null: nullpx
Cigarrillos Electrónicos

Richmond se convierte en la tercera ciudad en el Área de la Bahía en prohibir los cigarrillos electrónicos

Los funcionarios de la ciudad dijeron que están tomando medidas para proteger a los jóvenes de los riesgos del ‘vaping’, tras el aumento de casos de enfermedades ligadas a su consumo y la muerte de al menos seis personas en los Estados Unidos.

12 Sep 2019 – 1:23 PM EDT

Tras el anuncio del presidente Donald Trump este miércoles de forzar a las compañías a dejar de vender productos de cigarrillos electrónicos con sabor, varias ciudades del Área de la Bahía han tomado la iniciativa en la legislación para prohibir la venta de cigarrillos electrónicos por completo, independientemente del sabor.

El martes, el Ayuntamiento de Richmond votó para aprobar una ordenanza que suspende la venta de estos dispositivos. Al igual que las prohibiciones en San Francisco y Livermore, la prohibición de Richmond suspense la venta de productos de cigarrillos electrónicos hasta que la Administración de Alimentos y Medicamentos revise los productos.



Los funcionarios de la ciudad dijeron que están tomando medidas para proteger a los niños del vaping, lo cual ultimadamente podría llevarlos a fumar cigarrillos tradicionales.

“Para mí, este tema junto con las acciones que la ciudad ha tomado en los últimos diez años sigue siendo personal… mis padres murieron de enfermedades relacionadas con el tabaco”, dijo Tom Butt, alcalde de Richmond.

Varios individuos abogaron contra la ordenanza, citando la importancia de permitir que los adultos tomen sus propias decisiones personales y demostraron preocupación ante los impactos potenciales en los empresarios locales que obtienen ingresos a través de la comercialización de cigarrillos electrónicos.

Una misteriosa enfermedad relacionada con el vaping ha matado a seis personas y ha afectado a por lo menos 450 personas en Estados Unidos.

Las autoridades tienen una posible respuesta: la vitamina E acetato presente en muchos de los cigarrillos electrónicos de sabores que analizaron en pruebas de laboratorio. Pero podría haber otras.

No descartan que haya otras hipótesis o componentes de los cigarrillos electrónicos que expliquen cómo personas jóvenes y aparentemente sanas que usaron estos productos en muchos estados están presentando síntomas de daño pulmonar severo.

Las muertes ligadas al vaping se han registrado en Illinois, Kansas, California, Indiana, Minnesota y Oregon. Las edades de los pacientes comprenden un amplio rango y todas tuvieron el denominador común de estar ligadas a una enfermedad pulmonar o dolencia crónica subyacente.

De inofensiva a potencialmente letal

La vitamina E acetato habitualmente se consume como un suplemento dietético o en cremas, pero inhalarla puede ser peligroso. “La vitamina E es esencialmente grasa y debe calentarse mucho para convertirse en vapor”, explicó al Washington Post Michelle Francl, profesora de química del Bryn Mawr College.

Una vez que se vaporiza, la vitamina E puede descomponerse “y en ese punto estás inhalando quién sabe qué”.

Cuando ese vapor se enfría ya en los pulmones, regresa a su estado sólido original y puede recubrir esos órganos como si fuera un aceite, explica Franck.

Los pulmones no están diseñados para tolerar sustancias distintas a los gases, de ahí que pueda desencadenarse un proceso inflamatorio. Esa condición se llama neumonía lipoidea y ocurre por la acumulación de lípidos (aceites) en los alveolos pulmonares.


San Francisco se convierte en la primera ciudad de EEUU que prohíbe los cigarrillos electrónicos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés