null: nullpx
Detector de Mentiras

¿Quiénes son los que desinforman sobre las reacciones adversas de las vacunas del covid-19?

Diez enlaces, repartidos más de 10,000 veces en Facebook, quieren convencerte de que las inyecciones contra el covid-19 matan. No te lo creas. Esta es una nueva entrega de “Crónicas de la desinformación”.
22 Abr 2021 – 12:31 PM EDT
Comparte
La tercera dosis puede ser administrada al menos 28 días después de la administración de la segunda. Crédito: Getty Images

Es mentira que los datos ofrecidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) muestran que el número de muertos como consecuencia de las vacunas contra el covid-19 en 2021 supera el total de fallecidos tras recibir todas las otras vacunas existentes en EEUU la década pasada. Los datos ofrecidos por el Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS, en inglés) se han leído de forma sesgada.

La mentira sobre los números de CDC -algo que se ha viralizado en internet- no solo es peligrosa, sino que revela la existencia de páginas que están conectadas entre sí y parecen dispuestas a manipular informaciones oficiales para sembrar dudas sobre el programa de vacunación contra el nuevo coronavirus.

Entre los días 29 de marzo y 9 de abril, al menos 10 "noticias" publicadas en páginas de Estados Unidos se viralizaron en las redes sociales con titulares como: "Según los CDC el número de muertes relacionadas con las vacunas este año es casi el doble de lo registrado en la última década" (" Per the CDC There Are Nearly Twice As Many Vaccine Related Deaths So Far in 2021 Than All the Vaccine Deaths this Past Decade", en la versión en inglés)

Según CrowdTangle, una herramienta de Facebook para medir la viralización de contenidos, estos 10 enlaces han sido compartidos en esta plataforma más de 10,128 veces este mes y también llegaron a Twitter, Instagram y Reddit. Según Buzzsumo, otra herramienta de análisis de contenidos en redes, estos titulares sesgados y mentirosos recaudaron más de 18,000 interacciones en internet. Vea la imagen de Buzzsumo:


Tres de estos enlaces listados por las herramientas como súper populares están, sin embargo, conectados entre sí y desinforman. Esto revela la existencia de al menos una red que actúa de forma coordinada para desinformar sobre las vacunas de covid-19. Health Impact News, página creada en enero de 2011, dio origen a Vaccine Impact, lanzada en septiembre de 2014, y a Medical Kidnap, que estrenó el mes siguiente, en octubre de 2014.

Hoy las tres páginas comparten un mismo IP (ubicado en Texas), tienen la misma dirección para contacto técnico y usan el mismo servidor, públicamente conocido por albergar páginas muy conservadoras. Disfrutan, además, del mismo número de identidad en el Google Analytics, que mide el tráfico de un determinado dominio.

Brian Shilhavy es el editor jefe de las tres páginas y se considera una fuente de información sobre salud que tiene "una perspectiva bíblica, no-darwiniana" (en inglés " real health from a biblical, non-Darwinian perspective").

Shilhavy cuenta -sin base en ninguna evidencia- que "en algunos estados, el tráfico infantil es la fuente número uno de ingresos" y que considera "fácil para los médicos, trabajadores sociales y jueces corruptos simplemente quitar los niños a sus padres para hacer investigaciones sobre medicamentos".

Shilhavy es antivacunas. En 2017, cuando Pinterest anunció que borraría contenidos de este tipo de su plataforma, Health Impact News perdió varios pins y Shilhavy se quejó públicamente de lo que consideraba una postura extremista en favor de las inyecciones.

En 2020, según el propio Shilhavy, él fue impactado por Plandemic, el video desinformativo que buscaba culpar a Anthony Fauci por toda la pandemia. Desde entonces, subió el tono en la lucha contra las vacunas. En su página, escribe que se siente un "bombero".

"Estoy intentando salvar al mayor número de personas posible, antes de que se despierten y sea tarde para entender que las nuevas inyecciones para covid solo benefician a los globalistas, representados por las grandes farmacéuticas y las grandes empresas de tecnología, con la intención de reducir la población global", escribió el editor.

Shilhavy puede pensar lo que quiera, pero al escribir no debería desinformar, como lo hizo con la información del Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS, en inglés) de Estados Unidos. Los datos públicos están disponibles de forma transparente y es razonablemente sencillo desmontar artículos desinformativos como el de Shilhavy.

En los tres artículos que publicó sobre el VAERS, y que aparecieron entre los 10 más compartidos sobre el asunto, Shilhavy ignoró todas las alertas que existen sobre cómo se construyen sus tablas. Y estos mensajes son claros:

"La base de datos de VAERS contiene información no verificada sobre efectos adversos (enfermedades, problemas de salud y/o síntomas) que aparecen después de inmunizaciones realizadas con vacunas autorizadas en los Estados Unidos. El VAERS acepta informes de cualquier persona".

Es posible registrar en el VAERS, por ejemplo, que alguien tuvo un accidente de tráfico y murió días después de tomar una vacuna. Esta muerte entra en el total de fallecidos, pero la relación de este fallecimiento con la inmunización todavía pasará por una larga investigación hecha por el equipo del VAERS. No hay de antemano una relación de causalidad entre los hechos allí registrados. Esta conexión solo se establece tras un amplio estudio científico.

Así que el VAERS es completo, transparente y muy útil. Es algo para ser celebrado. Consiste en un repositorio de datos que reúne información sobre todas las vacunas aplicadas en territorio estadounidense desde la década de los noventa. Es algo importante para los profesionales de salud y fundamental para los periodistas. Su mal uso tiene que ser rechazado con fuerza.

También merece especial atención el hecho de que, así como pasa con cualquier otro enlace, páginas que desinforman también suelen ser utilizadas para atraer anuncios digitales automáticamente repartidos por Google en el sistema conocido como Google Ad Sense.

Una búsqueda sencilla en internet enseña que el dominio VaccineImpact.com, editado por Shilhavy, tiene registro para recibir anuncios y ganar dinero con tu click. Lo que no es público es cuánto cobra todos los meses por desinformar.

¿Viste algún error o imprecisión? Ayúdanos a corregirlo. También queremos leer si hay algún mensaje o imagen que quieres que verifiquemos. Escríbenos a eldetector@univision.net

Aquí te contamos sobre nuestra metodología y política de corrección.

Cargando Video...
El detector: Verificamos un video que tergiversa las palabras de Fauci sobre la efectividad de las vacunas

Loading
Cargando galería
Comparte
Publicidad