null: nullpx
Juicios

Salen de la cárcel los “tres inocentes de Aguada”

Nelson Ortiz Álvarez dormirá por primera vez en el hogar de su familia, tras pasar 21 años preso por el asesinato de Glorimar Pérez Santiago y luego que un juez le concediera un nuevo juicio.
24 Jun 2016 – 8:27 PM EDT

Ya duermen en casa.
Fueron 22 años de espera y lucha para una familia del oeste de Puerto Rico pudiera conseguir un nuevo juicio para uno de los suyos, Nelson Ortiz Álvarez, a quien un juez le concedió un nuevo juicio por el asesinato de la reina de belleza Glorimar Pérez Santiago, ocurrido en 1988.

Alrededor de las 6:30 pm, Ortiz Álvarez fue el primero del trío, compuesto además por Nelson Ruiz Colón y José A. Caro Pérez, conocido como ‘los tres inocentes de Aguada' en salir mediante vigilancia electrónica a la casa de un familiar donde deberá permanecer en arresto domiciliario a la espera del nuevo juicio.

Los otros dos, quienes estaban recluidos en la cárcel El Limón, de Mayagüez, salieron más tarde esa misma noche.

El miércoles, el juez José Emilio González Veléz, del Tribunal de Aguadilla, dejara sin efecto el veredicto de culpabilidad que pesaba contra el trío y ordenó su excarcelación de inmediato.

Ortiz Álvarez fue recibido en casa de una tía en Moca y lo primero que pidió comer fue una combinación de arroz chino. Ahí pernoctará en lo que se resuelve su proceso judicial. En estos días lo acompaña su hija mayor, residente en Nueva Jersey, quien tenía seis años cuando fue encarcelado. Hoy día es abuelo.

Confesó que llegó a tener pensamientos suicidas en la cárcel y que sentía temor ante la idea de nunca poder salir en libertad. A preguntas de los periodistas, dijo que solo pudo tolerar 22 años de encierro con la ayuda de su fe en Dios. "Eso solo lo hace Dios, es el que te da la fortaleza".


Describió la cárcel como difícil, aunque mediante el sistema correccional pudo completar sus estudios de cuarto año. "Allí hay personas que realmente son inocentes", observó.

El hombre haría una solicitud formal para visitar la tumba de su madre, quien falleció durante sus años de encierro.

Tranquilo, rodeado de su familia y abogados, habló con la prensa que se personó a la residencia. Dijo que está listo para un nuevo juicio - que tiene que iniciar en menos de 120 días- y muchos planes para cuando pueda probar su inocencia.

Este es uno de los primeros casos en Puerto Rico que se ventila al amparo de la Ley de Análisis de ADN Post Sentencia, firmada por el gobernador Alejandro García Padilla en diciembre de 2015 que tiene como propósito identificar casos de personas que se encuentran injustamente condenadas y darles la oportunidad de demostrar su inocencia mediante pruebas de ADN.

Ortiz Alvarez, Caro Pérez y Ruiz Colón, presentaron una moción para nuevo juicio, basado en nueva evidencia encontrada y no disponible al momento de ser juzgados. Los resultados de unos análisis de ADN realizados a prueba presentada en el primer juicio no detectaron material genético de los tres convictos.


La tarde del 30 de julio de 1988, Glorimar Pérez Santiago se dirigía a jugar tenis a la base Ramey de Aguadilla. Su cuerpo fue recuperado sin vida en la playa Jobos, de Isabela en un área despoblada y boscosa, cerca de un complejo vacacional. Presentaba tres impactos de bala y estaba semidesnudo, por lo que se dedujo, fue objeto de violencia sexual.

La defensa de los imputados, compuesta por Julio Fontanet y Vanessa Mullet, del Proyecto Inocencia, José Silva Riollano, Osvaldo Carlo y Javier Santiago tiene la esperanza de que se desestimen -por falta de evidencia- todos los cargos en la vista que se realizará este viernes, 24 a las 9:00 am en el Tribunal de Aguadilla

"Ellos (el Ministerio Público) nunca han tenido (los elementos para un nuevo juicio)", dijo y asegura que su caso fue fabricado. "Espero que (el Departamento de) Justicia tome cartas en el asunto, porque eso es un delito, fabricar un caso", acusó. Y a manera de mensaje a la familia de Glorimar, dijo que "ellos son los primeros que tienen que bregar este asunto de la fabricación, porque los primeros engañados fueron ellos. Y espero que realmente encuentren a los verdaderos culpables", sostuvo.


Más:


Más contenido de tu interés