null: nullpx
Demandas

En los tribunales Uber vs la Comisión de Servicio Público

La comisión de Servicio Público radicó interdicto contra la empresa Uber quien a su vez demanda al gobierno del Estado Libre Asociado.
11 Jul 2016 – 5:03 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- En horas de la tarde, la Comisión de Servicio Público (CSP) radicó una solicitud de interdicto preliminar contra Uber Puerto Rico por "comenzar operaciones de manera ilegal y sin los permisos necesarios que requiere la ley y los Reglamentos de Puerto Rico", informaron en un comunicado de prensa.

La llegada de Uber a Puerto Rico ha desatado sentimientos encontrados. En las redes sociales se ve la gente muy contenta con los servicios que han recibido por los conductores registrados mientras que los taxistas,a sí como la Comisión de Servicio Público (CSP) truenan contra la empresa.

La CSP pidó que la empresa se abstenga de operar de manera ilegal en la Isla.

El Presidente de la CSP, Omar Negrón, en unión a los Comisionados Asociados indicaron que “en la CSP no nos oponemos a la tecnología ni la innovación. Estamos conscientes que el servicio de UBER es uno necesario y que aportará al desarrollo económico de la Isla; no obstante, Puerto Rico es una jurisdicción que se rige por la la ley y el orden y todos debemos cumplir con los parámetros establecidos. Ciertamente, UBER no puede ser la excepción”.



Detalla la petición al Tribunal que “la parte demandada, UBER Puerto Rico, LLC, ofrece servicio de transportación de pasajeros mediante paga sin obtener una autorización de la Comisión de Servicio Público. Así también describe el servicio que provee como “ridesharing” que consiste en que un ciudadano, a través de una aplicación electrónica, operada por UBER, solicita ser transportado desde un punto “A” a un punto “B” utilizando las vías públicas de Puerto Rico. Mediante esta aplicación, la empresa identifica a un “proveedor de servicios”, por ellos contratado, que se encuentre cerca al ciudadano y dispuesto a proveer el servicio de transporte al ciudadano mediante paga”.

Añade que “de aceptar proveer el servicio, UBER cobra por el servicio de transportación y le remite al proveedor el porciento correspondiente a éste, que a nuestro mejor entender es el setenta y cinco por ciento (75%) de la tarifa cobrada. Tarifa la cual desconocemos pues no la han sometido para aprobación de la CSP, estableciendo un sistema de tarifas presumiblemente distinto y paralelo al de la CSP.

“El 4 de mayo de 2016, este servidor envió carta dirigida al Sr. Luis De Uriarte, Director de Comunicaciones de UBER Puerto Rico Inc. y/o UBER Technologies Inc. en la que indicábamos cuáles son los requisitos para operar en Puerto Rico y que la CSP era la agencia gubernamental encargada de reglamentar esa industria. Hasta el momento la CSP no ha recibido contestación a dicha misiva. Nuevamente solicitamos a los directores de la empresa UBER Puerto Rico a que se presenten en la CSP y soliciten la perisología necesaria para que de una manera ágil y prontamente puedan resumir sus operaciones", expresó Negrón Judice.

Uber demanda a la CPS y al gobierno de Puerto Rico

La compañía con cede en Carifornia demandó este lunes a la Comisión de Servicio Público y al gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico

Según descrito en la demanda, Uber busca de que se impida que la CSP le aplique su reglamento o regulaciones y solicita entredicho provisional; injunction preliminar y permanente y orden de cese y desista.

Estas acciones se dan a solo horas del comienzo de los servicios de Uber en la Isla.

"Bajo nuestro ordenamiento jurídico, el DTOP (Departamento de Trasnportación y Obras Públicas) es la única agencia administrativa que ha sido facultada para desarrollar la política pública de tranportación de Puerto Rico", alega Uber en su demanda.

"Ante las amenazas de la Comisión de Servicio Público, Uber radicó un recurso legal contra esta entidad. Buscamos defender el derecho de los ciudadanos a elegir libremente cómo desean trasladarse así como su derecho a usar tecnología innovadora para acceder a nuevas oportunidades de autoempleo flexible en momentos de dificultad económica. De hecho 42% de los socios conductores estaba desempleado hasta ayer." expresó la empresa.

Los conductores que ofrecieran el servicio de transporte por medio de la aplicación de Uber se les pondrían multas de $1,000 cada vez que un inspector de la CSP “los coja dando el servicio”. Sin embargo, la empresa notificó a todos sus conductores que se encargarían de pagar las multas.

Más:


Más contenido de tu interés