null: nullpx
Agua

Así se preparan millones de residentes de la zona metropolitana de la Ciudad de México para quedar sin agua por seis días

El corte de agua potable más largo de este año afectará a 3 millones de personas en la Ciudad de México y 4 millones en el colindante Estado de México, según informaron sus gobiernos respectivos. La suspensión se debe a trabajos de mantenimiento en el Sistema Cutzamala, que abastece a la mayoría de los habitantes de la capital mexicana y sus alrededores.
31 Oct 2018 – 8:28 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- Los tambos y contenedores de agua de gran capacidad están agotados en gran parte de la Ciudad de México y su zona metropolitana. Laura ha recorrido al menos dos mercados y una tienda de autoservicio en busca de contenedores pero los pocos que ha encontrado tienen un precio inaccesible y todo el lío se debe al anuncio de que el servicio de agua potable quedará totalmente suspendido por 6 días a partir del 31 de octubre.

Igual que Laura, los 7 millones de mexicanos que habitan la capital y zonas conurbadas del Estado de México tendrán que recolectar toda el agua que puedan en las últimas horas de este martes para hacerla rendir durante el tiempo que durará el corte, por lo que ha crecido inusitada y desmedidamente la compra de contenedores de líquidos.

La suspensión, según informó la Comisión Nacional del Agua, se debe a trabajos de mantenimiento y cambios de tuberías en el Sistema Cutzamala (que abastece a la mayoría de los habitantes de la zona metropolitana) y ocurrirá a partir de las 8 de la mañana (hora local) de este miércoles. Sin embargo, el gobierno de la CDMX explicó que habrá agua durante unas horas más, durante el tiempo que tarden en vaciarse los depósitos.

Los trabajos al Sistema Cutzamala consistirán en el cambio de 4 tubos de casi 45 millas de longitud y 27 toneladas de peso cada uno. En su colocación trabajarán 300 personas durante 4 días.

El 1 y 2 de noviembre el servicio se suspenderá totalmente en 26 municipios a lo largo de la CDMX y el Estado de México. Sin embargo, durante esos días el gobierno capitalino usará pipas previamente llenadas para abastecer los depósitos de agua de hospitales, asilos, mercados comunitarios, reclusorios y cementerios (por la celebración de Día de Muertos).

A partir de la tarde del 3 de noviembre, tras concluir el mantenimiento, algunas zonas empezarán a recibir agua. Desde las 5 de la mañana del 4 de noviembre comenzará el llenado de las redes de drenaje y tanques, de modo que el servicio se irá activando paulatinamente a lo largo de los siguientes dos días hasta reestablecerse por completo.


Tambos, cubetas y pipas para almacenar agua

Ante la inminencia del corte muchos habitantes tratan de almacenar la mayor cantidad de agua posible, aumentando así la demanda de contenedores domésticos y con ello, su precio.

Isaac Islas, que es el dueño de una jarciería (tienda de enseres) cercana al centro de la CDMX, relata que en los últimos días la venta de cubetas y tambos ha aumentado hasta 4 veces su volumen normal ante el miedo de la gente a no contar con el agua necesaria para 6 días. En la tienda de Isaac se agotaron todos los contenedores a las pocas horas de haber abierto la mañana de este martes.

“No les importa gastar, pagan el precio que sea para no quedarse sin agua. Yo vendo cubetas con diferentes capacidades de almacenamiento, desde 40 hasta 500 litros, que cuestan desde 40 a 1300 pesos (entre 2 y 65 dólares aproximadamente), pero donde nosotros los compramos han sido sinvergüenzas porque han aumentado los precios, están cargando la mano demasiado”, señala.

Ante esta situación las autoridades de la Ciudad de México tomaron tomaron la medida de distribuir 5,000 tinacos y 700 tanques que se pondrán en lugares públicos y se llenarán de agua para abastecer a quien lo necesite. Su ubicación podrá consultarse a través de LOCATEL.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez, informó que 1,100 pipas estarán repartiendo agua por la ciudad hasta el 7 de noviembre.

A pesar de estas medidas, el corte de agua afectará la rutina de todos los capitalinos. La Secretaría de Educación Pública, por ejemplo, avisó que para evitar un gasto mayor de agua, del jueves (31 de octubre) al viernes (1 de noviembre) se suspenderán las clases para al menos 4,300 escuelas públicas con aproximadamente 1.3 millones de alumnos.

El problema de hacer llegar suficiente agua a la CDMX

Este corte se suma a dos anteriores que ya hubo en la ciudad en lo que va de 2018. Sin embargo, este es el más largo y el que afectará a la mayor cantidad de personas en una ciudad que desde hace tiempo es difícil abastecer de agua, pues su ubicación a más de 2,200 metros sobre el nivel del mar complica la transportación. Y por si eso fuera poco, el crecimiento demográfico y la demanda han agravado el problema.

Por otro lado, los mantos acuíferos están sobreexplotados y no alcanza el agua de lluvia para proveer a toda la población. Es por eso que cerca del 40% del agua que se consume en la Ciudad de México viene de localidades lejanas.


Mira también:


Fotos: Una grieta devora las aguas de uno de los canales de Xochimilco en la Ciudad de México

Loading
Cargando galería
Publicidad