Estatus de Puerto Rico

Sacude a Puerto Rico la decisión de la corte Suprema federal sobre la soberanía jurídica

El secretario de Justicia local, César Miranda, califica de mínimo el impacto en el sistema, pero políticos del país expresan preocupaciones.
9 Jun 2016 – 1:45 PM EDT

GUAYNABO, Puerto Rico. - La Corte Suprema de Estados Unidos estableció este jueves, en una decisión histórica, que la soberanía jurídica de Puerto Rico reside en el Congreso de los Estados Unidos, en Washington.

Su determinación es en respuesta a la apelación que sometió a su consideración el Departamento de Justicia local, en el caso Puerto Rico vs Sánchez Valle, tras recibir un fallo adverso por parte del tribunal de distrito. La fiscalía local insistía en no desestimar los cargos criminales contra el convicto federal Luis Sánchez Valle.

El Departamento de Justicia local defendía que la soberanía proviene del pueblo de Puerto Rico, "cuya naturaleza permitió la promulgación de la Constitución de Puerto Rico" y de las leyes aprobadas de forma subsiguiente. En respuesta, la Corte Suprema de Estados Unidos concluyó que "los territorios de Estados Unidos no tienen una soberanía diferente". Es por eso que les aplica la cláusula constitucional contra la doble exposición en casos criminales, que prohíbe enjuiciar a una persona dos veces por los mismos hechos criminales.

"El territorio autónomo y los Estados Unidos no tienen soberanías diferentes", concluyó la Corte Suprema, en una decisión que contó con seis votos favor y dos en contra, del californiano Stephen Breyer y la puertorriqueña Sonia Sotomayor.

De esta forma se le puso fin a la disputa en el caso Puerto Rico contra Luis Sánchez Valle, a quien agentes locales arrestaron en septiembre de 2008, junto a Jaime Gómez Márquez, y les acusaron de venderle un arma de fuego ilegal y municiones a un oficial encubierto. También, a Sánchez Valle se le imputó la posesión ilegal de un arma de fuego.

A nivel local, el caso permanecía en suspenso cuando un gran jurado federal sometió acusaciones contra el dúo, que admitió su culpabilidad, pero Sánchez Valle solicitó que se le desestimaran los cargos en el ámbito local, dando origen a esta discusión en las altas esferas jurídicas de ambas naciones.


ACLARA LAS IMPLICACIONES EL SECRETARIO DE JUSTICIA

"La decisión de la Corte Suprema tiene un impacto limitado en el procesamiento criminal, puesto que solo impide un procesamiento sucesivo cuando el delito local y el federal contenga los mismos elementos; cuando se trate del mismo delito. Cuando el delito local y el federal sean distintos, no hay impedimento para el procesamiento criminal en ambas jurisdicciones", afirmó este jueves el secretario de Justicia local, César Miranda.

Destacó, que la decisión opera de igual modo para limitar la autoridad de la fiscalía federal de procesar a un transgresor de ley luego de que el individuo ha estado expuesto a procesamiento en los tribunales locales. “Es decir, el procesamiento criminal en los tribunales locales impedirá que las autoridades federales procesen a un sospechoso de cometer un delito federal por los mismos hechos”, sostuvo.

“Toca ahora a las autoridades de Puerto Rico, a su clase política, el perfilar el derrotero a seguir en torno al futuro y la orientación jurídica y política de nuestra relación con los Estados Unidos", precisó Miranda quien reiteró que acatarán lo dispuesto por la corte Suprema este jueves.


EN EL OJO DEL HURACÁN EL ESTATUS POLÍTICO DE LA ISLA

El candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD), que defiende el actual estatus político de la Isla, David Bernier, catalogó la determinación del Supremo federal como una “fuerte sacudida, que hay que internalizar”.

A preguntas del peridiodista Rubén Sánchez ("La entrevista de frente" por WKAQ580/Univision Radio), aceptó que la decisión tiene “elementos de humillación”, pero que para él, “no hay nada mejor que un diagnóstico preciso para atender una enfermedad”. Por ello reiteró que se trata de “una nueva realidad que hay que conocer para poder construir un futuro”.

Por su parte el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, dijo que con esta decisión, la Corte Suprema federal "reafirma que la soberanía de Puerto Rico descansa sobre el Congreso de Estados Unidos".

Ricardo Rosselló, candidato a la gobernación por el anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP), coincidió con Pierluisi y apuntó que “el caso de Sánchez-Valle nuevamente demuestra la falacia de nuestro estatus actual y colapsa los pilares percibidos del Estado Libre Asociado. El Supremo federal afirma que Puerto Rico sigue siendo una colonia”.

Subrayó que, en su decisión, el Supremo de los Estados Unidos “fue claro que aunque en 1952, a Puerto Rico, por autorización congresional, se le concedieron ciertos poderes de autogobierno, la Isla nunca dejó de ser un territorio, sujeta a la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos”. "Queda una vez más demostrado que vivimos en una colonia”, sostuvo el estadista.


¿CASUALIDAD O CAUSALIDAD?

María de Lourdes Santiago, candidata a la gobernación por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), puso en entredicho el hecho de que la decisión fuera publicada a sólo horas de que sea sometido a votación, en el Congreso federal, el proyecto que crearía una junta de control fiscal para Puerto Rico.

"No es ninguna casualidad que la determinación del Supremo se emitiera precisamente el día que la Cámara de Representantes de los Estados Unidos va a actuar sobre el proyecto de la junta de control fiscal, que es el colonialismo al desnudo; la imposición, la dictadura, el desprecio a las prerrogativas de los ciudadanos y ciudadanas puertorriqueños", criticó.

Para Santiago, después de esta declaración "la única salida digna y moralmente viable es la independencia de Puerto Rico".

Más:


Más contenido de tu interés