null: nullpx
Protestas

Jornaleros rompen silencio y reclaman sus derechos civiles en Nueva York

Manifestantes se congregan en Union Square, entre la calle 14 y Broadway, pidiendo “ser tratados como seres humanos”.
21 May 2016 – 5:14 PM EDT

MANHATTAN, Nueva York.- José Antonio, de México, lleva diez años siendo trabajador agrícola en Long Island, dedicándose a la labor manual de las plantas ornamentales que son vendidas a empresas de construcción y arquitectura. En una década no ha recibido un salario justo, seguro médico, vacaciones o días feriados, es por eso que el sábado marchó en Union Square, rompiendo silencio junto a decenas de jornaleros que también han sufrido sin una ley que los proteja.

La Marcha por la Justicia de los Trabajadores Agrícolas es la continuación de una protesta que comenzó el 15 de mayo en Smithtown, Long Island, y que se ha organizado para que finalice en Albany, la capital del estado, el 1 de junio.

Con esta serie de manifestaciones, los participantes esperan llamar la atención y motivar al Senado Estatal para que sometan a votación y aprueben la Ley de Prácticas Laborales Justas de los Trabajadores Agrícolas.

“Quiero que aprueben leyes que reconozcan nuestro trabajo y que nos apoyen. Yo mismo pago el seguro médico, trabajo 11 horas diarias y no tengo días feriados", exclamó José Antonio, sujetando fuertemente un cartel que dice: “¡Qué vergüenza! La traición de los trabajadores agrícolas".

Sin tener un tiempo justo para descansar, José Antonio se somete a largas jornadas de trabajo diarias, bajo condiciones climáticas y físicas extremas. Dice que al menos sus hijos ya son grandes y no debe responder por ellos, pero que no aguanta ni una injusticia más.

Otros 80,000 trabajadores agrícolas en Nueva York también están excluidos de protecciones laborales básicas y muchos de ellos todavía enfrentan indignidades como la falta de baños y de agua limpia en los campos.



Según explicó Tatiana Quintania, de la organización Rural and Migrant Minestry, la mayoría de los trabajadores agrícolas son inmigrantes indocumentados provenientes de Centro América que tienen miedo a ser deportados y por eso callan todas las injusticias que sufren diariamente.

“Queremos que sean tratados como seres humanos", dijo Quintania. “Los trabajadores se sienten muy solos porque creen que no tienen apoyo, pero aquí estamos hoy demostrándoles que las cosas tienen que cambiar". Así mismo, indicó que los jornaleros no pueden crear una Unión que les dé el respaldo apropiado, y una voz que los guíe y apoye.

Sin embargo, su madre María, quien trabajó hasta hace poco en la empresa Morris Hatchery, Inc., cuenta que la despidieron sin darle ninguna explicación y la Unión no hizo nada al respecto. Por 12 años se dedicó a limpiar pechugas de pollo, empacarlas, pesar cajas de 40 libras y sellarlas, recibiendo menos de $10 la hora.

“Me dijeron que incumplí las reglas pero nunca me explicaron a qué se referían ni qué había hecho mal. Además, no me pagaron las vacaciones que nunca tomé y me deben un mes de salario", explicó María. “Me sentí tan mal que lloré mucho".

De acuerdo a María, recientemente despidieron a otra mujer de la misma empresa porque tenía un problema en el brazo y no podía movilizarse apropiadamente. “Los médicos le dieron una autorización de reposo y entonces le quitaron el trabajo porque ya no les servía tenerla en la compañía".

En Union Square también se encontraban abogados de derechos civiles de Latino Justice, observando la manifestación y protestando por los derechos de los trabajadores agrícolas.

“En Albany hay tres políticos blancos y nunca han tenido interés en proteger los derechos de los trabajadores, porque en su mayoría son indocumentados que no votan y por lo tanto no quieren perder su tiempo y su dinero", dijo José Pérez director legal de Latino Justice. “El gobernador Cuomo dijo que está de acuerdo, pero una cosa es hablar y otra cosa es actuar".

Y es que Pérez se refiere al comunicado de prensa en donde Cuomo señaló: “La exclusión de los trabajadores agrícolas de la Ley Nacional de Relaciones de Trabajo es incompatible con nuestros principios constitucionales, y mi administración no estará defendiendo el acto en el tribunal. No vamos a tolerar el abuso o la explotación de los trabajadores en cualquier industria”.

Pérez también afirmó que los jornaleros deben saber que independientemente de su estatus legal tienen los mismos derechos de cualquier otro trabajador, pues las leyes nacionales sí los protegen.

Si usted está interesado en apoyar a los trabajadores agrícolas y acompañarlos en las protestas haga CLICK


Lee también:

Más contenido de tu interés