null: nullpx
Congreso de EE.UU

Quién es Marjorie Taylor Greene, la “nueva estrella republicana” del Congreso en problemas por apoyar teorías conspirativas

La hoy representante por Georgia ganó pese a reportes que revelaron su respaldo a teorías infundadas de 'QAnon' y otras ideas conspirativas, como el inexistente fraude electoral que denunció el expresidente Trump. Muchos demócratas piden su renuncia, mientras que algunos republicanos comienzan a distanciarse de ella.
28 Ene 2021 – 08:21 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Marjorie Taylor Greene no ha cumplido todavía su primer mes en el Congreso como representante republicana por Georgia y ya se ha convertido en una figura polémica en el Capitolio, al punto que muchos de sus colegas están pidiendo que renuncia o que sea sancionada por la Cámara Baja. Y aunque hace poco el expresidente Donad Trump la describió como "la nueva estrella republicana", muchos republicanos se están distanciando de ella.

Incluso este mismo jueves la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticó a sus colegas republicanos por no hacer más para reprender a la representante por su retórica extremista y declaraciones hechas antes de que fuera congresista.

"Lo que me preocupa es el liderazgo republicano en la Cámara de Representantes, que está dispuesto a pasarlo por alto, ignorar esas declaraciones", dijo Pelosi en su conferencia de prensa semanal, días después de que un reportaje de CNN informara que Greene repetidamente indicó su apoyo a la ejecución de destacados políticos demócratas -incluida Pelosi- tanto en 2018 como en 2019 antes de ser elegida como representante por Georgia al Congreso.

Una serie de revelaciones sobre su creencia en teorías de conspiración y la difusión de ellas que ha hecho Greene, así como sus manifestaciones de apoyo a la violencia política y otras expresiones en respaldo a posiciones extremistas, han reanudado pedidos para que renuncie o sea destituida.

Según los reportes e investigaciones recientes, la representante de Georgia dijo en un video que los tiroteos de Las Vegas y Parkland, Florida, fueron orquestados. También apoyó en Facebook una peligrosa teoría de conspiración sobre abuso infantil, y respaldó en línea la ejecución del expresidente Barack Obama y otros prominentes demócratas.

El representante Jimmy Gómez, demócrata de California, anunció que planifica presentar una resolución para solicitar que la congresista sea removida de su puesto.

“Semejante respaldo al extremismo y la sedición no solo demanda su inmediata expulsión del Congreso, amerita también una fuerte y clara condena de todos sus colegas republicanos”, dijo Gómez en un comunicado de su oficina.

Empresaria, comentarista... congresista

¿Quién es esta representante de 46 años que cree que las elecciones fueron fraudulentas, es férrea seguidora del expresidente Donald Trump y apoya a QAnon y otras teorías de conspiración?

Greene es dueña de un gimnasio y codueña de un negocio de construcción fundado por su padre.

Representa el Distrito 14 del Congreso en Georgia, situado en el noroeste del estado, mayormente blanco y abrumadoramente republicano. La republicana ganó en noviembre tras derrotar en agosto del año pasado a un copartidario en unas primarias que fueron a segunda vuelta. Greene está llenando el puesto vacante que dejó Tom Graves, otro republicano.

Antes de la segunda vuelta se supo la fascinación de Greene por QAnon y otras teorías de conspiración, pero los votantes de todos modos la eligieron.

Según The New Yorker, ella donó alrededor de un millón de dólares a su campaña.

Su filiación con QAnon

QAnon es el nombre que adoptaron varios seguidores de diferentes teorías conspirativas, unidas por la idea de que Trump luchaba contra una elite anónima del gobierno involucrada en el tráfico sexual de niños, canibalismo y adoración a Satanás. Hasta hace poco era un grupo marginal, limitado a algunos chats en línea o redes sociales, pero bajo la presidencia de Trump empezaron a mostrarse en eventos políticos republicanos y hasta la 'Q' se convirtió en un símbolo frecuente en muchos de ellos.

Jan Pourquoi, un republicano del área de Georgia que representa la polémica legisladora y quien trabaja en la industria de alformbras, le dijo a The New Yorker que los blancos pobres de zonas rurales se sienten ignorados por ambos partidos y creen que “su cultura está bajo ataque”.

Greene “aborda eso de la misma manera que lo hace Trump”, dijo Pourquoi, agregando que ella tiene una postura todavía más desfachatada.

La hoy representante comenzó a profesar sus creencias en las teorías de QAnon a fines de 2017, sólo semanas después de que un mensaje críptico apareció en internet bajo el nombre de Q Clearance Patriot, agregó la revista.

A partir de entonces comenzó a publicar videos en Facebook diciendo que Q era alguien que “ama mucho a su país” y que está “en la misma página que nosotros”.

Tras ganar en noviembre, Greene respondió a los reportes sobre su apoyo a QAnon rechazando a medias teorías de conspiración.

En Twitter, por ejemplo, dijo que ya no creía que los daños al Pentágono el 11 de septiembre del 2001 fueron causados por un misil sino por un avión secuestrado (una vieja y desacreditada teoría) , pero luego agregó: “El problema es que nuestro gobierno nos miente tanto para proteger a la elite anónima que mueve los hilos del gobierno ( Deep State) que a veces es difícil saber qué es verdad y qué no es cierto”.

Cuando ya era representante electa, Greene se refirió a la presidenta de la Cámara Baja Nancy Pelosi como “pu _ _”, y sugirió que "un tiro en la cabeza" sería la forma más rápida de sacarla del liderazgo de la cámara.

"Complot liberal"

En las últimas semanas han resurgido algunos de esos comentarios que hizo en redes sociales, en un reportaje presentado por CNN en el que se recogen sus opiniones sobre tiroteos masivos en Parkland y las Vegas como supuestas operaciones de "enemigos" de la Segunda Enmienda para establecer un estricto control de armas, o su respaldo a expresiones de algunos sobre la necesidad de ejecutar a líderes demócratas y a funcionarios federales.

Luego vinieron videos de acoso al adolescente superviviente de Parkland, David Hogg, en una calle de Washington D.C. y artículos en apoyo a QAnon para una revista web de extrema derecha.

La representante no ha refutado las acusaciones sino que ha dicho que la nueva ola de revelaciones parte de un complot liberal para "cancelarla".

“Esta es la verdad, los demócratas y sus portavoces en los Medios Noticiosos Falsos no se detendrán ante nada para derrotar a los republicanos conservadores. Ellos están lanzándose en mi contra porque represento una amenaza a su meta socialista. Ellos están lanzándose en mi contra porque saben que yo represento al pueblo, no los políticos”, dijo Greene. “Ellos están lanzándose en mi contra porque, al igual que el presidente Trump, siempre defenderé nuestros valores”.


Sin embargo incluso algunos legisladores republicanos están tratando de distanciarse de Greene.

“Ella no es republicana”, escribió en su cuanta Twitter el representante republicano Adam Kinzinger, de Illinois, uno de los legisladores del partido que ha sido más crítico con el presidente Trump por difundir falsas teorías sobre el inexistente fraude electoral de noviembre y haber soliviantado la turba que asaltó el Capitolio en enero.

“Hay muchas personas que dicen ser republicanas y no tienen nada en común con nuestros valores básicos. Ellos son republicanos solo de nombre. Ella es una republicana solo de nombre”, afirma Kinzinger.

En medio de los pedidos de varios prominentes demócratas y organizaciones activistas han pedido que Greene renuncie o que sea removida de su puesto, el líder de la bancada minoritaria de la Cámara Baja, el republicano Kevin McCarthy, dijo a la publicación Axios que planea tener una conversación con Greene.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés