Accidentes

El dueño de la limusina del trágico accidente en Nueva York fue informante del FBI

El inmigrante paquistaní Shahed Hussain obtuvo su residencia en 2008 por colaborar como informante para la agencia de inteligencia estadounidense. Usaba los vehículos de lujo para grabar a sospechosos y pasar la información a los agentes federales.
9 Oct 2018 – 2:27 AM EDT

Los registros federales de transporte indican que el inmigrante paquistaní Shahed Hussain, es el dueño de la compañía propietaria de la limusina que estuvo involucrada en el accidente del sábado en el que murieron 20 personas en el estado de Nueva York.

Antes de la tragedia, las autoridades ignoraban que Hussain trabajó como informante a sueldo del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en la pesquisa del gobierno a amenazas terroristas locales tras los ataques del 11 de septiembre.

La empresa de Hussain, Prestige Limousine, dijo el lunes que está investigando la causa del accidente en Schoharie, Nueva York, y que ya se reunió con autoridades estatales y federales. Un abogado de la compañía se negó a realizar más comentarios.


Hussain, que llegó a Estados Unidos por Texas acompañado de su esposa y sus dos hijos en la década de 1990, condujo por varios años un automóvil BMW y otros autos de lujo que le proporcionaba el FBI para mantener su fachada de informante, según reporta AP.

También grabó cientos de horas de grabaciones en audio y video a sospechosos cuando hablaban de los posibles objetivos de sus atentados o se expresaban mal de judíos.

En 2009, el gobierno le atribuyó a Hussain el haber desmantelado una red de musulmanes radicales en una complicada operación en una mezquita de Newburgh, una ciudad al norte de Nueva York.

Hussain fue uno de los protagonistas de una operación del FBI contra el dueño de una pizzería de Albany y un imán que fueron condenados por blanqueo de dinero y conspiración para ayudar a un grupo terrorista. Ambos acusados dijeron que fueron engañados por Hussain durante la operación, la cual involucró un préstamo comercial usando dinero de una venta ficticia de misiles.

La cooperación del informante fue clave para las condenas de cuatro hombres en un frustrado plan para atacar sinagogas y derribar aviones militares.

Aún así, el trabajo de Hussain ha sido criticado por los abogados y grupos defensores de las libertades civiles, al describirlo como una trampa puesta por la policía. A Hussain se le señala como un manipulador que atrajo a un grupo de desconocidos sin mayor significancia y que obtuvo 96,000 dólares por su labor.

Incluso la jueza federal de distrito Colleen McMahon dijo durante la sentencia que no estaba orgullosa del papel que desempeñó el gobierno en el caso.

“Sin ninguna duda creo que aquí no hubiera existido delito alguno si el gobierno no lo hubiera instigado, planeado y llevado a cabo”, dijo McMahon. “Eso no significa que no haya delito”.


Después de vivir en Texas con su familia, Hussain se trasladó a Albany, en donde recibió asilo. Trabajaba como traductor para el gobierno en abril de 2003 cuando se declaró culpable de un cargo federal de fraude por ayudar a alguien a obtener ilegalmente su licencia para conducir.

Obtuvo una sentencia que no requería tiempo de prisión adicional si accedía a trabajar como informante de la agencia de inteligencia. En enero de 2008 se reunió con el FBI y obtuvo una extensión de su tarjeta de residencia.

El FBI no ha hecho ningún comentario sobre Hussain.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo este lunes que la limusina en la que murieron las 18 personas este sábado no pasó una inspección realizada por el Departamento de Vehículos hace un mes ni tenía los certificados federales para operar en el estado.

Además aseguró que el conductor, que también falleció, no poseía la licencia adecuada para conducir ese tipo de autos, algo que confirmó la el mayor de la Policía del estado de Nueva York, Robert Parnaude, en una rueda de prensa esta tarde.

Según el diario The New York Times, las preguntas sobre el accidente se centran cada vez más en la compañía Prestige Limousine, que tiene un historial por dar servicio de mala calidad, operaba desde la habitación en un hotel barato y tenía un historial de tratos sospechosos que parecían extenderse a Dubai.

En total, la empresa tiene tres vehículos y todos han fallado sus inspecciones reiteradamente, cuenta el Times.

Fotos: Mueren 20 personas en accidente de tránsito en Nueva York

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AccidentesMuertesFBINueva YorkLocal

Más contenido de tu interés