden ausentarse de su lugar de trabajo, en caso de un riesgo que afecte su salud. Sin embargo, el litigante asegura que solamente con recursos legales están consiguiendo que se les respete esa cláusula.

"Los trabajadores tienen que llegar a un muelle o algún punto de reunión y de ahí se trasladan, en una embarcación o en helicóptero, hasta la plataforma. No les aplican ningún protocolo de seguridad. La población terrestre que ocupa el transporte de personal de Pemex, van sentados uno junto al otro", detalló Quiroz.

Enfermo a bordo

En uno de estos transportes llegó a la plataforma Chihuahua, en el Golfo de México, Javier Butrón, de 59 años, quien trabajaba como soldador para la compañía Servicios Industriales Especializados de Soldaduras. Esta empresa externa cumplía con algunos trabajos en las plataformas instaladas en el Golfo de México para Perforadora México, una empresa de Grupo México, uno de los conglomerados más grandes del país.

Antes de subir a la plataforma, el 22 de abril, tanto su compañía como Perforadora México le pidieron que se hiciera exámenes médicos, para asegurarse de que no tenía coronavirus. Univision Investiga revisó los exámenes. Indican que él estaba saludable. Por eso Butrón dice que está seguro de que subió sano y se contagió en el trabajo. Siete días más tarde, comenzaron los síntomas.


Primero sintió dolor en los huesos y en la cabeza. La fiebre alcanzaba los 38 grados. Luego perdió el apetito, sentía que le faltaba el aire, la temperatura subía hasta 40 grados.

"El médico de Pemex me dice que no tengo más que gripa, me da paracetamol, pero eso no me quita nada. Me calma el dolor un poco, pero me falta el aire”, relató Butrón. Aunque la plataforma es privada, la autoridad sanitaria es el médico de Pemex.

Él afirma que continuó trabajando los primeros días. Luego le pidieron que se aislara en su cabina. Pero le faltaba el aire. Entonces el médico de Pemex lo revisó nuevamente.

"No se me acerca. Como a dos metros, me dice que no tengo nada. Le digo que no tengo apetito, que me sabe a metal la comida, que tengo dolencia de huesos, de cabeza, de cuerpo. Me dice: 'Son síntomas que presenta el coronavirus, pero no, se ve que tienes una intoxicación'".

Butrón bajó al comedor comunitario de la plataforma, sintiéndose muy débil. Dice que estando allí comenzó a vomitar sangre. Los compañeros corrieron, alejándose de él. Volvió como pudo a su cabina. Al día siguiente enviaron un transporte aéreo para que volviera a tierra.

El parte médico de su salida de la plataforma Chihuahua está firmado por el doctor de Pemex Manuel Sibaja. Dice que estuvo expuesto a "vapores tóxicos" y que estos generaron "signos y síntomas en el trabajador". Así lo enviaron a tierra.

Cuando llegó, su esposa, Concepción Torres, dice que lo vio muy débil. La ambulancia de su compañía llegaría más tarde, según la versión de Ramón Cabrera, el dueño de la empresa. Pero Concepción dice que ella no podía esperar.

"No me mandaron ni servicios médicos ni nada. Entonces yo me tuve que mover. Paré un taxi, lo subí y lo llevé a un hospital particular", dijo la esposa de Butrón.

El documento de valoración médica en el hospital privado asienta que Butrón estaba "grave" con un cuadro sospechoso de Covid 19. Unos días más tarde, una prueba de laboratorio lo confirmó.

"El doctor dijo que, si yo hubiera tardado media hora más en que mi esposo recibiera atención médica, mi esposo hubiera muerto, porque ya traía el 30% de oxigenación", relató Torres.

Fue trasladado a un hospital público, intubado y 10 días después pudo salir de alta. Torres afirma que su esposo tardó tanto en ser trasladado a tierra porque no tenía seguro médico de su compañía. Un documento de alta en el seguro, obtenido para este artículo, muestra como su fecha de alta en el seguro el 1 de mayo, dos días después de que comenzaran sus síntomas.

Claudia López, contadora de la empresa para la que él laboraba, dijo que él tenía seguro y que la compañía pagó la cuenta del hospital privado.

"Es una cochinada, en la plataforma tratan de ahorrarse el cloro y el jabón cuando les están pagando millones de pesos. En lugar de poner un traste con cuchara desechable, ponen una sola cuchara con el azúcar y todo el mundo la usa y prueba su café, eso es un contagiadero", dijo Butrón. Perforadora México no respondió a solicitudes de entrevista.

En sus boletines de prensa, Pemex ha confirmado que tiene más de 6,000 casos sospechosos y más de 1,500 confirmados, entre trabajadores petroleros, familiares y sus contactos. Pemex no aclaró cuál seguimiento está dando a los empleados de compañías externas, que son evaluados por los doctores de la petrolera a bordo de las plataformas, pero terminan atendiéndose en hospitales públicos o son aislados y reciben tratamiento en sus casas.

Reclusión solitaria

A principios de abril, Etny Magaña abordó el barco Reforma Pemex, un buque de apoyo a plataformas petrolíferas en el Golfo, también como empleado de una compañía externa a la petrolera. Dice que estaba sano. Unos días más tarde, casi cuando le tocaba bajar nuevamente a tierra, comenzó a sentirse enfermo.

En su caso, también el médico de Pemex le dijo que tenía un catarro. "Lo que hacían eran apartarnos y tratarnos con la calentura, darnos para la calentura si era tos, darnos para la tos y si era dolor de cabeza, darnos para el dolor de cabeza".

Al llegar a tierra, fue a Villahermosa, donde vive su familia, pero se sentía cada vez peor. “Mi familia se salió de mi casa para que yo me aislara, me dejaron medicamentos y comida y así es que he podido aguantar”.


Magaña lleva más de un mes solo en su casa, nebulizándose como puede y tomando medicamentos que el médico de su compañía le receta a distancia. Dice que se siente agradecido con su empresa, y que nunca vio cuidados especiales por parte de Pemex, a excepción de que les tomaban la temperatura y les decían que se lavaran las manos.

Univision Investiga habló con otros cuatro empleados de compañías privadas, que han resultado contagiados de coronavirus en plataformas y ahora continúan trabajando. Dicen que temen perder sus empleos.

Uno de ellos está recluido en un hotel en Ciudad del Carmen, la ciudad desde donde los petroleros se embarcan hacia el Golfo. Abordará la plataforma en los próximos días. Mientras espera, se entera todos los días de más y más compañeros que son regresados a tierra porque se han contagiado. Por temor a perder su trabajo, pidió que no se publicara su nombre.

"Tenemos miedo de contagiarnos y de perder el trabajo. Es muy difícil decir: 'No voy'. Yo me contagié en la plataforma, me curé solo con medicamentos que me recomendaron y ahora voy a subir de nuevo. Todos los días veo que bajan a compañeros contagiados y no sé si voy a sobrevivir, si me infecto de nuevo", dijo.

Pemex ha confirmado más de 200 muertos entre su personal y familiares de estos. El abogado Quiroz asegura que en los próximos meses vendrán juicios por negligencia contra la petrolera. No queda claro cuántos contagiados hay de compañías contratistas externas y sus allegados.

"Muchas de estas defunciones se deben precisamente a la falta de medidas de protección que están teniendo y al hecho de que no hay una distancia real o un respeto a las personas que tienen mayor vulnerabilidad", dijo Quiroz.

En su casa en Campeche, Butrón termina de recuperarse, después de que le confirmaron que nunca podrá volver a una plataforma, porque sus pulmones colapsaron en los días cuando le decían que solo tenía una gripe. "Tendré que buscar trabajo en otra cosa o pensionarme, nunca voy a ser igual", dijo.

Playas y parques llenos de gente aún con la pandemia: un fin de semana que preocupa a funcionarios de salud (fotos)

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Univision InvestigaPetróleoCoronavirusMexico

Más contenido de tu interés