Abuso Infantil

Obispo acusado de encubrir abusos a menores dentro de la iglesia dice que "entiende la rabia" de las víctimas

Tras la publicación de un informe detallando décadas de abusos y encubrimientos en la iglesia de Pennsylvania, David Zubik aseguró que desde que se convirtió en obispo de Pittsburgh en 2017 han retirado a sacerdotes y entregado las denuncias a los fiscales.
19 Ago 2018 – 5:39 PM EDT

El obispo católico de Pittsburgh David Zubik, quien aparece como uno de los supuestos encubridores en los casos de abusos sexuales de sacerdotes a menores recogidos en un informe de un jurado de la Corte Suprema de Pensilvania, rechazó este domingo las llamadas de un grupo de sobrevivientes para que dimita y señaló que no tiene intención de hacerlo, pues nunca ha encubierto la mala conducta sexual de los clérigos.

"Hemos seguido cada paso que necesitábamos seguir en nuestra respuesta a las víctimas", dijo Zubik, en declaraciones para la cadena ABC.

En ese sentido, aseguró que desde que él se convirtió en obispo de Pittsburgh en 2017 han escuchado "cuidadosamente" a las víctimas, han retirado a sacerdotes de su ministerio, han entregado las denuncias a los fiscales y han informado a sus parroquianos, entre otros.


David Zubik habló con George Stephanopoulos en el programa This Week de la televisora ABC luego de un reporte que detallaba el extenso abuso sexual a niños en la diócesis de la iglesia católica romana en Pensilvania. El reporte culpa a Zubik de no reportar las acusaciones creíbles.

Zubik dijo que puede comprender la rabia de la gente que ha leído el reporte y “yo también siento esa rabia”. Sin embargo, dijo que desde que se convirtió en obispo en 2007, “hemos tomado cada paso que debimos tomar para ser responsables en nuestra respuesta a las víctimas”.

Según dijo los funcionarios eclesiásticos han escuchado a las víctimas “con mucha atención”, sacado a sacerdotes de la diócesis, dirigido las acusaciones a los fiscales distritales correspondientes y permitido que un consejo independiente revisara si se justificaba un regreso del clero y, finalmente, informado a los feligreses de las acciones de la diócesis.

“Hoy en día la iglesia de Pittsburgh no es la descrita en el reporte del gran jurado”, dijo.


La Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes solicitó la renuncia de Zubik y que acabaran los donativos “hasta que renuncie o tome pasos demostrados que protejan a los niños”.

La Corte Suprema de Pensilvania publicó esta semana un informe de un jurado que documenta 300 casos de "sacerdotes depredadores" sexuales en seis de las ocho diócesis del estado, tras investigar denuncias de abusos de menores, y en el que identifica a 1,000 víctimas desde 1940.

En el documento, el jurado critica que todos los casos fueron dejados de lado por los líderes de la Iglesia "que prefirieron proteger a los abusadores y a la institución, sobre todo".

El informe documenta abusos en seis diócesis de Pensilvania: Greensburg, Erie, Scranton, Allentown, Harrisburg y Pittsburgh.

Durante la entrevista de hoy, Zubik fue preguntado por las afirmaciones de una de las víctimas, que señaló que la diócesis de Pittsburgh le había ofrecido pagarle los estudios a cambio de su silencio tras una conversación con este obispo.


Zubik dijo que el supuesto agresor había fallecido cuando la víctima alegó haber sufrido abusos, y destacó que desde 2002 su diócesis no hace acuerdos de confidencialidad.

"Necesitábamos ser capaces de afirmar si ese supuesto comportamiento había ocurrido o no -indicó-. Y eso fue parte de la discusión que tuvo lugar en ese caso particular".

La mayor parte de los casos recogidos en el informe son anteriores al año 2000 y son demasiado antiguos para ser juzgados.

El Vaticano ha calificado de "criminales" los abusos descritos en ese texto y ha considerado que "debería haber asunción de responsabilidad" por parte de los que los cometieron y de quienes los "permitieron".

Estas fotos muestran con crudeza la indignación por el abuso sexual en universidades

Loading
Cargando galería
Publicidad