null: nullpx
Incendios

“Murieron por inhalación de humo”: identifican a más víctimas del barco de buceo incendiado en California

Muchas de las víctimas eran ingenieros que trabajaban en la industria de la tecnología en Silicon Valley, mientras que otros eran científicos que compartían su pasión tanto en las aulas como en agencias de gobierno.
7 Sep 2019 – 9:05 PM EDT

SAN FRANCISCO, California. – Autoridades del sur de California identificaron este viernes con nombre y apellido a más víctimas mortales del incendio de un barco de buceo en las costas de Santa Bárbara e informaron que la mayoría fallecieron por inhalación de humo y no por quemaduras.

“Los exámenes preliminares de los cuerpos indican que las víctimas murieron antes de quemarse. Los daños por quemaduras en los cadáveres ocurrieron después de muertos”, dijo el sheriff del condado de Santa Bárbara, Bill Brown.

Las autoridades que investigan el incidente ya lograron contactar a las familias de las 34 personas que perdieron la vida en el barco ‘Conception’ para solicitarles muestras de ADN, pero hasta el momento solo han podido identificar de manera positiva a 18 de ellas. La Oficina del Alguacil dio a conocer los nombres de 9 de las víctimas, entre las cuales había varios residentes del norte de California.

Los equipos de rescate han recuperado 33 cuerpos y continúan la búsqueda de uno más, sin embargo, los trabajos para notificar a las familias de las víctimas se han convertido en una labor titánica en parte debido a que los seres queridos de muchos de ellos se encuentran en países como Japón, India y Filipinas.

Por lo pronto, las múltiples investigaciones alrededor de la tragedia están enfocadas en determinar las causas del incendio y no se han abierto indagatorias criminales, aunque el sheriff Brown no descartó que eventualmente se pudieran presentar cargos. Los cinco miembros de la tripulación que sobrevivieron al fuego han sido entrevistados por las autoridades, pero de momento ningún funcionario involucrado en la investigación ha hablado de los esfuerzos que se hicieron para rescatar a las víctimas atrapadas

Con los nombres revelados por el Sheriff y a través de redes sociales se ha conocido que al menos 16 de las víctimas mortales eran originarias de la región de la Bahía de San Francisco y otras ciudades del norte de California. Entre los fallecidos había estudiantes, maestros, ingenieros y enfermeros que compartían la misma pasión por el buceo.

Celebraciones de cumpleaños

El ingeniero de Apple, Steve Salika, y su esposa, Diana Ademic, decidieron celebrar con una expedición de buceo el cumpleaños 17 de su hija, Tia Salika. Al viaje se unió un colega de Steve que trabajaba también en Apple, Daniel García, acompañado por su esposa Yulia Krashennaya, a quienes las autoridades identificaron este viernes como residentes de Berkeley.

La adolescente invitó además a Berenice Felipa, una de sus mejores amigas en la preparatoria Pacific Collegiate Charter School en la ciudad de Santa Cruz. La vicepresidenta de la compañía Apple, Deirdre O’Brien, dijo a través de un comunicado que Steve y Daniel “dejan muchos amigos atrás y serán muy extrañados”.

También celebrando un cumpleaños se encontraba la familia Quitasol, originarios de Stockton. Para Michael Quitasol el fin de semana feriado fue la excusa perfecta para celebrar su cumpleaños con un viaje. A la excursión de buceo lo acompañaron sus hijas Evanmichel Solano Quitasol, de 37, Nicole Quitasol, de 31 y Angela Quitasol, de 28, así como Fernisa Sison, esposa de Michael y madrastra de sus hijas.

Michael, Fernisa y Evanmichel trabajaban como enfermeros en distintos hospitales de Kaiser Permanente en el norte de California, según informó la compañía a través de un comunicado. Angela era maestra de ciencias en el séptimo grado de la preparatoria Sierra Middle School, en Stockton. “Para Angela, sus estudiantes eran lo principal. Compartía con ellos su pasión por la ciencia y los saludaba cada día con una gran sonrisa”, dijo el superintendente del Distrito Escolar Unificado de Lincoln en un comunicado.

Nicole, por su parte, llevaba cuatro años trabajando como barista en el restaurante Nicky Rottens de Coronado, donde sus compañeros la recuerdan “por su alma amorosa y aventurera”, según escribió el dueño del establecimiento en una página de GoFundme creada con el permiso de la familia para recaudar fondos que se destinarán a los gastos funerarios.

Científicos e ingenieros

La científica Adrian Dahood-Fritz y su esposo, el fotógrafo Andrew Fritz, recién se habían mudado a Sacramento como parte de una oferta laboral para Adrian en Concejo de Protección Oceánica de California. Dahood-Fritz administraba la red de áreas marinas protegidas en el estado y tenía una gran pasión por el cuidado de los océanos, según explicó el gobernador Gavin Newsom en un comunicado.

La misma pasión por la ciencia la compartían Raymond ”Scott” Chan, residente de Los Altos y maestro de física en la escuela American High School de Fremont, y su hija, Kendra Chan, de 26 años, quien se desempeñaba como bióloga para los Servicios de Vida Marina en el condado Ventura.

“Los estudiantes y el personal están conmocionados. (Scott) tenía muchas pasiones en la vida y las compartía con su familia, es por eso que planearon ese viaje de vacaciones para hacer lo que amaban”, explicó a medios locales Kim Wallace, superintendente del Distrito Escolar Unificado de Fremont. Vicky Moore, madre de Kendra, señaló en una entrevista que su hija tenía una gran fascinación con la ecología marina.

Kristy Finstad, otra de las víctimas, era una experimentada bióloga marina que, junto a su esposo, administraba la empresa de buceo que organizó el viaje y rentó la embarcación para la excursión. La empresaria de 41 años estudió los peces doncella y los corales en las islas tahitianas, buceó en busca de perlas negras en las islas Tuamotus de la Polinesia Francesa e hizo recuento de salmónidos para la ciudad de Santa Cruz, donde vivía.

También participó en investigaciones para el Instituto Australiano de Ciencias del Mar y escribió una guía de restauración para la Comisión Costera de California. "Mi misión es inspirar amor por nuestro mundo submarino", había escrito Finstad en el sitio web de su compañía.

Los ingenieros de la compañía Apple que fallecieron en la tragedia no eran los únicos que se desempeñaban en esa profesión. Caroline McLaughlin, de Oakland, y Kristian Takvam, tenían carreras exitosas en la empresa con sede en San Francisco, Brilliant. “Carrie y Kristian eran increíbles amigos y colegas con una inmensa pasión y talento”, dijo en un comunicado Sue Khim, directora ejecutiva de la compañía.

Otra víctima que era originaria de Michigan, llevaba varios años trabajando como fotógrafa y estilista en Mill Valley, en el condado de Marin.

En fotos: recuperan 33 cuerpos tras incendio en el bote Conception en la costa de California

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:IncendiosMuertesVíctimasCalifornia

Más contenido de tu interés