null: nullpx
Coronavirus

Epidemióloga estatal habla de posible segundo cierre para controlar repunte casos de Coronavirus

El repunte en el número de casos de contagio de Coronavirus confirmados comenzó el 27 de mayo, aproximadamente una semana y media después de que Utah pasó a la fase amarilla, o de bajo riesgo, del sistema de clasificación de riesgo por colores del estado.
23 Jun 2020 – 05:24 PM EDT
Reacciona
Comparte
"No se qué más hacer" dijo Dra. Ángela Dunn, epidemióloga estatal de Utah. Crédito: Captura de Pantalla/YouTube/Salt Lake City Television

En un memorándum del Departamento de Salud de Utah redactado el viernes y publicado el lunes, después de un fin de semana que estableció récords en casos confirmados de Coronavirus, la epidemióloga estatal, la Dra. Angela Dunn, advirtió que podría ser necesario un segundo cierre de la economía del estado cierre controlar el recrudecimiento de la pandemia den Utah. Dunn ya había advertido a la legislatura que el brote de Coronavirus en el estado, se encuentra actualmente en una "fase de aceleración" en Utah.

En el documento advierte que "nos acercamos rápidamente al punto en el que la única opción viable para controlar la propagación y las muertes va a ser un cierre completo", dice el memorándum. “Esta podría ser nuestra última oportunidad para corregir el rumbo. El rastreo y las pruebas de contactos por sí solos no controlarán este brote ”.

La evaluación de la Dra. Dunn llega justo cuando el estado acaba de establecer un récord de 586 casos confirmados el viernes, el cual fue roto al día siguiente con 643 casos más el sábado, el día con más casos confirmados desde el inicio de la pandemia.


El gobernador de utah Gary Herbert, no tardó en descartar la idea. En un mensaje distribuido a través de su cuenta en Twitter, Herbert dijo que "el memorándum interno de la Dra. Dunn genera alarma sobre los crecientes casos de Covid-19 en Utah. Aprecio su análisis y comparto muchas de sus preocupaciones. Trabajaremos para detener esta marea, pero no tengo planes de cerrar la economía de Utah", agregando que instaba a "los habitantes de Utah a protegerse a sí mismos y a sus seres queridos de la propagación del virus siguiendo nuestras pautas de sentido común para el distanciamiento social, la buena higiene de las manos y especialmente el uso de máscaras faciales".

Al inicio de la crisis, el gobierno de Utah estableció un sistema de clasificación de riesgo por colores, donde el color rojo representa un alto riesgo de contagio, el naranja representa riego moderado, el amarillo representa riesgo bajo, y verde representa riesgo normal. En mayo, la mayor parte del estado pasó de la clasificación roja de alto riesgo, a la naranja de riesgo moderado. Poco después, la mayoría de las áreas pasaron a la fase de bajo riesgo o amarilla; y la semana pasada, 10 condados rurales fueron pasados al color verde. Salt Lake City permanece en el color naranja. (link)

El repunte en el número de casos confirmados comenzó el 27 de mayo, aproximadamente una semana y media después de que el estado pasó a la fase amarilla.

"El público equipara las pautas escalonadas codificadas por colores con el riesgo de propagación de Covid-19", dice Dunn en el memorándum. “Debemos tener claro que el color equivale a las restricciones económicas vigentes. Y que el riesgo de propagación de Covid-19 es mayor ya que las restricciones son menores".

El memorándum de Dunn señala que la tasa de transmisión en Utah es más de 3.5 veces la de Colorado, mientras que el número de pacientes con Covid-19 en los hospitales de Utah aumentó de 90 a 150 en junio.

El memorándum advierte también que Intermountain Healthcare, uno de los sistemas hospitalarios más grandes del oeste de Estados Unidos con base en Salt Lake City, informó que en julio se quedará sin capacidad de cuidados intensivos (UCI) convencional en algunos de sus hospitales, y que los hospitales de todo el estado, incluido Utah Health de la Universidad de Utah, le han dicho al departamento de salud que están en cuatro a ocho semanas de exceder la capacidad para atender a los pacientes.

Dunn recomienda clasificar a todo el estado nuevamente en la fase naranja de riesgo moderado, sino no alcanza se alcanza un promedio de 200 casos en los próximos siete días. El reporte del lunes confirmó 444 casos. "Esto enviará el mensaje a los habitantes de Utah de que este brote sigue siendo un problema grave, y que el liderazgo estatal está comprometido a salvar vidas y prevenir un cierre económico completo", dice el memorándum.

Si Utah continúa a su ritmo actual, con alrededor de 405 casos por día, unas 213 personas serán hospitalizadas cada semana, 85 de las cuales serían personas en edad laboral previamente sanas que fueron consideradas de "bajo riesgo", advierte el memorándum. Otros 17 de esos 213 morirían, mientras que otros 11 morirían en hogares de ancianos.

Además de regresar a la fase naranja, Dunn recomendó ordenar el uso obligatorio de máscaras faciales, tanto por el gobierno como por las empresas en sus locales de operación.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés