null: nullpx
Coronavirus

Hospitales de Utah comienzan a recibir primeras dosis de la vacuna de Moderna

Ahora Utah cuenta en su territorio tanto con la vacuna de Pfizer como con la de Moderna, las únicas dos vacunas contra el Coronavirus que cuentan con la aprobación de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos.
22 Dic 2020 – 07:04 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Los hospitales de Utah están aumentando la capacidad de vacunar contra el Coronavirus a sus trabajadores de salud gracias a la llegada al estado de las primeras dosis de la vacuna producida por el laboratorio Moderna.

Ahora Utah cuenta en su territorio tanto con la vacuna de Pfizer como con la de Moderna, las únicas dos vacunas que cuentan con la aprobación de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos. La vacuna de Moderna fue autorizada el viernes pasado.


Ambas vacunas, que cuentan con una eficacia del 95% para detener el desarrollo de cuadros con complicaciones de COVID-19, no solo protegerán la salud de los trabajadores de los hospitales, sino que les permitirá trabajar sin miedo y con más confianza.

Al igual que la vacuna de Pfizer, la vacuna de Moderna ofrece cerca del 95% de efectividad, pero no necesita ser refrigerada a temperaturas extremas lo que facilita su transporte y distribución, y le da acceso a la inmunización a una mayor cantidad de hospitales, ya que la pueden almacenar aquellos centros de salud que no cuentan con la capacidad de almacenaje a bajísimas temperaturas que requiere la vacuna de Pfizer.

Los primeros trabajadores de la salud que están siendo inoculados con las vacunas contra el Coronavirus son aquellos que trabajan en las unidades de cuidados intensivos y de emergencia.

Una vez que se haya administrado el 60% de las dosis disponibles, el hospital puede solicitar más para vacunar al resto. La mayoría del personal debería recibir su primera dosis la semana después de Navidad. Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna deben ser administradas en dos dosis, la primera debe ser administrada con 21 días de separación, mientras que la segunda requiere de 28 días de diferencia.

El plan de vacunación preparado por el estado prevé que no sea hasta el verano cuando las vacunas estén disponibles para la población en general.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:CoronavirusVacunasUtahSaludEpidemia

Más contenido de tu interés