null: nullpx
Coronavirus

Alto desempleo en Florida por el coronavirus trae problemas para el Partido Republicano

Miles de desempleados en Florida siguen luchando con el débil sistema estatal para solicitar ayuda pública.
7 Abr 2020 – 03:02 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

La inestabilidad económica y el desempleo que comienza a asomar debido a la crisis coronavirus preocupa al partido republicano debido a errores del pasado.

El panorama de miles de trabajadores desempleados que no pueden navegar por el sistema estatal para solicitar ayudas de desempleo preocupa en Florida, uno de los estados más importantes para la reelección del presidente Trump.

La debilidad e inoperancia del sistema actual es, según los críticos, resposansabilidad directa de los principales aliados de Trump en el estado, el ex gobernador y actual senador Rick Scott, junto a Ron DeSantis, gobernador actual de Florida.

Mala planificación

Miembros del partido admiten que el portal para tramitar la asistencia pública, que le costó a Florida $77.9 millones de dólares durante el gobierno estatal de Rick Scott, le está pasando factura a los trabajadores de Florida.

"Es un sh-- sándwich, y fue diseñado de esa manera por Scott", dijo un asesor de DeSantis, al diario digital Politico. "No se trataba de ahorrar dinero. Se trataba de hacer que a las personas les resultara más difícil obtener beneficios o conservarlos, de modo que las cifras de desempleo fueran bajas para darle al gobernador algo de qué presumir”.

El presidente del Partido Republicano de Florida, Joe Gruters, fue más directo: “¿77 millones de dólares? Alguien debería ir a la cárcel por eso.

Con cientos de miles de floridanos sin trabajo y un sistema sistama que no funciona es casi imposible para muchas personas obtener los beneficios de desempleo en medio de la crisis del coronavirus.

Después de que se reportó un número récord de reclamos el jueves pasado, DeSantis mencionó que el estado recurriría a aplicaciones en papel, más la creación de una aplicación móvil para manejar el gran volumen de solicitudes.

La semana pasada, el Congreso proporcionó ayuda en forma de un paquete de estímulo de $2 billones que dirige efectivo a los desempleados. Pero para poner ese dinero en los bolsillos de los floridanos, el estado tendrá que arreglar un desvencijado sistema de desempleo basado en la web para entregarlo.

Difícil lograrlo

El sistema ha venido enfrentando problemas desde su inicio en 2013, y fue una de las razones por las cuales los senadores estatales se negaron en 2015 a confirmar la elección de Scott para administrar la agencia que administra los beneficios de desempleo.

El nuevo sistema en línea fue parte de una serie de cambios diseñados para limitar los beneficios. El objetivo final, que cumplió, fue reducir los impuestos de desempleo pagados por las empresas de Florida, explica el reporte de Politico.

Ahora, cuando miles de personas intentan obtener ayuda, el sistema se bloquea o les niega el acceso. Casi 400,000 personas han logrado presentar reclamos en las últimas dos semanas.

Sin embargo, la mayoría de los que envían solicitudes no califican para recibir ayuda, y los beneficios que se pagan se encuentran entre los más escasos del país: un máximo de $275 por semana.

“Esto es horrible para la gente. No quiero minimizar eso. si tenemos que mirar más allá de la crisis, es malo para el presidente y para el gobernador", reportó un asesor del gobernador DeSantis al medio.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés