null: nullpx
Coronavirus

¿Qué efectividad tiene cada vacuna del covid-19 ante la variante delta?

Unos datos del gobierno de Israel y el repunte del coronavirus en EEUU y otros países con notables tasas de inmunización han hecho saltar las alarmas sobre la efectividad de las vacunas ante la variante delta, más contagiosa que las anteriores.
29 Jul 2021 – 05:52 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Unos datos del gobierno de Israel y el repunte del coronavirus en Estados Unidos y otros países con notables tasas de inmunización han hecho saltar las alarmas sobre la efectividad de las vacunas que se están administrando contra el covid-19. Los estudios recientes muestran, sin embargo, que siguen protegiendo contra la versión más grave de la enfermedad y la muerte, que es el propósito con el que fueron concebidas.

Con mensajes como "se contagió pese a estar vacunado" se ha generado una confusión sobre lo que significa que una vacuna sea efectiva: una cosa es la efectividad para reducir el contagio y los síntomas leves y otra la efectividad para proteger de la versión grave de la enfermedad. La segunda está garantizada en todas las vacunas que se administran en EEUU según los estudios científicos publicados hasta la fecha.

Todas las vacunas del covid-19 se concibieron para evitar el desarrollo de la forma grave de la enfermedad y la muerte, pero después se comprobó que también contribuían en cierta medida a disminuir el contagio y la enfermedad leve, aunque faltan datos al respecto. Este segundo efecto parece que se reduce con la variante delta o al menos es incierto, según los datos recientes publicados, como explica la revista especializada Nature.

Pfizer y delta

Según datos de la agencia de salud del Reino Unido (PHE), con Pfizer y ante delta, la efectividad para prevenir formas leves de la enfermedad es de un 33% si solo se ha recibido una dosis y aumenta al 60% tras la segunda dosis.

Sin embargo, la protección de Pfizer ante delta para hospitalizaciones y enfermedad grave es del 71% con la primera dosis y del 92% con las dos. Estos datos, que están basados en la población y no en una muestra, no están disponibles todavía para las otras vacunas administradas en EEUU. Los estudios sobre población y no muestra son mucho más complejos de efectuar porque los científicos no controlan todos los factores que pueden influir en sus datos.

Pfizer insiste en que será necesaria una tercera dosis de su vacuna para reforzar los anticuerpos ante la variante delta, pero la OMS ha pedido encarecidamente a los gobiernos que la prioridad sea que la inmunización llegue a las naciones en desarrollo y con menos recursos: solo el 1.1% de la población de los países de bajos ingresos ha recibido una dosis de la vacuna. Esa cifra es del 27.6% a nivel global.

Moderna y delta

Falta información sobre la eficacia de esta vacuna ante delta, aunque el laboratorio asegura que sigue siendo efectiva para formas graves de la enfermedad ante las variantes nuevas, entre ellas la delta. Uno de los fundadores de Moderna, Derrick Rossi, ha apuntado a la inyección de una tercera dosis para garantizar la inmunidad frente a futuras variantes.

Johnson & Johnson y delta

Al ser una vacuna de una sola dosis y con una tecnología diferente, es sobre la que hay más dudas respecto a su efectividad ante delta. En los últimos días se ha publicado online un estudio preocupante, pero se trata de un trabajo que todavía no ha sido revisado por pares, se basa en una muestra y no en la población, y no ha sido publicado en una revista científica.

Este estudio indica que con una dosis de esta vacuna la protección ante delta disminuye de manera relevante, algo que contradice los estudios que ha hecho la propia farmacéutica, que asegura que protege de manera efectiva (un 85% para hospitalizaciones) ante esta variante incluso hasta ocho meses después de su administración.

Uno de los planteamientos que sopesan los expertos es si convendría reforzar la dosis de esta vacuna con otra de las de ARN mensajero, pero todavía no hay consenso científico ni datos al respecto.

OMS: la amenaza principal son los no vacunados

La situación en EEUU, que fue el país con mayor número de nuevos casos de covid-19 la semana pasada ( 500,332), ha obligado a retroceder, recuperar medidas de prevención como las mascarillas en interiores y a pensar nuevas iniciativas para lograr que se vacunen los que se resisten a ello: la mitad de la población no está completamente vacunada ( tiene pauta completa un 49.2%).

Para lograr la inmunidad de rebaño, es decir, una protección colectiva ante el virus que ponga fin a la pandemia o al menos la arrincone, se considera que es necesario un 70-80% de la población vacunada, aunque algunos expertos indican ahora que para la variante delta esa tasa ha se ser superior, del 85% o el 90%.

Los expertos de salud señalan a la variante delta, hasta un 60% más contagiosa que las anteriores, pero sobre todo a las personas por inmunizar como los dos factores clave en estas nuevas olas del coronavirus que se están viendo en países que llevan meses de campaña de vacunación. También destacan la relajación de medidas de prevención como el no usar mascarilla en determinados espacios y la reapertura del ocio y los eventos masivos.

"Los estudios en la vida real sobre la efectividad de las vacunas muestran buena protección especialmente contra la enfermedad severa", indicó la científica jefa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, al diario Financial Times.

Y señalo cuál es el problema y por dónde va la solución: "La prioridad más importante ahora es aumentar la cobertura de la vacunación en todos los países".

Expertos de todo el mundo recuerdan que la salida de una pandemia, por definición, debe ocurrir en todos los países y alertan de que nuevas variantes como la delta, detectada primero en India, pueden seguir surgiendo en poblaciones que no están protegidas y convertirse en una amenaza general.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés