null: nullpx
Ola de Calor

"Calor letal" en California: estudio prevé más de 40 días al año por encima de los 100° F en el estado

El reporte del Union of Concerned Scientists revela que los hispanos se verán especialmente afectados, principalmente aquellos que "no hablan inglés, trabajan en el campo o en sitios de construcción".
17 Jul 2019 – 10:20 PM EDT

Las olas de calor serán más largas y más intensas durante las próximas décadas en California, situación que se puede traducir en temperaturas peligrosas principalmente para las personas que realizan trabajos a la intemperie.

Éste es el pronóstico explicado en un nuevo estudio del Union of Concerned Scientist (USC), que advierte que el aumento del “calor potencialmente letal” afectará a todos los estados de EEUU a tal grado que, para mediados de este siglo, habrá pocos lugares que no se vean afectados por el calor extremo, y para finales del siglo, sólo unas pocas regiones montañosas ofrecerán refugio de esas temperaturas peligrosas.

“Nuestro análisis muestra un futuro más caluroso que es difícil de imaginar hoy”, señaló Kristina Dahl, científica y coautora del informe Calor fatal en los EEUU: decisiones sobre el clima y el futuro de días peligrosamente cálidos. Y es que sin medidas globales para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, se prevé que California tenga alrededor de 26 días al año con temperaturas por encima de los 100° F para mediados de siglo y hasta 43 días entre los años 2070 y 2099.

A nivel nacional, el reporte advierte que el promedio de días por año con una sensación térmica de más de 105° F se cuadruplicaría a 24 días para mediados del siglo, y aumentaría ocho veces -hasta llegar a 40 días- para finales del siglo. En este escenario, casi 11 millones de personas a lo largo y ancho de California estarían expuestos a 30 o más días al año con un índice de calor promedio de 105° F. (Ve aquí cuántos días por encima de 100° F habrá en tu ciudad)

Comunidades en riesgo

Con sensaciones térmicas a partir de los 100° F, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) señala que es posible que las altas temperaturas traigan consigo problemas de salud, especialmente en el caso de niños o adultos de la tercera edad. Este calor peligroso podría también causar daños importantes a la economía y la infraestructura.

“Las comunidades de bajos ingresos, las comunidades étnicas y raciales minoritarias, y otras poblaciones vulnerables pueden estar particularmente en riesgo cuando se las expone al calor extremo”, dijo Juan Declet-Barreto, científico climático de UCS y coautor del informe. “Históricamente, las desigualdades sociales y económicas han llevado a que estas comunidades tengan a menudo acceso limitado al transporte, a los centros climatizados y a servicios de salud, y pueden carecer de aire acondicionado o de recursos económicos para hacerlo funcionar”, agregó.

La gente que no habla inglés está entre la que más riesgo corre de sufrir enfermedades y muertes relacionadas con el calor, indica el estudio. Lo mismo ocurre con aquellos que trabajan en el campo, sitios de construcción o al aire libre. En el Valle Central de California la situación podría ser mucho peor. Con una sensación térmica que supera los 90° F, los trabajadores agrícolas no podrían trabajar de forma segura, lo cual podría afectar el negocio y el sistema de comida, y tener secuelas en toda la economía estadounidense.

Ciudades como Fresno podrían enfrentar el equivalente a entre dos y cuatro meses al año con temperaturas mayores a 105° F para fines de siglo. “En los centros agrícolas como Illinois y el Valle Central de California se verían en dificultades para garantizar la salud de los trabajadores bajo una sensación térmica que supera los 90 y 100° F por el equivalente de aproximadamente tres meses al año”, dijo Dahl.

Las soluciones

El reporte del Union of Concerned Scientist refleja un sentido de urgencia ante el cambio climático y advierte que la mejor manera de evitar un futuro devastador sería cambiar las políticas públicas de clima y energía para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Cuanto más esperen Estados Unidos y demás países para reducirlas de forma drástica, menos probable sea que realicemos el escenario de acción rápida presentado en el análisis”, indicaron los científicos del UCS. Entre las soluciones que recomiendan los economistas está ponerle precio a las emisiones de carbono para contabilizar adecuadamente los daños que causa la industria de combustibles fósiles. Al mismo tiempo, esa industria debería demostrar intenciones serias de proteger al medio ambiente.

Algunos gobiernos y legislaturas estatales, como es el caso de California, están moviéndose hacia la meta de 100% de energía limpia, mientras que el Congreso está estudiando varias políticas públicas de energía que incluirían estándares de energía renovable, infraestructura resiliente al cambio climático e incentivos a la innovación que podrían contar con el apoyo de ambos partidos políticos.

En California, por ejemplo, una nueva iniciativa de ley en California busca que los conductores del estado opten por comprar más vehículos eléctricos y para lograrlo están recurriendo a subsidios de varios miles de dólares. A través de la propuesta AB 1046, el asambleísta Phil Ting quiere triplicar la devolución que reciben las personas que adquieren automóviles ecológicos con el objetivo de que el estado cumpla sus metas para combatir el cambio climático.

En California las temperaturas pudieran superar diariamente los 110° F, te decimos dónde y por qué (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés