null: nullpx
Crímenes

Acusado de intentar violar a una mujer en San José fue liberado de la cárcel días antes de cometer el ataque

Richard Hernández, un indigente de 25 años, había sido arrestado por atacar a los empleados de una gasolinera de San José. Días después fue puesto en libertad solo para irrumpir de madrugada en la recámara de una mujer con la intención de violarla.
5 Abr 2019 – 4:53 AM EDT

Los empleados de una gasolinera en San José no se explican cómo es que un hombre que los atacó sin razón alguna quedó en libertad días después de ser arrestado, solo para incurrir en otro crimen aún más violento que involucró a una mujer de 28 años.

El caso de Richard Hernández bien podría ser usado para sustentar la hipótesis de que los criminales reincidentes se tornan cada vez más violentos o de que el sistema de justicia penal en California está lejos de ser perfecto.

De una semana a otra, este sospechoso, que finalmente está tras las rejas, se las arregló para irrumpir armado con dos palos de madera en una gasolinera y sembrar el pánico entre los presentes, y para escabullirse en medio de la madrugada a un apartamento e intentar violar a una mujer mientras su esposo se encontraba en otra recámara.

La Policía de San José confirmó que el sujeto involucrado en ambos incidentes es Richard Hernández, un indigente de 25 años que en más de una ocasión ha tenido roces con la ley. “Ya lo conocemos”, dijo la oficial Gina Tepoorten tras su último arresto. Precisamente esas declaraciones hacen difícil entender por qué el sospechoso seguía en las calles.

Luego del primer incidente, ocurrido el pasado 19 de marzo, Hernández fue recluido en la cárcel del condado de Santa Clara bajo tres cargos relacionados con asalto empleando un arma letal y vandalismo violento, según un comunicado de prensa de las autoridades.

Documentos judiciales citados por medios locales dan cuenta de que los fiscales que llevaron el caso le recomendaron al juez que negara la fianza para el sospechoso, sin embargo, el magistrado ordenó su liberación al no considerarlo un criminal de alto riesgo.

Nilesh Bhaadani, dueño de la estación de gasolina antes mencionada, sigue conmocionado no solo por lo que pasó en su negocio, sino también por el ataque sexual que Hernández cometió contra una residente de San José tan solo una semana después. “Fue aterrador ver lo que intentaba hacer. No debería andar rondado por las calles”, dijo el pequeño empresario.

Ataque sin razón

Días antes del ataque, los empleados de la gasolinera habían llamado a la policía para denunciar que Hernández “estaba actuando como un loco” en las inmediaciones del lugar. Los dos videos a los que Noticias Univision 14 tuvo acceso no dejan dudas de la ira y la violencia con las que actuó el sospechoso.

Al inicio de una de las grabaciones, con fecha del 19 de marzo, se observa a Richard Hernández entrar al negocio armado con dos palos de madera. Casi de inmediato camina hacia los empleados y golpea de manera violenta el mostrador. Acto seguido, arremete contra ellos a insultos, les arroja ambos palos y huye del lugar. Afortunadamente nadie resultó herido y el angustioso episodio duró apenas 20 segundos.

Un minuto después, como si la primera agresión no hubiera sido suficiente, el sospechoso regresó al lugar esta vez armado con una piedra que arrojó en dos ocasiones contra la tienda, provocando que una ventana quedara estrellada. Instantes después, los empleados salieron del lugar y fueron recibidos con otra pedrada, sin embargo, luego de perseguir al sospechoso por unos metros, lograron someterlo hasta que los policías llegaron a realizar el arresto.

Intento de violación

Los documentos judiciales citados por medios locales señalan que Richard Hernández ha pasado por cortes de salud mental del condado de Santa Clara de manera intermitente durante los últimos siete años. Pero en esta ocasión, los cargos más recientes por los que fue arrestado podrían traducirse en su conjunto en una sentencia de hasta 15 años en prisión.

De acuerdo con las autoridades, la madrugada del 28 de marzo, nueve días después del incidente de la gasolinera, el sospechoso intentó entrar a varios apartamentos de un complejo ubicado sobre la calle Ironwood Drive. Alrededor de las 4:22 am, pudo abrir una puerta que no tenía seguro y luego ingresar a la recámara de la víctima.

Sin entrar detalles del ataque o la situación que se vivió en el apartamento, la Policía dijo que Hernández intentó violar a la mujer, pero los ruidos que se originaron en la habitación alertaron al esposo de la víctima, quien logró llamar a las autoridades.

Tras este incidente, el sospechoso fue recluido nuevamente en la cárcel del condado de Santa Clara, esta vez bajo cargos de agresión sexual, asalto con el intento de cometer una violación y robo domiciliario.

En fotos: así desmantelaron la cámara de gases y la sala de inyecciones letales en California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés