null: nullpx
México

Así fue el fraude masivo a mexicanos por una dudosa oferta para ir a trabajar a Canadá

Este martes, decenas de personas, con maleta en mano, cerraron una importante vialidad de la Ciudad de México después de darse cuenta —unos minutos antes— de que habían sido estafadas por dos personas con el pago de hasta 5,000 pesos ($250) para ser llevadas a trabajar a Canadá. El fraude, realizado a miembros de una congregación religiosa, se gestó en más de un año.
22 Sep 2021 – 05:58 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un grupo de más de 250 personas cerró una avenida que conecta a la Ciudad de México con su aeropuerto al mediodía del martes. Furiosos, reclamaron justicia por ser víctimas de una estafa que acababa de ocurrir en la que les habían prometido trabajo en Canadá ganando a la semana hasta 14,000 pesos mexicanos ($600). Para realizar el viaje, los estafadores les pidieron depósitos de hasta 5,000 pesos ($250) a cada uno.

¿Cómo es que tantas personas pudieron caer en un fraude de esta naturaleza? Para entenderlo, hay que remontarse a más de un año atrás.


El 8 de septiembre de 2020, Nancy López, una mujer que habita en el Estado de México, en el centro del país, recibió un mensaje de una persona que conoció cuando asistía a la misma congregación religiosa en el municipio de Tultitlán, colindante con la Ciudad de México.

“Pásame tu número de celular, x fis (sic) Necesito hablar contigo”, escribió Leticia Díaz a López por el servicio de mensajería de una de sus redes sociales.

La mujer tomó la llamada de quien consideraba una amiga por haber convivido con ella personalmente. En esa comunicación, Díaz le dijo a López que estaba contactando a personas cercanas a ella para contarles de un plan.

“Estoy entrando en comunicación con gente que amo mucho”, escuchó López a Díaz por el teléfono. “Es un plan muy padre. Es algo muy seguro. Te platico: es un viaje a Canadá. Nos van a pagar 500 dólares semanales”.

Nancy López narró a Univision Noticias que el plan era llevar a trabajar a los hombres en la industria de la construcción y a las mujeres en limpieza al estado de Ontario, en particular a la ciudad de Ottawa, con ese sueldo, alojamiento y bajo la promesa de que ellas trabajarían seis meses y regresarían 15 días a México para renovar el contrato que les ofrecían.

Después de presentarles la propuesta, Díaz presionó a la familia vía mensajes para que aceptaran diciéndoles que quedaban pocos lugares para el viaje que saldría en octubre (de 2020).

López y su esposo pensaron que lo mejor para su familia era dejar a sus dos hijos con su abuela y ellos irse a trabajar. También dijo que hicieron cuentas: “14,000 pesos ($600) semanales y con la situación de la pandemia tomamos la decisión de sí hacerlo”.

Enganchados

Con la respuesta, Díaz les pidió documentos y un primer depósito de 3,600 pesos ($180) por persona para realizar el trámite de pasaporte para ellos. López solo hizo un pago para la renovación del pasaporte de su esposo y de su hijo, quien, aunque se quedara, podría ir en algún momento a Canadá con ellos.

Con la intención de formalizar el acuerdo con la firma de un contrato, Nancy López y su esposo fueron citados en una casa de una amiga de Leticia Díaz. Aquel día, al llegar, se encontraron con Sergio Portillo Briones, quien ha sido señalado por los defraudados como la persona que organizó y promovió los viajes laborales fraudulentos.

En ese mismo lugar se encontraba María Elena Cruz Sánchez, otra persona del Estado de México que, igual que López, había sido convencida por Díaz para que fuera parte del grupo que iría a trabajar a Canadá.

En conversación con Univision Noticias, Cruz Sánchez aseguró que ellos conocieron a Portillo Briones en ese momento. “ Nosotros sí lo conocimos personalmente a diferencia de otras personas”, comentó.

Durante aquel encuentro les dijeron que saldrían pronto a Canadá y los agregaron a un grupo de WhatsApp donde se encontraban más de cien personas y donde recibían instrucciones de Díaz o del mismo Portillo Briones.

Les dan largas

Posterior a la firma del contrato con una empresa que denominaba “R.H. Maneger Services”, la cual dijeron que se dedicaba a la contratación de mano de obra para el campo y la construcción, los interesados comenzaron a recibir largas para realizar el viaje.

López dijo que comenzaron a justificar el retraso diciendo que Canadá había cerrado la frontera, que existían restricciones de viaje por brote de covid-19 en el país. Algunas personas, decían que si no iban a viajar, les devolvieran su dinero. No obstante, Díaz les pedía que aguardaran, que “los tiempos de Dios son perfectos”.

López comenta que en algún momento Díaz les pidió en el grupo de Whatsapp recolectar 10,000 pesos ($500) porque Portillo Briones había sufrido un accidente. “Al final sí lo juntó la gente y se lo enviaron”, señaló.

Con el paso de las semanas, la familia López, al no ver avances ni partida, insistió a los organizadores que les devolvieran el dinero que habían depositado por los pasaportes, pero nadie respondió a la petición y, ante la insistencia, Leticia Díaz misma decidió sacar del grupo de Whatsapp a Nancy López. Así, en abril de este 2021, ellos abandonaron el proceso.

Al ver que habían sacado a Nancy López del grupo, María Elena Cruz Sánchez y su esposo decidieron esperar más tiempo. “Nosotros nos manteníamos al margen de todo lo que comentaban, por eso sí nos aguantaron”, aseguró.

Sin embargo, Cruz Sánchez comentó que en el transcurso de los meses posteriores, tanto Díaz como Portillo Briones, les pidieron más y más dinero.

Abandonados

Fue solo hace unos días cuando Portillo Briones informó finalmente sobre cuándo y dónde sería el encuentro de quienes viajarían.

A través de un audio enviado al grupo dictó el lugar y la hora de la cita. Sería en el aeropuerto de la Ciudad de México el lunes 20 de septiembre pasado; sin embargo, más tarde movió el encuentro al siguiente día, el martes 21. En esos mismos mensajes, pidió que se le hiciera un nuevo depósito para las pruebas PCR de covid que se necesitaban para el viaje.

En uno de los audios, compartido a este medio, se escucha decir a Portillo Briones que deben de llegar al lobby del Hotel Hilton, ubicado frente a la terminal aérea. “Ahí se les van a dar instrucciones sobre lo que deben hacer”, se escucha decir.

Gente proveniente de la misma Ciudad de México y de entidades cercanas como el Estado de México o Puebla; pero también de lugares lejanos como Sinaloa, Chiapas o Quintana Roo, se congregaron a partir de las 8 de la mañana del martes en el hotel hasta formar una multitud. Ahí, para sorpresa de todos, les dijeron casi uno a uno que no había ninguna reservación a nombre de Sergio Portillo Briones.


“Además nos dijeron que el hotel estaba al 70 por ciento, que era imposible meter a 150 personas. La señorita nos dijo que no tenían capacidad. Estaba llenísimo”, aseguró Cruz Sánchez.

Autoridades de la ciudad llegaron hasta el lugar al ser reportada la cantidad de personas que ahí se encontraban congregadas.

Cruz Sánchez dijo que en algún momento alguien aseguró que Portillo Briones, o algún representante de él, había notificado que sería en el parque del Niño Quemado, ubicado a unas cuadras del hotel, donde los atenderían para realizar el viaje.

“Nos fuimos a ese parque”, dijo Cruz.

Como era de esperarse, en el lugar no encontraron a nadie. Las mismas decenas de personas que, maleta en mano, habían esperado un viaje a la prosperidad que no llegaría volvieron a congregarse.

“No nada más era el grupo en el que estábamos (de Whatsapp). Tan solo en el que estábamos eran más de 130 personas, pero los que llegaron ayer nosotros no los conocíamos. Yo les preguntaba si estaban en el grupo donde yo estaba y no, eran otras personas. En total ha de haber habido como tres grupos de ciento y tantas personas. Nosotros hicimos cuentas y pudieron haber sido más de 300, 350 personas”, afirmó

“Decidimos cerrar el Circuito Interior un momento porque queríamos que alguien nos escuchara; porque sí, puede ser que ya no vayamos a ver ese dinero, pero que no se vuelva a repetir lo que nos hicieron”, afirmó.

Se escuda

Un documento legal en poder de Univision Noticias muestra que Sergio Portillo Briones se respaldó jurídicamente antes de congregar a las personas el martes en el aeropuerto a través de una denuncia por fraude.

En la denuncia, que presentó el 16 de septiembre pasado, Portillo Briones acusa a Geovany Enrique Ovando Aquino, quien se presentaba como contratista de la empresa “R.H. Maneger Services”.

Dice ser Ovando Aquino quien no cumplió la promesa de llevar a los trabajadores a Canadá después de haberse reunido con él desde febrero de 2020 y haber conseguido a 50 personas de su comunidad que pagaron la cantidad de 3,300 pesos ($160) “para trámite de visa y pasaporte”.

En total, el documento firmado por Portillo Briones, quien se dijo víctima ante el resto de las personas que se enganchados por Leticia Díaz y él mismo a través de un audio enviado por WhatsApp, asegura que entregó la cantidad de 184,000 pesos ($8,900) a Ovando Aquino en el municipio de Apizaco, en el estado de Tlaxcala.

Hasta el momento, Leticia Díaz y Sergio Portillo Briones se encuentran en calidad de no localizados. El martes mismo, algunos de los defraudados, los de la Ciudad de México, presentaron una denuncia ante la Fiscalía por defraudación. El resto tendrán que organizarse para hacer lo propio ante las autoridades de sus entidades para que se inicie la búsqueda de los implicados en este mega fraude que tomó más de un año.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:MéxicoEstafa y FraudeInmigraciónTrabajos forzadosTrabajo

Más contenido de tu interés