null: nullpx
Arrestos

Policía esposa a un pasajero por comer un sándwich en una estación de trenes de California

El video de la detención se hizo viral y llevó a los usuarios del BART, en el Área de la Bahía, a cuestionar las prioridades de las autoridades del sistema de transporte, que en los últimos años se ha visto afectado por la evasión de tarifas y el alza en crímenes violentos.
9 Nov 2019 – 09:38 PM EST

SAN JOSÉ, California. – Un pasajero que se negó a dejar de comer un sándwich en una estación de trenes del norte de California terminó esposado por la Policía y recibió un citatorio por violar las leyes estatales.

El incidente ocurrió el pasado lunes en la estación una estación de BART de Pleasant Hill, en el Área de la Bahía, pero el video del incidente fue publicado este viernes en Facebook y hasta el momento lo han visto más de 122,000 personas en la red social.

La grabación, con duración de 15 minutos, muestra la confrontación entre Bill Gluckman y un oficial identificado como D. McCormick, quien se aferra a la mochila de un hombre afroestadounidense que con una mano forcejea con el agente y con la otra sostiene un sándwich.

“Estás detenido y no te puedo dejar ir”, se le escucha decir al oficial en el video. “Estás comiendo, eso es contra la ley de California”, agrega el policía en referencia a la prohibición de ingerir alimentos en estaciones y trenes del BART.

Ante la falta de cooperación del hombre, quien acusa al agente de seleccionarlo específicamente de entre todos los pasajeros del BART, McCormick le advierte que “va a ir a la cárcel” por resistirse al arresto. “No he hecho nada malo. Suelta mi mochila”, le responde el detenido.

Conforme los minutos pasan, el video muestra al oficial llamar por refuerzos, que llegan a la brevedad para esposar al hombre y retirarlo de la plataforma. “¿Cuatro policías por un pi… sándwich?”, pregunta molesto el hombre detenido, que en varias ocasiones se negó a entregarle su identificación al oficial.

“No es solo una política local”

El incidente del pasado lunes llevó a los usuarios del BART a cuestionar las prioridades del sistema de transporte, que en los últimos años ha enfrentado problemas de evasión de tarifas y crímenes violentos en sus estaciones.

A través de un comunicado, Chris Filippi, vocero del sistema de trenes, aclaró que el hombre que aparece en el video no fue arrestado, sino que solo se le emitió un citatorio por estar comiendo en la estación, lo que según la agencia es una violación a las leyes estatales. “No es solo una política u ordenanza, está en el código penal”, advirtió el BART.

“Sin importar lo que pienses sobre comer en el BART, el oficial vio a alguien comiendo y le pidió que lo dejara de hacer, cuando el hombre no hizo caso, se le entregó un citatorio”, explicó Filippi.

El comunicado agrega que “el individuo no estaba cooperando” con las autoridades y se negó a entregar su identificación, la cual “es necesaria para el citatorio”. Por esta razón, según el BART, el episodio se prolongó por tanto tiempo.

La grabación fue enviada a un auditor independiente, quien determinará si los oficiales involucrados actuaron cumpliendo con los reglamentos de la Policía del BART.

Alza de crímenes violentos

El BART ha estado en el ojo del huracán desde que John Cowell, un hombre con una larga lista de antecedentes penales que fue dejado en libertad condicional, apuñaló mortalmente a Nia Wilson en una estación de BART de Oakland en 2018.

Además, un reciente reporte del Gran Jurado Civil del condado de Alameda reveló que la cantidad de crímenes violentos aumentó de manera vertiginosa en los últimos cuatro años. La cifra de robos pasó de 153 en 2014 a 349 en 2018, un incremento de 128%.

Las agresiones físicas pasaron de 71 a 130, un aumento de 83% en el mismo periodo de tiempo. El estudio agregó que los principales problemas que denunciaron los usuarios del servicio fueron el alza de indigentes, la suciedad, la evasión de las tarifas y la falta de seguridad en los trenes y las estaciones.

“BART está en el centro de la turbulencia del transporte del Área de la Bahía”, señaló el informe del Gran Jurado, además de advertir que el sistema de trenes se ha convertido en “un laboratorio de fallas sociales” que alberga lo mismo a indigentes que a personas sin vivienda fija al tiempo que facilita la evasión de tarifas.

Las propias cifras del BART ponen en evidencia que uno de los delitos que más ha despuntado en los trenes y estaciones es el robo de celulares. Tan solo en el primer cuatrimestre de 2019 se registraron 402 delitos de este tipo, más del doble de los que ocurrieron en el mismo periodo en 2018.

En fotos: el final del día que nadie quiere vivir a bordo del BART

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés