Comunidad

La Caja China y el puerco asado en las fiestas de Navidad

Para muchos en el sur de la Florida, "Nochebuena" no sería lo mismo sin un lechón asado.
24 Dic 2018 – 12:04 PM EST

Para muchos en el sur de la Florida, especialmente los cubanos, "Nochebuena: no estaría completa sin un lechón asado, y este no sería lo mismo sin una caja china.

Una fábrica en la ciudad de Hialeah se ha propuesto brindar sabor al paladar de miles en estas festividades. Hace 30 años, Roberto Guerra, vendió su primera "caja china" sin imaginarse cuan exitoso sería su negocio.

Roberto cuenta que el 23 de diciembre de 1985 su padre le cuenta que habría visto una caja similar en el Barrio Chino de La Habana en el año 1955. Un año después, nace la empresa La Caja China.

"La Caja China ofrece una experiencia de cocina distintiva para todos. Nuestras cajas están diseñadas para cocinar cualquier tipo de carne, de manera conveniente y deliciosa", afirma su página web.

Al principio se enfocaron en vender el producto a la comunidad cubana en Miami; sin embargo, cuando chefs de la talla de Bobby Flay y Martha Stewart comenzaron a usar públicamente este tipo de hornos, la "caja china" pronto llegó a ser reconocida a nivel mundial, llegando a lugares tan remotos como Alaska.

"Nosotros lo que hemos hecho con el sistema es hacerlo más fácil", dijo Guerra a Univision 23 Miami. El tiempo que tarda fabricar una de estas cajas es 33 minutos, y una vez recibida, solo toma 20 minutos armarla.

¿De dónde viene esta tradición?

El lechón asado es un platillo que hace parte las festividades navideñas en Cuba y varios lugares del caribe, en donde se le conoce a este animal como: cerdo, puerco, marrano, chancho y/o cochino, según la zona o el país.

Es difícil asegurar el momento o el lugar de nacimiento de esta tradición, pero de acuerdo al portal web Online Tours Cuba, las siguientes son algunas hipótesis de su origen:


  • En La Ilíada de Homero, se reseña que en la Grecia antigua, siempre que se ganaba una batalla, celebraban banquetes con carne de cerdo asada al fuego. También era común ofrecer el humilde animal como sacrificio a los dioses griegos.
  • En los reinos ibéricos de Castilla y Aragón se popularizó, con influencia de los antiguos romanos, la costumbre de asar lechones para comer, en ollas de barro colocadas sobre carbones. Cuando España conquistó América, los colonos llevaron ese plato a Cuba, donde encontraron un nuevo método: asado a la barbacoa.
  • Lo aprendieron de los aborígenes taínos, quienes cavaban un hoyo en la tierra para concentrar el calor de la leña hacia el animal, tendido sobre una parrilla o atravesado por una vara que suspendían en el aire mediante dos estacas.

La vida cotidiana en Cuba

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés