null: nullpx
Deuda Económica

Puerto Rico anuncia impugnación internacional si se aprueba junta fiscal federal

El gobernador de Puerto Rico anunció que de aprobarse la junta de supervisión fiscal será impugnada a nivel internacional.
27 Mar 2016 – 2:32 PM EDT

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, anunció que la junta de supervisión fiscal que el Partido Republicano en el Congreso de EE.UU. supuestamente tratará de imponer al Ejecutivo local para acompañar la legislación que permita la reestructuración de su deuda será impugnada a nivel internacional.

"De aprobarse una legislación como esa, Puerto Rico la impugnará inmediatamente en los tribunales federales y ante la comunidad de naciones", advirtió García Padilla en un comunicado difundido por el Ejecutivo de la isla caribeña.

Las palabras de García Padilla siguen a la publicación el pasado jueves por el diario estadounidense "The New York Times" de una información, basada en un documento de trabajo del Congreso en Washington, que aseguraba que el secretario del Departamento de Hacienda y el gobernador de la isla no podrían participar en la toma de ciertas decisiones de esa hipotética junta de supervisión fiscal.

Según el periódico, la mayoría del Partido Republicano en el Congreso estadounidense trabaja en un proyecto legislativo para Puerto Rico que establecería que en el caso de que EE.UU. apruebe la normativa que otorgue a la isla herramientas para reestructurar su deuda el proceso incluya una junta de supervisión fiscal compuesta por cinco miembros seleccionados por el presidente estadounidense.

García Padilla matizó que la mayoría del Partido Republicano en el Congreso en Washington ha accedido al reclamo de brindarle a Puerto Rico las herramientas legales para una reestructuración ordenada de una deuda que ronda los 72.000 millones de dólares y que el anteproyecto "reconoce la necesidad de una reestructuración".

García Padilla aclaró que el proyecto estudiado por el Congreso estadounidense prevé que esa legislación quede supeditada a una junta federal, condición que como dejó claro "no es aceptable".

"El estado de derecho sobre las relaciones entre Puerto Rico y Estados Unidos no permite dejar sin efecto la Constitución del Estado Libre Asociado para concentrar el poder del Gobierno en un cuerpo no electo por los puertorriqueños", dijo.

El jefe del Ejecutivo local resaltó que confía en que, en lo relativo a la junta de supervisión fiscal, la legislación que finalmente se apruebe " diste considerablemente de la que se discute", además de mostrar su disponibilidad para continuar trabajando con el Congreso de EE.UU. en una solución que respete el derecho de autodeterminación de los puertorriqueños.

García Padilla dijo que el anteproyecto en el que se trabaja en el Congreso estadounidense debe verse solo "como el acercamiento inicial del Congreso para cumplir con su compromiso de brindar a Puerto Rico una solución comprensiva a la situación fiscal".

El jefe del Ejecutivo adelantó que esta semana convocará a los candidatos a la gobernación de todos los partidos políticos y a otros sectores gubernamentales y de la sociedad civil para consensuar una posición común en esta materia ante las autoridades de Washington.

"The New York Times" aseguraba en su edición del jueves que la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de EE.UU. que preside Rob Bishop prepara legislación para la reestructuración de la deuda de Puerto Rico, pero que a esa iniciativa se suma la discutida junta de supervisión fiscal.

Las corporaciones públicas de Puerto Rico arrastran una deuda de cerca de 72.000 millones de dólares que el Gobierno de Alejandro García Padilla ha repetido en varias ocasiones no se podrá pagar.

Puerto Rico es un territorio no incorporado de Estados Unidos con su propia constitución que le permite cierto grado de autonomía, aunque está supedita a los poderes del Congreso de Washington.

Ver más:


Más contenido de tu interés