publicidad
El anuncio hecho por David Cameron,

Referendo en junio decidirá si Reino Unido permanece en la Unión Europea

Referendo en junio decidirá si Reino Unido permanece en la Unión Europea

David Cameron dijo que la consulta es "una de las decisiones más importantes que este país afrontará en nuestra vida".

El anuncio hecho por David Cameron,
El anuncio hecho por David Cameron,

El referendo sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea tendrá lugar el 23 de junio próximo, anunció este sábado el primer ministro británico, David Cameron, al día siguiente de las concesiones obtenidas en una cumbre en Bruselas.

En una alocución ante el número 10 de Downing Street, Cameron dijo que la consulta es "una de las decisiones más importantes que este país afrontará en nuestra vida". El dirigente hará campaña por el "sí" y dijo que su país será "más fuerte, más seguro y más próspero en una UE reformada".

La alocución de Cameron ante el número 10 de Downing Street.
La alocución de Cameron ante el número 10 de Downing Street.

"Dejar Europa amenazaría nuestra economía y nuestra seguridad (…) No amo Bruselas, amo al Reino Unido, y soy el primero en decir que todavía se necesita mejorar y que la tarea de reformar Europa no acaba con el acuerdo de ayer", dijo Cameron tras una reunión de más de dos horas con sus ministros en la que defendió un trato que, a su juicio, otorga al Reino Unido un "estatus especial" en el club europeo.

En un discurso que supone el inicio de la campaña de cara a la consulta de junio, el jefe del Gobierno británico afirmó que el país es "más seguro" y "más fuerte" dentro de la UE, y advirtió de que romper los lazos con el continente sería "un salto hacia la oscuridad".

publicidad

Cameron, que el lunes propondrá ante el Parlamento la convocatoria del referéndum en la fecha prevista, confirmó asimismo que los miembros de su Ejecutivo cuentan a partir de este sábado con la "libertad" para oponerse a la postura oficial y argumentar a favor de la salida de la Unión Europea (UE).

"La decisión afecta hasta lo más hondo al tipo de país que queremos ser y al futuro que queremos para nuestros hijos. Se trata de decidir cómo vamos a comerciar con los países vecinos, cómo creamos puestos de trabajo, prosperidad y seguridad financiera para nuestras familias", sostuvo.

"Somos el Reino Unido y podemos lograr grandes cosas, esa no es la cuestión en este referéndum. La cuestión es: ¿Estaremos mejor trabajando dentro de una Europa reformada o bien estaremos mejor por nuestra cuenta?", dijo el primer ministro.

Trato diferenciado

Cameron, quien renegoció con los 27 líderes de la UE un tratado para darle un trato diferenciado a Reino Unido como una condición para permanecer en el bloque, aseguró que dentro de Europa las compañías británicas tendrán más acceso al mercado común, podrán crear más empleos y atraer más inversión.

“Quiero ser claro. Dejar Europa va a amenazar nuestra seguridad económica y nacional. Los que quieren dejar Europa no saben si las empresas británicas tendrán acceso al libre mercado o si los empleos estarán a salvo”.

Advirtió que es un riesgo dejar la UE en tiempos de incertidumbre. “En cambio, quedarse en Europa significa que las familias pueden tener todos los beneficios de permanecer en la Unión”.

Reiteró que el país nunca será parte de la moneda única (euro), ni será parte del rescate de países en quiebra, no formará parte de un ejército europeo, ni de un súper estado europeo.

Reconoció que hay muchas maneras de mejorar la UE y las condiciones de Gran Bretaña no terminan con los acuerdos de anoche en Bruselas.

Posturas

Los políticos británicos tienen cuatro meses para hacer campaña en favor de salirse de la UE -conocido en inglés como Brexit- o seguir siendo parte de Europa.

Cinco miembros del Gabinete de Gobierno del primer ministro británico, David Cameron, se desmarcaron de la postura oficial del Ejecutivo y avanzaron que harán campaña por la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Poco después del anuncio de Cameron, el titular británico de Justicia, Michael Gove, afirmó en un comunicado que abandonar el bloque comunitario asegura al país un "futuro mejor".

El ministro de Trabajo y Pensiones, Iain Duncan Smith; la responsable para Irlanda del Norte, Theresa Villiers; el titular de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes, John Wittingdale, y el líder de la Cámara de los Comunes, Chris Grayling, también han comunicado que disienten de la línea oficial del Gobierno, que respalda la permanencia en la UE.

publicidad

Gove, amigo personal de Cameron, admitió que comunicar su postura ha sido "la decisión más difícil" de su "vida política".

"Esta oportunidad no llegará dos veces en nuestras vidas. Por ese motivo, me mantendré fiel a mis principios y aprovecharé la oportunidad que brinda este referéndum para abandonar una UE sumida en el pasado", subrayó.

El sábado por la noche, ante los rumores de que Gove daría ese paso tras la reunión del gabinete en Londres, Cameron se mostró "decepcionado", pero "no sorprendido".

"Michael es uno de mis más antiguos y mejores amigos, pero ha querido sacar al Reino Unido de la Unión Europea durante los últimos treinta años", dijo el primer ministro.

Otros altos cargos del Partido Conservador se han posicionado en el bando euroescéptico de cara a la consulta de junio, entre ellos las secretarias de Estado de Empleo, Priti Patel, y de Energía, Andrea Leadsom.

Algunos de los ministros más relevantes del Ejecutivo que en el pasado se han mostrado críticos con la Unión Europea se han alineado, en cambio, con Cameron.

La titular británica de Interior, Theresa May, que había adelantado que estaba dispuesta a apoyar la salida de la UE si las reformas pactadas con Bruselas no eran apropiadas, anunció que respaldará la permanencia en el bloque comunitario.

publicidad

También defenderán la línea oficial del Gobierno el ministro de Economía, George Osborne; el de Negocios, Sajid Javid; el de Sanidad, Jeremyh Hunt, y el de Transporte, Patrick McLoughlin, entre otros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad