null: nullpx
Crímenes

Violó a una menor en California, huyó a México y 17 años después lo arrestaron con muestras de ADN

Autoridades del centro de California detuvieron a Juan Martínez Lopes por conducir bajo los efectos de las drogas y el alcohol a casi dos décadas de haber abusado sexualmente de una adolescente de 16 años en Santa Rosa.
15 Oct 2019 – 8:08 PM EDT

SANTA ROSA, California. – Por casi dos décadas las autoridades del norte de California estuvieron tras la pista de un hombre hispano señalado como responsable de violar a una menor de edad en la ciudad de Santa Rosa.

Más de 17 años después, oficiales del Alguacil del condado de Sonoma lograron arrestar a Juan Martínez Lopes, de 39 años, gracias a tecnología de muestras de ADN con la que lograron vincularlo al abuso sexual de una adolescente ocurrido en el 2002.

La investigación para dar con el paradero de Martínez Lopes comenzó el 17 de marzo de 2002, cuando violó en dos ocasiones a una joven de 16 años. Ese día alrededor de la 1:30 am, la víctima caminaba sobre Sebastopol Road cuando, justo en la intersección con Hampton Way, el detenido comenzó a seguirla.

“La menor se asustó e intentó escapar de Lopes, pero él la alcanzó y la arrastró hasta un campo, donde la violó. Ella se defendió, logró huir, pero Lopes la persiguió de nuevo y la llevó al mismo campo abandonado para violarla una segunda vez”, dijo el sargento Juan Valencia.

El reporte de la oficina del Sheriff indica que tras la segunda agresión sexual la víctima logró escapar y esconderse dentro de un vehículo hasta que Lopes abandonó el lugar, para luego encontrar un teléfono y reportar el incidente a la Policía.

Un DUI lo delató

Desde entonces y por casi dos décadas, la Unidad de Delitos de Violencia Sexual y Doméstica del alguacil había estado tras el paradero de Martínez Lopes. Los investigadores supieron que en algún momento el sospechoso huyó de California a México, por lo que emitieron una orden de arresto en su contra con una fianza de $500,000 dólares.

En septiembre de este año la oficina del Alguacil del condado de Sonoma fue informada por su contraparte del condado Madera sobre el arresto de Martínez Lopes, quien estaba bajo custodia por presuntamente manejar bajo los efectos de las drogas o el alcohol.

Los detectives consiguieron una orden judicial para recopilar pruebas de ADN del sospechoso y viajaron hasta el centro de California obtenerlas y poder compararlas con las de las violaciones ocurridas en el 2002 en Santa Rosa.

“La evidencia obtenida tras la examinación forense de la víctima vinculó a Lopes con el delito”, explicó Valencia sobre los resultados del proceso de comparación de las pruebas obtenidas con más de 17 años de diferencia. El pasado 13 de septiembre, el sospechoso fue trasladado a una cárcel del condado de Sonoma, donde permanece bajo custodia con una fianza de medio millón de dólares.

Cómo funciona la técnica del ADN

En el último año los avances tecnológicos han sido aliados clave de las autoridades al ofrecer un nuevo recurso para resolver asesinatos cuando no tienen sospechosos pero sí el ADN del asesino. Así fue como sucedió en el caso más famoso de California, el del 'Asesino del Golden State', detenido el año pasado tras vincularlo a través de un familiar suyo al que encontraron en un banco de datos de ADN online.

Joseph DeAngelo, un expolicía de 73 años, espera juicio por decenas de violaciones y asesinatos ocurridos en las décadas de 1970 y 1980. Los investigadores identificaron un posible primo tercero del sospechoso usando una sitio web genealógico público, al que luego vincularon con DeAngelo a partir de una muestra de ADN recuperada de la puerta de su auto y de un pañuelo de papel.

En este nuevo caso, la policía guardó muestras de ADN de un hombre que violó a tres mujeres entre 1992 y 1994 en Sacramento y Davis. Nunca identificó a un sospechoso y dos días antes de que prescribiera el caso, en el año 2000, emitió una orden de arresto contra el ADN.

Los fiscales que llevaron el caso confirmaron entonces que se trató de la primera vez que se acusa a una muestra de ADN de un delito en California, pero que este recurso ya es usado en otros sitios y ha permitido resolver casos más rápidamente. "Las herramientas están allí y vamos a usarlas", dijeron sobre un sistema que les ha dado tal resultado que aseguran seguirán usando para intentar resolver otros viejos crímenes.

La misma técnica se utilizó en noviembre pasado para arrestar a John Arthur Getreu por el homicidio de una joven graduada de la Universidad de Stanford que estuvo congelado por más de 40 años, y también para dar con Anthony Guerrero, quien en 1990 asesinó a un hombre en un departamento de Fremont, California.

El FBI ofrecía recompensa de $50,000 por el 'Asesino del Estado Dorado'

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés