null: nullpx
Virus del Zika

Súbito aumento en casos de zika en Puerto Rico

Este viernes se conoció que hay 714 nuevos casos, lo que eleva la cifra de personas con el virus en la isla a 3,101. De ellos, hay 137 embarazadas para un total de 476, según lo reportó el Departamento de Salud.
8 Jul 2016 – 1:28 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- El zika continúa propagándose con rapidez en Puerto Rico y este viernes se conoció que hay 714 nuevos casos, lo que eleva la cifra de personas con el virus en la isla a 3,101.

La información fue dada a conocer por la secretaria del Departamento de Salud, Ana Ríus Armendáriz, quien destacó que entre los casos hay otras 137 embarazadas, lo que eleva el número de mujeres encintas con el virus a 476, y que además a siete personas más hospitalizadas, para un total de 43.

Las autoridades sanitarias también confirmaron un caso nuevo del Síndrome Guillain Barré, para un total de 17.

"Esta semana el informe está reflejando un aumento significativo en los casos de virus del Zika. Como gobierno, continuamos buscando y analizando todas las alternativas para ganarle la pelea al mosquito", expresó Ríus Armendariz.

No obstante, aclaró que “necesitamos encarecidamente la colaboración de la comunidad. Hay que seguir las medidas preventivas para proteger a la comunidad, pero en especial a las embarazadas”.

Insistió en el uso de repelentes “y en todas las medidas que se deben tomar para evitar ser contagiados, como lo son el vestir con mangas y pantalones largos, uso de telas metálicas en puertas y ventanas y tapar los envases o recipientes que puedan acumular agua alrededor de su hogar para así evitar criaderos de mosquitos”.

La importancia de la prevención

"Necesitamos la colaboración ciudadana, este esfuerzo en contra del zika es de todos, pero más allá de todos, es un esfuerzo donde nos preocupa grandemente el que protejamos a la mujer embarazadas y más aún con este aumento súbito de casos", dijo el presidente del Comité Timón y director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead), Angel Crespo.

Los síntomas asociados al zika son sarpullido, fiebre, dolor en las articulaciones y conjuntivitis sin secreción, debe acudir a su médico y pedir que se le haga la prueba para detectar si en efecto tiene el virus.

En estos días, la posibilidad de fumigar con un químico conocido como Naled para controlar las poblaciones del mosquito Aedes aegypti que lo transmite han desatado polémica.

Ambientalistas, agricultores y médicos se han unido en un frente común contra la fumigación porque cuestionan la efectividad del pesticida y los riegsos que tiene para la salud y para las abejas, pilares de la agricultura local. Los opositores consideran que hay otras estrategias de control del mosquito que también propaga el dengue y el chikunguña y que la fumigación aérea es de las menos efectivas ya que esta especie tiende a ser "predominantemente casera" y su ciclo de reproducción es muy corto, por lo que se repone rápidamente tras cada fumigación.

Para la epidemióloga del Estado, Brenda Rivera, si se siguen las recomendaciones de las agencias federales y estatales no hay evidencia que contraindiquen el uso del Naled.

Igualmente, la secretaria de Agricultura, Myrna Comas, dijo el martes que si finalmente se lleva a cabo la fumigación, algo que debe decidir el gobernador, se anunciará con al menos 24 horas de antelación. En caso de que se autorice, prometió que el Departamento de Agricultura vigilará para que "se realicen las aspersiones de acuerdo como lo específica las etiquetas de los plaguicidas".

La semana pasada, el director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., Thomas Frieden, recomendó la fumigación aérea con Naled en Puerto Rico, donde el número de embarazadas afectadas se ha disparado un 18 % en una semana, con lo que ya son al menos 355 las mujeres con el virus.

El gobernador Alejandro García Padilla es quien tiene que dar la orden para el uso del químico y ha dicho que todavía no ha tomado la decisión de utilizarlo, aunque diversas agencias lo avalan.

La presencia del zika en mujeres embarazadas se ha relacionado con el nacimiento de niños con microcefalia y otras enfermedades congénitas graves, pese a que el virus en la mayor parte de la población no tiene consecuencias graves.

Más:


Publicidad