null: nullpx
Desalojos

Exclusiva: Una ola de desalojos se 'cocina' sobre Alum Rock en San José

Cerca de 30 microempresarios se verán desplazados por la compra de las propiedades en las que operan sus negocios. Muchos de ellos llevan funcionando más de una década en la zona.
8 Dic 2018 – 11:08 PM EST

Ser una ciudad ubicada en el corazón del Valle del Silicio tiene grandes ventajas, entre éstas la cercanía con las grandes compañías de tecnología y la llegada de inversionistas de todas partes del mundo. Pero en regiones como ésta, esos beneficios suelen venir acompañados de graves problemas.

En los últimos años la crisis de desalojos en San José ha llegado a niveles nunca antes vistos, y aunque inicialmente los afectados fueron los residentes y familias de bajos recursos, ahora parece estar golpeando también a los pequeños empresarios de la calle Alum Rock, una zona históricamente reconocida por el establecimiento de negocios que pertenecen a hispanos.

Según la Asociación de Comerciantes de Alum Rock, cerca de 30 microempresas están enfrentado desplazamientos debido a que las propiedades en las que se ubican sus oficinas o locales, han sido compradas por nuevos inversionistas.

El principal temor de este grupo de hombres de negocios es que este patrón se convierta en una crisis aún mayor, y que las familias que llevan años operando sus pequeños negocios en la zona, terminen en la calle.

David Ruiz, dueño de Vaqueros Boots, es comerciante y lleva 10 años ahormando sombreros y vendiendo botas y ropa vaquera en su negocio sobre la calle Alum Rock.

“Esto es lo único que hasta ahorita hemos recibido. Te vas a salir hasta tal fecha. Desde entonces no hemos tenido comunicación con absolutamente nadie”, dijo al referirse a la orden de desalojo que recibieron y que se hará efectiva en agosto del año 2020.

En la misma circunstancia se encuentra Luis Holguín, quien opera un establecimiento de telefonía en la zona. “El negocio se cierra. Después de 10 años que hemos trabajado en esta área y volver a buscar otra área es totalmente diferente”, comentó.

Las botas y sombreros y los dispositivos móviles son negocios muy distintos, pero ambos enfrentan el mismo destino. Están ubicados en una propiedad sobre la calle Alum Rock cercana a la carretera I-680, que fue comprada por una empresa que desarrolla proyectos de vivienda asequible. Y es que la ampliación del sistema de transporte VTA (Santa Clara Valley Transportation Authority, por sus siglas en inglés) y la venta de terrenos de la ciudad a Google en el centro, hacen la zona muy atractiva para nuevos inversionistas.

Jesús Flores, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Alum Rock considera que, en medio de este boom de desarrollos inmobiliarios, los pequeños empresarios están quedando en segundo plano. “Si lo percibimos del lado de la necesidad que tenemos por buenas viviendas, es muy bueno, es bienvenido. El problema es que no se les está dando la atención a los pequeños negocios que están siendo desplazados”, explicó.

Compartiendo estadísticas del organismo de dirige, mencionó que el 60% de las microempresas que son desplazadas terminan cerrando sus negocios. Al día de hoy, al menos tres propiedades sobre la calle Alum Rock han sido compradas recientemente en una transacción que terminará desplazando a cerca de 30 comerciantes, muchos de los cuales llevan ahí más de una década.

Una solución, dice Flores, sería que existieran acuerdos de compensación entre las empresas desarrolladoras, la ciudad y los dueños de los pequeños negocios. Todo, agrega, debería ser acordado antes de que se hagan efectivos los desplazamientos.

“Si a mí me están desplazando en este momento, algo que voy a necesitar es algún tipo de ayuda para ver en dónde me voy a reubicar. Pero una vez que esa propiedad haya sido terminada, la construcción sea terminada, tener yo primer acceso a regresar ahí mismo”, señaló.

Pero en ojos de los líderes políticos de San José, este fenómeno no es exclusivo de la zona de Alum Rock, sino que está ocurriendo en cada rincón de la ciudad más grande del Valle del Silicio.

“Nosotros no podemos exigirle a cualquier dueño lo que se puede hacer con su propiedad privada. Eso ya son los derechos de propiedades privadas. Pero sí estamos viendo a ver qué se puede hacer legalmente dentro de eso. Si nuestros abogados nos dicen tal vez sí se puede, entonces ahí se sería la protección para los negocios”, mencionó Magdalena Carrasco, vicealcaldesa de San José.

Agregó que la historia es un poco distinta cuando existan proyectos de desarrollo en los que se utilizan fondos públicos, como cuando se construye vivienda asequible. En esos casos, dijo, la municipalidad sí puede tener cierta injerencia para compensar a los pequeños comerciantes que enfrenten desalojos.

El alcalde de San José, Sam Liccardo, comparte la idea de explorar las opciones para proteger a los microempresarios. “Un dueño puede tener un impuesto disminuido si hay un contrato con un negocio pequeño”, explicó.

Tanto el alcalde como la vicealcaldesa dicen que la próxima semana comenzarán a explorar opciones para ayudar a los comerciantes. Pero mientras esto ocurre, a los microempresarios solo les queda esperar que la ciudad decida intervenir para concretar un paquete de ayuda ante sus inevitables desalojos.


Activistas inician huelga de hambre por proyecto de Google en San José


RELACIONADOS:Desalojos Local

Más contenido de tu interés