null: nullpx
Política

Ricardo Rosselló renuncia a la gobernación de Puerto Rico

Tras dos semanas de multitudinarias manifestaciones en su contra por la filtración de un chat de sus colaboradores más cercanos en el que compartían comentarios vulgares, misóginos y homofóbicos, Rosselló anuncia que abandona el poder. Esta es la primera vez en la historia de la isla que un gobernador renuncia a su cargo. La dimisión será efectiva el viernes 2 de agosto.
25 Jul 2019 – 11:52 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- Ricardo Rosselló anunció su renuncia a la gobernación de Puerto Rico tras dos semanas de fuertes protestas contra su administración tras la polémica generada por la filtración de un chat con miembros de su equipo más cercano de gobierno en el que se encontraron comentarios homofóbicos, sexistas y misóginos.

Rosselló, de 40 años de edad, es el primer gobernador de Puerto Rico que renuncia a su cargo. La decisión llega en medio de acusaciones de corrupción en su administración y tras la filtración, el 11 de julio, de un chat con insultos y mofas entre él y su equipo más cercano que ha provocado protestas multitudinarias pidiendo su dimisión en los últimos días.

La posibilidad de que la Legislatura abriera un juicio político en su contra tras una evaluación jurídica del controversial chat y el debilitamiento de su poder político ante la renuncia de sus más cercanos colaboradores precipitaron su salida del poder.

Además, un juez local emitió órdenes de registro para los teléfonos celulares de funcionarios vinculados con el chat porque compartieron información con personas que no son parte del gobierno y discutían cómo manejar la opinión pública de temas importantes en la isla.

En la conversaciones filtradas, el gobernador junto a miembros cercanos de su gabinete llamaron “p..a” a la exconcejal de Nueva York Melissa Mark-Viverito, insinuaron que Eduardo Bhatia, portavoz del Partido Popular Democrático en el Senado, era homosexual y calificaron a la senadora Evelyn Vázquez de prostituta. También se burlaron de periodistas y de una persona obesa que trabajó en la campaña de Rosselló.

La filtración de los mensajes generó una indignación entre los puertorriqueños que iniciaron protestas masivas en la isla y en la diáspora exigiendo su renuncia. Junto a Rosselló, formaban parte del chat los asesores en comunicación Carlos Bermúdez y Rafael Cerame; el presidente de la agencia de publicidad KOI, Edwin Miranda; el exsecretario de Estado, Luis Rivera; el exsecretario de Hacienda, Raúl Maldonado; los exasesores, Elías Sánchez y Alfonso Orona; el exsecretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario y el exrepresentante del Gobierno ante la Junta de Supervisión Fiscal, Christian Sobrino.

Rosselló pidió disculpas públicas durante un oficio religioso hace casi dos semanas, pero esto no fue suficiente para calmar los ánimos. Después renunció a la presidencia de su partido y anunció que no iría a la reelección, pero esto tampoco apaciguó las protestas que exigían que abandonara la gobernación.

Estaba claro que Rosselló no quería renunciar, y lo dejó saber en su mensaje del 21 de julio cuando reconoció que había "cometido errores", pero señaló que ya se ha disculpado por ellos y que no dejaría su cargo porque fue elegido por voto popular.

Pero las protestas no solo surgieron por el chat. Un día antes de su primera filtración la exdirectora de la Administración de Seguros de Salud, Ángela Ávila y la exsecretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, fueron arrestadas por el FBI en una investigación por un presunto caso de fraude.


Poder solitario

Durante una entrevista con el periodista Shepard Smith, de Fox News, Ricardo Rosselló fue cuestionado sobre quiénes eran las personas que aún lo apoyaban en el gobierno. Tardó varios segundos en responder, e inicialmente se negó a dar nombres en específico. Sin embargo, ante la insistencia de Smith, Rosselló dijo que el alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, es un ejemplo, pero el funcionario lo negó poco después. El escándalo del chat de Telegram ocasionó el aislamiento político de Rosselló.

Miles de puertorriqueños sin importar la filiación política o el credo religioso se unieron para pedir al gobernador que dejara su cargo. Puerto Rico lleva trece años de recesión económica, de una deuda impagable de cerca de 70.000 millones de dólares que provocó una suspensión de pagos y detenciones de funcionarios por un presunto fraude de 15,5 millones de dólares en fondos de Estados Unidos entre 2017 y 2019. Todo en medio de la devastación causada en septiembre de 2017 por el huracán María.


Y ahora qué

Ahora que Ricardo Rosselló renunció a su puesto como gobernador, la Constitución de Puerto Rico estipula que el secretario de Estado quedará al mando de la Isla por el resto del término, en caso de que surja una vacante en el cargo de Gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

El orden establecido por la ley, en caso de que el secretario de Estado no pudiera ocupar su puesto es el siguiente: secretario de Justicia; secretario de Hacienda; secretario de Educación; secretario del Trabajo y Recursos Humanos; secretario de Transportación y Obras Públicas; secretario de Desarrollo Económico y Comercio; secretario de Salud; y secretario de Agricultura.

Sin embargo, como el secretario de Estado, Rivera Marín, renunció a su puesto, la responsabilidad de la gobernación recaería en Wanda Vázquez, secretaria de Justicia.

Chat de Telegram involucra a Ricardo Rosselló y a miembros de la Fortaleza

Loading
Cargando galería




Más contenido de tu interés