null: nullpx
Uber

Juez les permite a Uber y Lyft mantener a sus choferes como contratistas independientes en California

El fallo judicial otorga una prórroga para que Uber y Lyft cumplan con la ley estatal AB 5, bajo la cual miles de conductores tendrían acceso a beneficios como salario mínimo, pago de horas extra y formar sindicatos.
20 Ago 2020 – 09:16 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN FRANCISCO, California. – A escasas horas de que Uber y Lyft se vieran obligadas a suspender su servicio en California debido un fallo judicial que las obligaba a reclasificar a sus choferes como empleados, una corte de apelaciones estatal determinó que ambas compañías pueden mantener a sus conductores trabajando como contratistas independientes de manera temporal.

La decisión de último minuto sobresee la orden judicial emitida el pasado 10 de agosto por el juez Ethan Schulman, del Tribunal Superior de San Francisco, quien le dio a Uber y Lyft un ultimátum de 10 días para sujetarse a la ley estatal AB 5, bajo la cual miles de choferes de servicios de transporte compartido tendrían acceso a beneficios como salario mínimo, pago de horas extra y la posibilidad de formar sindicatos para negociar sus contratos colectivos.

“Nos complace que la Corte de Apelaciones haya reconocido los importantes temas planteados en este caso y que el acceso a estos servicios críticos no se cortará mientras seguimos abogando por la capacidad de los conductores de poder trabajar con la libertad que desean”, señaló un portavoz de Uber a través de un comunicado.

Por su parte, Lyft celebró el fallo judicial en una publicación en su liveblog oficial: “El servicio de transporte compartido continúa”, escribió en un comunicado, donde más temprano había también informado que suspendería su servicio en todo el estado a partir de la medianoche de este jueves.

El alivio temporal les da un nuevo respiro a las compañías que por meses han luchado con frenar los efectos de la ley estatal AB 5 -que entró en vigor el 1 de enero- no solo en las cortes. Lyft, Uber y DoorDash han invertido millones de dólares para impulsar la Propuesta 22, una medida electoral que aparecerá en la boleta de noviembre y pretende exentarlos de la legislacións.

Las compañías de transporte compartido en Silicon Valley ahorran millones de dólares anuales manteniendo su modelo de contratistas independientes, pero al hacerlo, violan no solo la ley estatal AB 5, sino también un fallo de la Corte Superior de California emitido en 2018 que sirvió para allanarle el camino.

Dara Khosrowshahi, presidente ejecutivo de Uber dijo en una entrevista con la cadena MSNBC que sus conductores “quieren flexibilidad”. Sin embargo, ninguna legislación en California -incluida la AB 5- le impide a la compañía cumplir con la reclasificación de sus choferes como empleados y al mismo tiempo ofrecerles flexibilidad de horarios.

Según Uber y Lyft, reclasificar como empleados a sus choferes representaría un cambio demasiado drástico a su modelo de negocio, por lo que se verían obligados a dejar sin empleo a miles de conductores en California.

Pero los fiscales del estado aseguran que el modelo de contratistas independientes y economía compartida bajo el que operan muchas empresas en Silicon Valley, más allá de brindar flexibilidad laboral lo que hace es explotar a los trabajadores y privarlos de beneficios como un salario mínimo y el pago de horas extras, entre otros.

De momento, ambas compañías podrán seguir ofreciendo servicio en California sin modificar su modelo de negocios mientras continúa en los tribunales el caso presentado por la Fiscalía de California con el respaldo de los procuradores locales de San Francisco, Los Ángeles y San Diego.

“La corte ha intervenido y acordado: Uber y Lyft deben ponerle un alto a la clasificación ilegal de sus conductores mientras nuestra querella legal continúa. Aunque esta batalla tiene mucho camino por recorrer, estamos presionando para asegurarnos que los residentes de California obtengan las protecciones laborales que merecen”, dijo el procurador estatal Xavier Becerra.

Ese mismo fallo abrió la puerta para que el fiscal de San Francisco, Chesa Boudin, solicitara también una orden judicial que obligue a DoorDash a sujetarse a la ley AB 5, argumentando que de lo contrario se pone a los conductores "en riesgo, particularmente durante la pandemia de covid-19".

Cargando Video...
"Tendremos nuestros beneficios": ordenan a Lyft y Uber contratar como empleados de tiempo completo a choferes en California

Una batalla en las urnas


Desde que entró en vigor, la ley estatal AB 5 se convirtió en una de las legislaciones más estrictas sobre clasificación de trabajadores en los Estados Unidos, con el potencial de sentar un precedente para otras legislaturas estatales que buscan otorgar mayores beneficios a quienes trabajan en el sector de la economía compartida.

La norma señala que el trabajo de freelancer o contratista independiente está definido como una persona que maneja un negocio independiente, que es contratada por una empresa para realizar una tarea distinta al modelo de negocio de esa compañía, y que tiene total independencia sobre el cómo, cuándo y dónde completan esa tarea.

Las compañías de viajes compartidos y otras empresas tecnológicas de Silicon Valley han cabildeado intensamente en el Capitolio estatal para mitigar los efectos de Dynamex, una decisión de la Corte Suprema de Justicia emitida en 2018 que allanó el camino para reclasificar a los trabajadores en todo el país.

Desde entonces, ese fallo judicial -que abrió la puerta para la AB 5- ha representado un riesgo para compañías como Uber y Lyft, cuyo modelo de negocios depende casi en su totalidad de un ejército conformado por miles de conductores dispuestos a trabajar como contratistas independientes con pocos beneficios y horarios flexibles.

Y mientras la batalla legal avanza, los titanes de Silicon Valley no se han quedado de brazos cruzados. Uber, Lyft y DoorDash crearon un fondo de $90,000,000 para impulsar su propia iniciativa de ley a modo en la boleta electoral de este noviembre para derogar la AB 5.

La contienda electoral representa la primera vez que los gigantes de la tecnología en California se enfrascan en una batalla en las urnas contra la Legislatura estatal y los gremios sindicales que buscan proteger los derechos de los trabajadores.

Un estudio nacional reciente de Unidos US reveló que el 41% de los encuestados latinos dijo trabajar en la nueva economía como trabajadores independientes o temporales. Casi seis de cada 10 trabajan a tiempo completo.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés