null: nullpx
PI Reportajes

Mujer denuncia por violación médica a un doctor que la habría inseminado con su propio semen

"Todo esto ha puesto patas arriba mi vida y la de mi familia, y me temo que el daño que está haciendo y las cicatrices emocionales que está creando tendrán un efecto duradero", precisó la presunta víctima.
26 May 2021 – 09:25 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

En 1983, Bianca Voss decidió que quería ser madre justo después de que su pareja de entonces se había realizado una vasectomía, por lo que acudió con un especialista de fertilización que tenía su consultorio en el Upper East Side de Manhattan, en Nueva York.

El especialista, Martin Greenberg, atendió a la mujer y le pidió un pago de 100 dólares para conseguirle una muestra de semen de un donante anónimo. De acuerdo con The Washington Post, el doctor realizó el procedimiento de fertilización en la segunda cita y 9 meses después, Voss dio a luz a su hija, Roberta.

Todo transcurrió de manera normal hasta que Roberta sucumbió ante la curiosidad de su pasado genético y contrató los servicios de “23 and Me”, una empresa que ofrece un análisis de ADN a través del envío por correo de una pequeña muestra de saliva y genera un mapa genealógico sobre los antepasados del interesado.


“Quería saber más de mí misma (…) y se identificó al doctor Greenberg -que había usado también la empresa- como mi padre”, explicó Roberta, quien no pudo ocultar su sorpresa al reconocer el parecido físico que tiene con el médico, tras ver una foto de él en redes sociales.

Tras el hallazgo, Bianca Voss presentó el pasado martes una denuncia en las cortes del Distrito Sur de Nueva York por violación médica contra el doctor, quien presuntamente utilizó su propio semen y no el de un donante anónimo. “Estoy muy enfadada por el hecho de que alguien me haya violado de esa manera. ¿Cómo pude haber escogido a un médico tan criminal y tan inmoral?", se preguntó la mujer, de acuerdo con la agencia EFE.

La noticia ha sacudido a la madre e hija que no pueden creer lo que hizo el médico. "Todo esto ha puesto patas arriba mi vida y la de mi familia, y me temo que el daño que está haciendo y las cicatrices emocionales que está creando tendrán un efecto duradero", precisó Voss, ahora con 75 años de edad.

Por su parte, Roberta siente un poco de repulsión debido al parecido físico que tiene con el ahora jubilado doctor. “Es horrible mirarse al espejo y ver a la persona que violó a mi madre. Veo su cara cada vez que me miro", agregó.


Adam Wolf, abogado de Voss, le dijo al rotativo que lo hecho por Greenberg es una violación y lamentó lo poco ético de su trabajo al pensar “que podía insertar su propio esperma en el cuerpo de su paciente sin su consentimiento”.

Por su parte, el abogado que representa al doctor, Barry Postman dijo que las acusaciones son infundadas. "Mi cliente ha estado jubilado por más de 15 años y no tiene registro médico y no tiene conocimiento de ningún otro documento que sugiera que alguna vez estuvo involucrado en la atención médica de Voss", apuntó.

Voss espera que su demanda pueda hacer que otras mujeres que fueron inseminadas por Greenberg se realicen pruebas ADN y descubrir si hay más víctimas.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés