null: nullpx
Estafa y Fraude

Pidió donativos para “unir a familias migrantes”, pero robó $245,000 y compró un auto de lujo

John Pierre Dupont, un anciano con un largo historial de estafas, se declaró culpable este jueves por administrar varias páginas de internet que pedían contribuciones para causas sociales y campañas políticas.
29 Jul 2021 – 06:38 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Durante la presidencia de Donald Trump, que estableció la política de tolerancia cero que afectó a los inmigrantes, fue creada una página de internet que pedía donaciones para “unir” a niños separados de sus padres en la frontera. Prometía que ese dinero cubriría gastos legales, médicos y de transportación.

“Nuestros abogados, médicos, enfermeras y trabajadores sociales voluntarios están trabajando día y noche para liberar a estos niños”, decía la página ImmigrantChildrenUnited.org, según una denuncia.

“Las donaciones ayudarán a pagar los costos de nuestros abogados, médicos, enfermeras y trabajadores sociales voluntarios y pagarán el transporte para unir a las familias inmigrantes”, agregaba el portal.

Sin embargo, detrás de esa falsa campaña estaba un estafador con una larga carrera criminal que robó al menos 245,000 dólares a donadores de todo el país. John Pierre Dupont, de 82 años, también creó páginas de internet que pedían contribuciones económicas para el candidato presidencial Bernie Sanders, el aspirante texano al Congreso Beto O’Rourke y otros demócratas prominentes. Ninguno de ellos sabía que Dupont estaba solicitando dinero en su nombre, de acuerdo con una acusación federal.

El dinero que recibió en más de 1,000 transacciones de 2015 a 2019 lo utilizó para gastos personales: pagó el alquiler de su vivienda y se compró un auto lujoso de la marca Mercedes-Benz.

Dupont se declaró culpable este jueves en una corte de Nueva York de fraude electrónico y robo de identidad agravado, delitos que conllevan un castigo de hasta 20 años de prisión. A su edad, eso significaría una cadena perpetua. Su audiencia condenatoria se programó para el 21 de octubre.

En su acuerdo de culpabilidad, Dupont aceptó entregarle al gobierno federal los 245,000 dólares que obtuvo a través de su sofisticada estafa.

“Cientos de miles de dólares que estaban destinados a ser donaciones legítimas fueron robados por el acusado para su propio enriquecimiento personal”, declaró la fiscal Audrey Strauss en un comunicado.


Las actividades ilegales de Dupont comenzaron cuatro décadas atrás, cuando dejó de ser un financiero acaudalado. En 1985, mientras se hacía llamar John Gary Rinaldo, se declaró culpable por fraguar un esquema que provocó pérdidas de inversión millonarias y pasó tres años en prisión.

En 1991 intentó obtener ilegalmente una hipoteca de 360,000 dólares por una casa que no era suya y lo sentenciaron a casi cuatro años de cárcel. En 1992 se escapó de un penal de mínima seguridad en Oregon y estuvo prófugo hasta su recaptura en 1997. Salió libre dos años después.

Por esta nueva investigación por fraude él fue arrestado en marzo de 2019 y le concedieron salir libre bajo fianza. Aprovechó la confianza que le dio un juez para escapar durante siete meses.

“Él dio una serie de pasos que fueron bastante sofisticados: se deshizo de su teléfono, obtuvo un nuevo número telefónico, cambió su dinero por oro, condujo a diferentes áreas. Alquiló un camión U-Haul, le dijo a U Haul que lo devolvería en Seattle y luego, algunas semanas más tarde, lo tiró al borde de la carretera en Dallas (Texas)”, describió el fiscal federal Alex Rossmiller en una audiencia que se realizó el 3 de febrero de 2020 en una corte de Nueva York.

En esa vista, el abogado de Dupont, Zawadi Baharanyi, detalló la situación médica que entonces pasaba su cliente, quien desde noviembre de 2019 había estado internado en el hospital Kingsbrook Jewish Medical Center de Nueva York. Describió que había perdido “una gran cantidad de peso” y estaba esperando los resultados de análisis médicos ante la posibilidad de que padecira cáncer.

“Está en la cama casi todo el tiempo, tiene un movimiento muy limitado... Lo más preocupante es que existe la posibilidad de que tenga leucemia”, dijo Baharany en el tribunal.

Pero el fiscal afirmó que unos meses antes Dupont tenía buena salud y “se movía de un lado a otro” para escapar de los alguaciles que lo seguían. Advirtió que quizás la supuesta enfermedad de Dupont era otro de sus engaños. “Es muy posible que no esté contento de estar encarcelado”, señaló.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés