null: nullpx
ConTexas

CPS Energy tiene una deuda de mil millones de dólares por la tormenta: ¿Quién pagará ese déficit?

Los clientes, muchos de los cuales pasaron horas o días en la oscuridad y el frío debido a los cortes de energía, pudieran tener que pagar la cuenta. Sin embargo, CPS dijo que buscará la manera para que la población no sea quien salga afectada.
2 Mar 2021 – 12:06 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN ANTONIO, Texas.- CPS Energy acumuló $1 mil millones en facturas durante las tormentas invernales de febrero porque compró electricidad y combustible al por mayor para sus plantas de energía en medio de la histórica helada en Texas .

Sus clientes, muchos de los cuales pasaron horas o días en la oscuridad y el frío debido a los cortes de energía, podrían tener que pagar la cuenta. Sin embargo, CPS dijo que buscarán la manera para que la población no sea quien salga afectada.

La empresa de servicios públicos también tiene que pagar $200 millones en cargos del Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), el operador de la red estatal. ERCOT ordenó a CPS y otras empresas de servicios públicos de Texas que realizaran "cortes continuos" a partir del 15 de febrero para evitar que falle la red eléctrica estatal.

A raíz de la tormenta, los funcionarios de CPS se han comprometido a evitar que los clientes carguen con la mayor parte del costo.

"Estamos atacando esa (deuda) con todas las herramientas que tenemos, tanto desde el punto de vista de las políticas como desde el punto de vista regulatorio", dijo la directora ejecutiva de CPS, Paula Gold-Williams, durante una reunión especial de la junta el lunes. "Vamos a negociar para bajar eso", detalló.

Luego del 14 de febrero, las temperaturas en San Antonio llegaron a rondar en tan solo un dígito, mientras la temperatura de sensación sobrepasó los números negativo. Las tuberías se congelaron y las carreteras tenían capas de hielo que provocaron cientos de accidentes y detuvieron toda atividad. Además, cortaron el suministro de gas natural a las plantas de energía. Esa escasez, y la búsqueda desesperada de gas de las empresas de servicios públicos en el mercado, elevó el precio del combustible.

Los funcionarios de la ciudad y el estado "están en la misma página con respecto a la protección de nuestros contribuyentes y se aseguran de que las personas que han estado sufriendo el desastre de las últimas semanas no estén también soportando la carga del costo", dijo por su parte el alcalde alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, miembro del consejo de administración de CPS.

La solución, según Gold-Williams, será solicitar fondos a los gobiernos federal y estatal para aliviar la deuda de mil millones de dólares.

Mientras tanto, la junta de cinco miembros de la empresa de servicios públicos aprobó un plan el lunes por la noche para buscar un préstamo bancario de $500 millones para pagar la mitad de las facturas y distribuir el costo durante varios años.

Antes de la tormenta, CPS había estado desarrollando un plan para cerrar varias de sus centrales eléctricas de carbón y gas natural e invertir más en energía solar y almacenamiento de energía de alta tecnología.

CPS estima que la iniciativa de energía limpia les costaría a los contribuyentes en promedio hasta $12 al mes más en sus facturas mensuales.

La semana pasada, Gold-Williams dijo que sería un "desafío" después de la tormenta buscar un aumento de tarifas para pagar el cambio a la energía verde y, al mismo tiempo, pedir a los clientes que paguen la considerable factura del gas.

Como si fuera poco, CPS ha visto un aumento en la cantidad de saldos vencidos en los últimos meses, ya que continúa retrasando la desconexión de energía a los clientes que no han pagado sus facturas. La empresa de servicios públicos suspendió las desconexiones el año pasado durante el inicio de la pandemia de coronavirus.

En enero, los clientes de CPS debían 93 millones de dólares en facturas vencidas, dijo el director financiero interino, Gary Gold. En enero de 2020, antes de la pandemia, los clientes debían 38.6 millones de dólares en facturas atrasadas.

"Eso es lo que llamamos una reducción, básicamente, de efectivo entrante", dijo Gold. "El impacto de covid-19 todavía se siente en la comunidad", indicó.

La empresa de servicios públicos no ha fijado una fecha para reanudar las desconexiones.

Gold-Williams dijo que CPS está considerando un crédito en la factura para los clientes que se vieron afectados por los cortes de energía, aunque no proporcionó detalles adicionales.

Los fideicomisarios de CPS también votaron el lunes para aprobar una investigación independiente sobre el manejo de la tormenta por parte de la empresa de servicios públicos. La revisión será separada de la investigación de la ciudad sobre CPS y el Sistema de Agua de San Antonio, que Nirenberg inició la semana pasada.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés