Abuso Infantil

Mil niños fueron sexualmente abusados por más de 300 sacerdotes en Pennsylvania, según un gran jurado

La Corte Suprema de Pennsylvania publicó un reporte en el que se afirma que durante 70 años los sacerdotes cometieron sus abusos con la connivencia de las autoridades eclesiásticas.
14 Ago 2018 – 3:13 PM EDT

La Corte Suprema de Pennsylvania permitió la publicación este martes de un extenso reporte de un gran jurado en el que se acusa a más de 300 sacerdotes católicos de seis diócesis de abusar sexualmente a menores durante más de 70 años. Además, señala que los líderes de la institución obraron para cubrir dichos abusos.

El documento recoge las conclusiones de una investigación que ha durado 18 meses liderada por el fiscal general del estado, Josh Shapiro, en las diócesis de Harrisburg, Pittsburgh, Allentown, Scranton, Erie y Greensburg. En total, más de 1,000 menores fueron víctimas de los religiosos.

Algunos detalles y nombres que aparecen en el reporte, de cerca de 1,400 páginas, han sido alterados. La Corte Suprema del estado decidió el pasado mes que el documento debía publicarse, aunque con algunas modificaciones, luego que la defensa de los acusados insistiera que, de hacerlo, se violarían sus derechos.

Algunos de los acusados han afirmado que su nombre aparece de manera errónea en el documento.

El cardenal Donald Wuerl, arzobispo de Washington, salió a defenderse antes de la publicación del reporte afirmando que iba a ser criticado por algunas de sus actuaciones cuando fue obispo de Pittsburgh.

Este lunes, Wuerl escribió a los sacerdotes este lunes para decirles que actuó de manera diligente para proteger a los niños durante los 18 años que estuvo en el cargo hasta 2016.

Algunas de las víctimas mostraron su alegría por la investigación, luego de años exigiendo responsabilidades a la Iglesia Católica sin obtener respuesta.

"Fui a dos obispos con acusaciones (de abusos) por cinco años y ellos ignoraron y minimizaron mis acusaciones", indicó al The New York Times James Faluszczak, un sacerdote que fue abusado cuando era un niño y que testificó ante el gran jurado.


La publicación de este reporte llega dos semanas después de que el papa Francisco ordenara la reclusión de Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, también por un caso de abusos sexuales.

Francisco también ordenó que McCarrick permanezca apartado de sus funciones y recluido hasta que se aclaren en un juicio canónico las acusaciones.

El purpurado, de 88 años, ha sido acusado de incurrir en abusos sexuales en una serie de hechos que se remontan a los inicios de su carrera religiosa, hace casi 50 años, cuando ejercía como cura en la archidiócesis de Nueva York.

McCarrick ha negado en todo momento las acusaciones y en un comunicado mostró su sorpresa y avanzó que había colaborado "plenamente" con una investigación del Vaticano.

La archidiócesis neoyorquina informó el pasado 20 de junio de que una comisión de investigación había determinado que las acusaciones "estaban fundamentadas y eran creíbles".

Por ello, el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, siguiendo las instrucciones del papa, ordenó que McCarrick abandonara el servicio público, según la nota.

El pasado 20 de julio un hombre rompió su silencio después de 40 años y aseguró al New York Times que el cardenal McCarrick había abusado de él cuando era menor de edad, una situación que presuntamente se había prolongado durante dos décadas.

McCarrick (Nueva York, 1930) fue ordenado cardenal por Juan Pablo II y participó en el cónclave de abril de 2005 en el que fue elegido pontífice Benedicto XVI.

Estas fotos muestran con crudeza la indignación por el abuso sexual en universidades

Loading
Cargando galería
Publicidad