null: nullpx
Crímenes

Asesinó a una graduada de Stanford y 45 años después lo encontraron gracias a su ADN

John Arthur Getreu, de 74 años, fue arrestado este martes tras ser identificado como sospechoso de la muerte de Leslie Perlov en 1973.
21 Nov 2018 – 5:14 PM EST

Tuvieron que pasar más de cuatro décadas para que surgiera una nueva pista en el homicidio sin resolver de una joven graduada de la Universidad de Stanford, y todo gracias al avance de la tecnología para realizar pruebas de ADN.

La oficina del Alguacil del Condado de Santa Clara informó que este martes arrestó a John Arthur Getreu, de 74 años, en su casa en la ciudad de Hayward por el homicidio de Leslie Perlov. Las autoridades llevaron a cabo la dentención sin contratiempos.

El cruel asesinato se remonta al año de 1973 en la entonces pequeña ciudad de Palo Alto, California, hoy cuna de varias de las empresas de tecnología más grandes del planeta. Pero en ese entonces la presencia de la tecnología de punta no solo era escasa en lo que después sería el Valle del Silicio, sino también entre las agencias del orden locales.


Eran cerca de las 3:00 pm del 13 de febrero de ese año, cuando Leslie Marie Perlov fue vista por última vez en su lugar de trabajo en Palo Alto. Ese mismo día encontraron su automóvil, un Chevy Nova anaranjado, estacionado en una zona baldía cerca de las calles Old Page Mill Road y Page Mill Road. Perlov tenía entonces 21 años y poco tiempo de haber concluído sus estudios en la Universidad de Stanford.

Tras tres días de intensa búsqueda, el 16 de febrero oficiales del alguacil del condado de Santa Clara hallaron su cuerpo bajo un roble en una colina cercana al lugar donde su vehículo había sido abandonado. La oficina del médico forense determinó que la causa de su muerte fue por estrangulamiento y que se trataba claramente de un homicidio.

Sin testigos, ni pistas, ni indicios de algún sospechoso, el caso se quedó estancado por más de cuatro décadas.


Habían pasado más 45 años desde el homicidio de Leslie Marie Perlov cuando la Unidad Investigadora del Alguacil decidió explorar el caso con un eje distinto. Estaba fresco en la memoria de los agentes el arresto en abril de 2018 de Joseph DeAngelo, también conocido como el “Asesino del Estado Dorado” o el “Violador de la Zona Este”, a quien identificaron décadas después de haber cometido sus crímenes gracias a un servicio que ayuda a las personas a conocer sus herencia genealógica.

Los investigadores enviaron al Laboratorio Criminal del condado varios artículos que formaban parte de la evidencia para que se les realizaran pruebas buscando muestras de ADN. El nuevo esfuerzo pronto dio resultados. Un criminalista encontró residuos del ADN de un hombre no identificado entre los objetos analizados.

En julio de este año la oficina del Alguacil recurrió a los servicios de Parabon NanoLabs, una compañía que desarrolla tecnología relacionada con el ADN con sede en Virginia, con la finalidad de encontrar alguna coincidencia con la muestra hallada en la zona del homicidio.

Lo que ocurrió después parecería sacado del guión de una película de acción, pero es una práctica cada vez más común en las investigaciones de homicidios sin resolver.

Parabon NanoLabs creó un perfil genético a raíz de la muestra de ADN recopilada por los investigadores, luego la registró en una inmensa base de datos genealógica con la esperanza de encontrar a personas que compartieran cantidades suficientes del ADN de la persona desconocida.

Los investigadores recibieron una lista coincidencias que sirvieron para ubicar como sospechoso a John Arthur Getreu, no sin antes comparar los árboles genealógicos de esas personas para identificar antepasados en común usando como fuente decenas de bases de datos, archivos periodísticos, obituarios y registros públicos. El siguiente paso era conseguir una nueva muestra de ADN del hombre que ahora tenía 74 años.

A principios de este mes, el Laboratorio Criminal determinó que la nueva muestra recopilada coincidía con la que encontraron aquel 16 de febrero de 1973 en una colina de Palo Alto,

John Arthur Getreu se encuentra actualmente preso en la cárcel del condado de Santa Clara.

El FBI ofrecía recompensa de $50,000 por el 'Asesino del Estado Dorado'

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CrímenesLocal

Más contenido de tu interés