null: nullpx
Coronavirus

Sindicato de maestros de Utah dice que las clases en persona aún no son seguras

Con un estilo muy profesoral, el comunicado de la UEA enumera las tareas que deben cumplir el gobernador y las autoridades educativas de Utah, para un regreso seguro a clases en persona.
29 Jul 2020 – 06:34 PM EDT
Reacciona
Comparte
Un salón de clases vacío en la Freedom Preparatory Academy en Provo, Utah muestra el estado actual de la educación en el estado. El UEA, el sindicato de maestros más grande de Utah, pide al gobernador Herbert que no reanude el año escolar con clases en persona. Crédito: George Frey/Getty Images

La Asociación de Educación de Utah, o UEA por sus siglas en inglés, hizo pública una declaración en la que solicita al gobernador del estado Gary Herbert, la Junta de Educación del Estado y los distritos escolares locales en las áreas con números crecientes de contagios de Coronavirus que reanuden temporalmente las clases a través del aprendizaje a distancia para el comienzo del año escolar.

La UEA es el sindicato de empleados de educación pública más grande del estado de Utah con representación de más de 18,000 maestros de todo el estado, y afiliados locales en los 41 distritos escolares de Utah.

La declaración de la UEA dice que los planteles escolares deben permanecer cerrados hasta que disminuya el número de casos de Coronavirus, y los distritos tengan planes de reapertura de clases que incluyan aportes de los educadores y hayan sido revisados cuidadosamente por las autoridades sanitarias.


Heidi Matthews, presidenta de la UEA explicó durante un evento en línea llamado Foro Regreso a Clases el pasado martes, que "hasta ahora, Utah ha enfrentado una elección entre dos opciones malas: regresar a clases con aprendizaje en persona y poner en riesgo a nuestros estudiantes, educadores y comunidades, o regresar temporalmente a un modelo de instrucción virtual y aprendizaje a distancia". "Dado el creciente número de casos positivos de coronavirus en el estado, esto ya no es una opción. Simplemente no podemos arriesgar vidas innecesariamente abriendo escuelas demasiado pronto” agregó Matthews.

Aunque para Matthews el aprendizaje en persona es la situación ideal tanto para estudiantes como para maestros, los planes actuales del distrito escolar no pueden garantizar la salud y la seguridad de esos estudiantes y educadores y sus familias, en un regreso a clases en persona.

Con un estilo muy profesoral, el comunicado de la UEA asociación enumera las tareas que deben cumplir el gobernador, la asamblea legislativa de Utah, la junta educativa del estado, y las juntas escolares locales, para un regreso a clases seguro:

“Hacemos un llamado a las juntas escolares locales para que lideren buscando la contribución del educador para crear planes de regreso a la escuela. Los educadores tienen una amplia experiencia en la enseñanza y el apoyo a los estudiantes y deben estar al frente y en el centro al participar plenamente en la toma de decisiones y la implementación de las mismas. Estos planes también deben abordar los derechos de los empleados y las condiciones de trabajo”.

“Hacemos un llamado a la junta educativa del estado para que lidere, mediante esfuerzos continuos para garantizar la equidad. Reconocemos que la pandemia no es experimentada por igual por todas las comunidades y poblaciones, particularmente en áreas rurales y comunidades de color. La junta debe exigir planes de reapertura del distrito escolar que brinden igualdad de oportunidades de aprendizaje”.

“Hacemos un llamado a la asamblea legislativa de Utah para que lidere con los recursos adicionales requeridos para abrir escuelas de manera segura y para cerrar la brecha digital socioeconómica. Los estudiantes y los educadores enfrentarán problemas de salud y seguridad en las escuelas si no se les proporciona el equipo de protección personal adecuado, desinfectantes, capacitación y otras medidas de seguridad. Los estudiantes sin acceso a recursos digitales, supervisión y nutrición adecuadas se retrasarán en un entorno de aprendizaje remoto. Las escuelas de Utah, que ya no cuentan con fondos suficientes, no deben enfrentarse a la decisión de cómo pagar por estos elementos esenciales.

“Finalmente, pedimos al gobernador Gary Herbert que lidere con ciencia y seguridad y declare que las escuelas en las áreas afectadas abrirán de forma remota este otoño. Le pedimos que declare que los distritos escolares locales NO deben volver al aprendizaje en persona hasta que los casos de COVID-19 disminuyan y tengan planes de reapertura robustos creados con el aporte de los educadores y cuidadosamente revisados y aprobados por las autoridades sanitarias locales ".

La declaración también enumeró cuatro principios rectores que deberán ser seguidos en la planificación de un retorno al aprendizaje en persona:

Principio 1 - Experiencia en salud. Todas las decisiones de reabrir escuelas deben basarse en evidencia y asesoría científicas.

Principio 2 - Voz del educador. Los educadores deben estar al frente y al centro, participando plenamente en la toma de decisiones y la implementación de las mismas.

Principio 3 - Acceso a protección y capacitación. Los estudiantes y los educadores deben tener acceso a equipos de protección personal adecuados, así como a capacitación sobre prácticas y protocolos de higiene adecuados antes de regresar a la escuela. Las escuelas de Utah, que ya no cuentan con fondos suficientes, no deben enfrentarse a la decisión de cómo pagar por este equipo y capacitación.

Principio 4 - Liderar con equidad. La pandemia no fue experimentada por igual por todas las comunidades y poblaciones, particularmente en áreas rurales y comunidades de color. Se deben asignar fondos y recursos para ayudar a cerrar las brechas de oportunidades exacerbadas por los impactos dispares del cierre de escuelas.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés