null: nullpx
Junta de Control Fiscal

Junta de Supervisión Fiscal demandó al Gobierno para que recorte la jornada laboral de empleados públicos

El gobernador Ricardo Rosselló reiteró que hay alternativas al recorte y el secretario de la Gobernación dijo que el 1 de septiembre "todo el Gobierno va a estar trabajando. Jornada completa".
28 Ago 2017 – 1:00 PM EDT

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) impuesta por el gobierno federal para controlar las finanzas de Puerto Rico demandó este lunes al gobierno de la isla para que le recorte la jornada laboral a los empleados públicos a partir del 1 de septiembre, como está estipulado en el plan fiscal aprobado por el organismo.

En la demanda sometida en el Tribunal Federal de San Juan, la Junta pidió a la corte que declare que el cumplimiento del plan fiscal y todas sus disposiciones y enmiendas, incluyendo la reducción de jornada y la reforma de pensiones, es obligatorio.

Las enmiendas son “mandatorias y obligatorias del plan fiscal del gobierno y el gobernador tiene que cumplir con y hacer cumplir el plan fiscal para Puerto Rico en su totalidad”.

El organismo también le pide al tribunal un interdicto prohibiéndole al gobernador Ricardo Rosselló rehusarse a cumplir con el plan fiscal.

La reducción de jornada implica el recorte de dos días de trabajo mensuales a unos 140,000 empleados públicos, con excepción de los miembros de la Policía, y el recorte del 10 del salario mensual de los trabajadores.

Rosselló y numerosos grupos civiles se resisten a poner en vigor la medida porque temen el impacto de los recortes en los hogares de miles de puertorriqueños y en la economía de la isla, que atraviesa una grave crisis financiera.

“La reforma fiscal es un proceso difícil pero necesario para Puerto Rico y la credibilidad del plan radica en su cumplimiento. Aunque hubiéramos preferido evitar este paso, creemos que es una medida necesaria para mantener a Puerto Rico en curso con sus compromisos de reducir el gasto y establecer una base estable para su futuro económico”, dijo Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la JSF.

Agregó que “el pasado 13 de marzo, la Junta certificó el plan fiscal para Puerto Rico para alcanzar casi 40,000 millones (de dólares) en reducción del déficit a largo plazo mediante aumentos en ingresos y medidas de ajuste al sector público, al tiempo que se comienza el difícil trabajo de reestructurar la insostenible deuda de 74,000 millones que la Isla le adeuda a sus acreedores”.

Rosselló, por su parte, dijo que esperaba la demanda y que la reducción de jornada solo era una recomendación del plan fiscal y que por ahora es innecesaria.

“Todo el mundo anticipaba eso (la demanda), no es gran sorpresa. Nosotros tenemos nuestros argumentos en ley. La reducción de la jornada laboral era una recomendación. Nosotros estamos correctos en nuestra aseveración de que la reducción de la jornada no es necesaria en estos momentos”, dijo Rosselló.

“Esto no es una guerra filosófica, es una razón pragmática que no es necesaria. Pero estamos dispuestos a buscar otras alternativas, que están dentro del plan fiscal…pero sabemos que esa medida será negativa en los recaudos, la economía y en los hogares”, agregó el ejecutivo.


Por otro lado, el secretari de la Gobernación, William Villafañe, dijo a WKAQ que el 1 de septiembre los empleados públicos irán a trabajar en jornada completa como cualquier otro día, y la semana siguiente también.

El 1 de septiembre “vamos a trabajar, todo el Gobierno de Puerto Rico va a estar trabajando. Jornada completa. No no va a haberla (reducción de jornada). En el gobierno central no se va a recortar la jornada laboral”, reiteró Villafañe.

Más contenido de tu interés