null: nullpx
vacuna covid-19 nueva york

"Tengo derecho a decir que no": habla el hispano que fue despedido tras no vacunarse contra el covid-19

Según Antonio Coronado, la empresa Great Performances estaba "tratando de presionarme para que me pusiera la vacuna", pero él no quería hacerlo por "razones religiosas y personales". Hace unos días, a través de un correo electrónico, la compañía le dejó saber que "no podía trabajar para ellos no más".
9 Jun 2021 – 07:28 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Después de que Antonio Coronado no quisiera vacunarse contra el covid-19 "por razones religiosas y personales", la compañía de catering para la que trabajaba lo despidió. El hombre de 35 años ahora ha entablado una demanda contra la empresa.

Desde el Tribunal Supremo de Queens, donde se presentó la querella contra la compañía Great Performances, Coronado explicó: "Estuve en la empresa durante un año pero en ese lugar en particular, estuve allí durante ocho meses y durante esos ocho meses hemos estado haciéndonos pruebas de covid-19 dos veces por semana y usando nuestras máscaras".

"Hasta hace quizás dos, tres meses recibimos un correo electrónico que dice que querían hacerlo obligatorio, y luego hasta quizás dos o tres semanas recibí un correo electrónico que decía que no podía trabajar para ellos no más", subrayó el hombre en una entrevista con Univision 41.

Según Coronado, Great Performances estaba "tratando de presionarme para que me pusiera la vacuna".

El hombre subraya que "todos los gerentes sabían que no iba a ponerme la vacuna", pero que continuaron "presionándolo".

“Yo solo no quería hacerlo debido a razones religiosas, razones personales”, señaló Coronado, quien dijo que es “cristiano, específicamente pentecostal” y que cree que “es una vacuna experimental, así que yo tengo derecho a decir que no quiero hacerlo”.

Muchos, como el mismo Coronado, piensan que las vacunas contra el coronavirus son "experimentales". Sin embargo, todas las vacunas que actualmente se están administrando a la población de Estados Unidos (Pfizer/BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson) han sido aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA).

La autorización de uso de emergencia en Estados Unidos realizada por la FDA se ha emitido como consecuencia de la gravedad de la pandemia, pero todas las vacunas han sido sometidas a las pruebas de seguridad habituales antes de ser puestas a disposición del público. Esto significa que la vacuna no es experimental.

No obstante, la denuncia de Coronado indica que obligar a los empleados a vacunarse viola las leyes estatales y municipales y es discriminatorio. "Decidí realizar la demanda porque esto no está bien. Ellos no pueden obligar a un empleado especialmente cuando yo estaba haciendo todo lo que me dijeron", apunta.

Actualmente, la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de EEUU (EEOC por sus siglas en inglés), aclara sobre las circunstancias laborales que incluyen la pandemia de coronavirus que "las leyes federales de Igualdad de Oportunidades de Empleo no impiden que un empleador exija a todos los empleados que entran físicamente en el lugar de trabajo que se vacunen contra el covid-19".

Sin embargo, explica después: "En algunas circunstancias, el Título VII y la ADA exigen que un empleador proporcione adaptaciones razonables a los empleados que, debido a una discapacidad o a una creencia, práctica u observancia religiosa sincera, no se vacunen contra el covid-19, a menos que proporcionar una adaptación suponga una dificultad excesiva para el funcionamiento del negocio del empleador".

A través de un comunicado, la empresa que está siendo demandada aseguró a Univision 41:

Great Performances exige la vacuna contra el covid-19 a los empleados, tal y como permiten las directrices de los CDC y las leyes federales, estatales y locales vigentes. De acuerdo con estas directrices y leyes, entablamos un diálogo cooperativo con los empleados que solicitan una adaptación razonable basada en una discapacidad o en una creencia religiosa sincera. La política de Great Performances es abstenerse de hacer más comentarios a los medios de comunicación sobre los litigios actuales.


Ante la respuesta de la compañía, el abogado de Coronado, David Schwartz, puntualizó: "Bajo la ley de la ciudad de Nueva York y Nueva York, la ley estatal y los derechos humanos, la ley ejecutiva, un empleador no tiene derecho a despedir a un empleado basándose en convicción religiosa, convicciones éticas y personales, derecho a la autonomía".

"No puedes despedir a alguien por razones personales de atención médica. Simplemente no puedes hacer eso", dijo.

Y añadió: "Creo que la cadena de eventos es tal, no hubo adaptaciones, las adaptaciones deberían haber sido lo que él ya estaba haciendo. Él estaba haciéndose la prueba dos veces por semana. Estaba usando una máscara. Le estaban tomando la temperatura. Estaban tomando todas las precauciones necesarias para cuidar de la salud de los demás en el lugar de trabajo".

Schwartz concluyó: "Ellos no ofrecieron que se mantuviera en ese ciclo de adaptaciones. Ellos solo lo despidieron. Y eso es un despido injustificado. Eso es una represalia. Y es por eso que estamos demandando, sobre esa base".

Mira también

Cargando Video...
Regresan los vuelos supersónicos comerciales: podrás viajar de Nueva York a Londres en solo 3 horas

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés