null: nullpx
Nicaragua

Detienen a un cuarto aspirante a desafiar a Daniel Ortega por la presidencia de Nicaragua

Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro fueron detenidos en distintos momentos en menos de 24 horas. Maradiaga es investigado por presuntos actos en contra la soberanía de la nación centroamericana, presunto terrorismo y por supuestamente apoyar las sanciones internacionales en contra del gobierno. Por su parte, Chamorro, bajo la acusación de "incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos".
9 Jun 2021 – 10:24 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Las autoridades de Nicaragua detuvieron este martes por la noche a un cuarto aspirante a la presidencia del país, en medio de una ofensiva contra la oposición al mandatario Daniel Ortega de cara a las elecciones de este año.

El precandidato opositor Juan Sebastián Chamorro García fue arrestado la noche del martes bajo la acusación de "incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos". Chamorro, sobrino político de la expresidenta nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro, fue detenido en su residencia, al sur de Managua, que también fue allanada por la Policía Nacional, según confirmó a Efe el equipo de prensa del político opositor.

El precandidato presidencial por la Alianza Ciudadanos por la Libertad estaba citado mañana a una entrevista al Ministerio Público en su calidad de representante de la no gubernamental Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), un centro de pensamiento independiente, que dirigió del 2014 al 2019.

Horas antes, el opositor Félix Maradiaga fue detenido tras acudir ante el Ministerio Público, donde fiscales lo investigan por presuntos actos en contra la soberanía de la nación centroamericana, presunto terrorismo y por supuestamente apoyar las sanciones internacionales en contra del gobierno.


La detención de Maradiaga se da apenas días después de la detención e inhabilitación de la aspirante Cristiana Chamorro y de Arturo Cruz.

La jefa de la Oficina para las Américas del Departamento de Estado, Julie Chung, señaló que la detención de Maradiaga "confirma sin lugar a dudas que Ortega es un dictador".

"La comunidad internacional no tiene más opción que tratarle como tal", señaló en un tuit en español.

Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Chamorro (1990-1997), permanece bajo “arresto domiciliario” en medio de una investigación por supuesto lavado de dinero que adelanta la Fiscalía. Cruz, en tanto, se le investiga por presuntamente “atentar contra la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo”.

Los tres son aspirantes presidenciales para los comicios del 7 de noviembre, en los que Ortega buscará su tercera reelección y un cuarto mandato consecutivo a partir de 2022.

Una cacería de opositores


El régimen de Daniel Ortega prosiguió la detención de opositores a quienes acusa por supuestamente "menoscabar la independencia la soberanía y la autodeterminación" del país.

Los últimos son Violeta Mercedes Granera Padilla (bajo arresto domiciliario) y José Adán Aguerri Chamorro, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

“Es una cacería que han desatado. Los Ortega Murillo están desesperados porque no pueden resolver la crisis en la que tienen metida a Nicaragua y están apostando a que nadie va a reaccionar adentro ni afuera, entonces están en cacería, han tomado la decisión, tengan uno o diez candidatos será el mismo precio”, manifestó la exguerrillera Dora María Téllez, citada en el diario 100% Noticias.

La Oficina de las Nacional Unidas para los derechos humanos en América Central (OACNUDH) instó en un tuit a las autoridades nicaragüenses "a liberar de inmediato a todas estas personas y a cesar toda persecución contra opositores, respetando las obligaciones internacionales de derechos humanos".

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés