null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Pareja se esconde en dos iglesias durante 843 días para evitar la deportación

Comían, se bañaban y dormían enclaustrados dentro de las iglesias, privados de la capacidad de caminar más allá de los terrenos por temor a la deportación de ICE: "Al principio ni siquiera salía al porche, tenía tanto miedo".
23 Dic 2020 – 02:48 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Durante 843 días, Oneita y Clive Thompson se refugiaron en dos iglesias de Filadelfia para escapar del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Según reporta CNN, Oneita, de 48 años y Clive, de 61 años, habían huido de la violencia de las pandillas en Jamaica en 2004 con sus hijos, después de que Oneita dijera que su hermano fue asesinado y Clive fuera amenazado. Aunque se les negó el asilo, se les permitió permanecer en Estados Unidos con un permiso de trabajo y con el compromiso de aceptar controles periódicos con ICE.

Criaron a sus hijos en Cedarville, una ciudad en el condado de Cumberland de Nueva Jersey. Durante aproximadamente 14 años, Oneita trabajó como asistente de enfermería certificada y Clive trabajó con maquinaria pesada en las instalaciones de procesamiento de Cumberland Dairy.

Sin embargo, la tranquilidad acabó en hasta agosto de 2018, cuando ICE, bajo la Administración Trump, les dijo a los Thompson que no extenderían su estadía y que debían salir del país.

De inmediato, según explica CNN, la familia recurrió al Movimiento Nuevo Santuario de Filadelfia en búsqueda de ayuda, que les encontró refugio y les ayudó en los procedimientos legales: " Fue una pesadilla. Desde un día viviendo el sueño americano ... en cuatro días, todo eso fue quitado", cuenta Oneita al medio de comunicación.

Ella, Clive y sus dos adolescentes, Christine, de 18 años, y Timothy, de 14, ambos ciudadanos estadounidenses, se mudaron a la Iglesia Metodista de Germantown y, más tarde, en septiembre, a la Iglesia Unida del Tabernáculo: "La realidad del santuario físico es que es increíblemente difícil ... Se convierte en arresto domiciliario, estás casi atrapado", dijo a CNN Peter Pedemonti, codirector del Movimiento Santuario Nacional de Filadelfia.

Cómo era el día a día

Estar escondido puede haber sido incluso peor que el arresto domiciliario, agregó Oneita, y señaló que ni siquiera podían ver el mundo exterior más allá de las vidrieras de las iglesias.

Comían, se bañaban y dormían enclaustrados dentro de las iglesias, privados de la capacidad de caminar más allá de los terrenos por temor a la deportación: " Al principio ni siquiera salía al porche, tenía tanto miedo", dijo Oneita a CNN.


Aunque no existe una ley explícita que impida que ICE entre a los "lugares satuario" como iglesias para deportar a personas indocumentadas, la agencia dijo a CNN que generalmente evita estos lugares para la aplicación de la ley.

Proceso migratorio

Durante esos 843 días, ICE había negado repetidamente las solicitudes de la pareja de suspender la orden de expulsión de mientras solicitaban la residencia permanente. De hecho, s u hija Angel obtuvo la ciudadanía y obtuvo la aprobación de su formulario I-130, el formulario federal que es el primer paso para que los parientes extranjeros establezcan la residencia.

" No tenemos antecedentes penales, trabajamos y pagamos nuestros impuestos, somos voluntarios, pasé mis casi 14 años cuidando a los ancianos en este país", dijo Oneita al medio de comunicación.

Llegado el día de Acción de Gracias, los Thompson presentaron una moción para reabrir su caso de asilo ante la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) del Departamento de Justicia.

Después de las dos declaraciones juradas de los Thompson, cartas anteriores del senador demócrata de Pensilvania Bob Casey, el senador demócrata de Nueva Jersey Cory Booker y el representante Dwight Evans, y aproximadamente 200 cartas de miembros de la iglesia y la comunidad, ICE decidió unirse la moción de los Thompson para reabrir su caso de asilo.

" Tras la emisión de una decisión por parte de la BIA, los Thompson ya no estaban sujetos a una orden final de expulsión, eliminando así cualquier preocupación inminente de una posible expulsión", dijo un funcionario de ICE a CNN.


Sorpresivamente en diciembre, el gobierno federal retiró la orden. Por eso, este lunes, los Thompson finalmente salieron libres: " Fue liberador. No sé cómo explicarlo", dijo Oneita, comparando la experiencia con un pájaro enjaulado finalmente liberado. "Sólo quieres extender tus alas y volar".

Los Thompson aún tienen que obtener la residencia permanente. Pero por ahora, simplemente están aliviados de que la terrible experiencia haya terminado: "Bailamos", dijo. "Simplemente bailamos por la libertad".

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés